Indicadores económicos
2018-01-18

Dólar (TRM)
$2.851,13
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,40
Euro
$3.479,23
UVR, Ayer
$252,62
UVR, Hoy
$252,68
Petróleo
US$63,97

Estado del tiempo
2018-01-18

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 02:10

Marea max.: 13 cms.

Hora: 11:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2018-01-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

7 - 8
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Volver a la ternura

Parece el título de un viejo bolero de los Panchos, con coro y solo de requinto incluido. A través de los tiempos hemos desdeñado soluciones simples y conductas sensatas por un prurito de rebuscamiento.

Nos hemos encaprichado en un tributo excesivo a lo racional, cuando lo confundimos con la abundancia de argumentos retorcidos y silogismos estrábicos.
Mucho se ha escrito sobre la educación que convierte a los niños en hombres de bien, ciudadanos ejemplares, líderes del futuro para afrontar tiempos hostiles. Es compromiso insoslayable de la humanidad preparar las futuras generaciones que deberán acceder al progreso en las distintas instancias. Este sueño requiere de todos nuestros esfuerzos. La orientación profesional, la capacitación y el desarrollo de facilidades innatas.
Pero cuando vemos la planificación caótica, las locuras del mercado, la publicidad que confunde y estimula el consumo, se impone otro criterio. Preparar y educar no puede confundirse con supuestas estrategias para defenderse de codazos y zancadillas. Surge una pregunta: si no vale la pena pensar en aprender de los niños. Este planteamiento no es nuevo. Desde la madrugada de los tiempos se ha trajinado el tema. Pero se le ha desdeñado. Se desconfía de las soluciones sencillas. Se escogen las que ofrecen mayor dificultad.
Los niños tienen mucho que enseñarnos. Siempre que perseguimos los caminos de la ternura precisamos conocer los senderos de la infancia. Los niños tienen mucha importancia, posiblemente porque no se han dado cuenta de ello o porque valoran muy poco lo que los mayores magnificamos en exceso. El niño experimenta la alegría de una mirada, el encanto de un gesto, la suavidad de una palabra, la ternura de un abrazo. Canta, ríe, grita, derrocha vida, reparte esperanza y alegría.
La confianza sencilla del niño en el mundo de los hombres y en su entorno puede romperse con facilidad. Desequilibrar la seguridad de un pequeño, obstaculizar su desarrollo, cerrar la puerta de su ilusión es una opresión que debería ser borrada de nuestro planeta.
Los niños son seres privilegiados que tienen la misión de la ternura y, aún sin proponérselo, van dejando estelas de bondad en los enclaves de la intransigencia.
Los niños se convierten en consumados maestros que saben dar lecciones de convivencia. Comprenden, bajo su tierna ingenuidad, que el universo ha sido creado para habitarlo con amor, y que los hombres no pueden ser hijos de la violencia y la martingala.
Nada ni nadie es capaz de dar tanta paz, tanta alegría, tanta fuerza espiritual, como la infancia no contaminada por la presión de una sociedad que ha perdido el tren de la ternura.
La mejor manera de hacer a nuestros niños buenos es haciéndolos felices. Y no parece que llevemos buen camino. En el mejor de los casos, los abrumamos de responsabilidades escolares prematuras, o les exigimos por encima de sus fuerzas. Todavía peor si deseamos que estén hechos a nuestra imagen y semejanza, cuando debiera ser a la inversa.
Pensamos que no solo hay que prepararles en disciplinas y conocimientos, sino que convendría aprender de ellos esa ingenuidad, bondad y nobleza que tanta falta hace, así se nos critique por bobalicones y sensibleros. Tal vez lo somos.

augustobeltran@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Volver a la Ternura (IVAN

Volver a la Ternura (IVAN OVALLE)

I

Van mil veces que he venido, a brindarte mi cariño buscando un mundo mejor--
Y tan lleno de verdades, como todo el mundo sabe yo he visto morir mil tardes en espera de tu amor---
Y cuando pasas por mi lado, quedo mudo--
Como el cielo sin las aves veraneras---
De igual forma cuando llega el cruel verano y se calla el río más grande---
Y si brillan más mis ojos me preguntan---
Que si lloro porque cuando cruzo el puente de este hombre ya no sabes---
Y así quíen vuelve a la ternura con sufrimientos---
Y así quíen reparte cariño pregunto al mundo---
Si en mi rostro está marcado un resentimiento---
Porque quieres y no quieres vaya que orgullo---
- Porque quieres y no quieres negra, mi alma se viste de luto--- (bis)

II

Soy tu sombra tu lo has dicho, donde vayas te persigo y haz matado mi intención---
Puedes salir del planeta, que voy a tomar las rienda de mi potro que en tu puerta lo dejé sin condición---
Anda a Marte o Neptuno a donde quieras---
Que al marcharte se olvidarte si tu cambias---
Porque ahora no te importan los detalles aunque lleguen con el alma---
Y yo no entiendo lo que sientes lo que dices---
Que me amas que eres mía y que me sueñas pero al poco tiempo cambias---
Y así quìen no se pone triste mirando lejos---
Y así quìen reparte cariño pregunto al mundo----
Si en mi rostro está marcado un resentimiento---
porque quieres y no quieres vaya que orgullo---
- Porque quieres y no quieres negra, mi alma se viste de luto--- (bis)

L o más bello e importante

L o más bello e importante ,comprenden y practican el perdón .Le pongo un ejemplo . Yeisman y Alexander pelearon por un lápiz ,Yeisman agredió a Alexander y la madre lo sacó del grado donde estaban y lo pasó a otra maestra y a otro salón ,pero en la misma escuela , y en el recreo escolar los dos niños se olvidan del suceso y comienzan a jugar feliz y libremente como si nada hubiera pasado.

L o más bello e importante

L o más bello e importante ,comprenden y practican el perdón .Le pongo un ejemplo . Yeisman y Alexander pelearon por un lápiz ,Yeisman agredió a Alexander y la madre lo sacó del grado donde estaban y lo pasó a otra maestra y a otro salón ,pero en la misma escuela , y en el recreo escolar los dos niños se olvidan del suceso y comienzan a jugar feliz y libremente como si nada hubiera pasado.