Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-02

Dólar (TRM)
$3.068,34
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.281,53
UVR, Ayer
$242,38
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,06

Estado del tiempo
2016-12-02

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 22:51

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:55

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-02

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Windows 7 (27)

En materia de seguridad, Windows 7 es la tapa de la caja –superior a Windows XP y Vista-, con su escudo defensivo básico de Control de Cuentas de Usuarios, Firewall y Windows Defender, y el opcional de Microsoft Security Essentials. Y todo mucho mejor si utilizamos el antivirus “SCav”.

Para la mayoría de los usuarios el nombre de “SCav” no les dice nada, ya que estamos acostumbrados a marcas comerciales cono McAfee, Norton, Kaspersky, Avira, Avg, Panda, entre otros. Pero este ilustre desconocido no necesita ser comprado, ni bajado de Internet, y ni siquiera ser instalado. Además, no tiene ventanas, ni ocupa memoria del sistema. Lo único que requiere “SCav” es la voluntad de ser utilizado.
Veamos unos ejemplos para conocerlo más a fondo. Cuando llega un correo que anuncia un archivo con una famosa diva en traje de Eva, “SCav” nos retira inmediatamente el puntero del ratón del vínculo para evitar que lo bajemos al disco duro, ya que heurísticamente ha detectado que es un disfraz perfecto para que un virus, spywre, gusano, o cualquier otro bicho peligroso, infecte nuestro equipo.
Si nos regalan un archivo con el nombre “video_striptease.mpg.exe”, “SCav” detecta al rompe que la verdadera extensión es “exe” –es decir un ejecutable que puede expandir un virus por todo el disco duro-, y que las letras “mpg” –la extensión de los archivos de video- están puestas allí para despistarnos.
Igualmente, cuando un entusiasmado amigo llega cargado de DVDs y de su inseparable memoria USB, lo primero que hace “SCav” es ponerlos en aduana mientras verificamos que Microsoft Security Essentials tiene las últimas actualizaciones. Entre otras cosas nos hace recordar que estos medios son los mayores difusores de virus, y sin embargo todos aceptan que cualquier llavero USB se conecte a su computador sin ninguna precaución.
Pero algo mejor, es que “SCav” nos hace suprimir de inmediato ese correo que llegó del banco anunciando que por una falla del sistema nuestra cuenta fue cerrada temporalmente, mientras reenviamos los datos. Y “SCav” nos muestra enseguida una información sobre el “phishing”, la técnica de los ciberdelincuentes para sacarnos a las buenas las claves de las tarjetas de ahorros y de crédito, o el username y password de la cuenta de correo. Es una de las mejores estratagemas de la “ingeniería social” que aplican los timadores de la Red.
Un plus de “SCav” es que nos impide reenviar ese mensaje de correo que nos anuncia desgracias si no lo hacemos llegar a otras 20 personas. Aunque parezca mentira, aquí “SCav” hace una carambola de dos bandas, ya que desestimula a quienes nos mandan ese tipo de mensajes, y a la vez evita que las direcciones de correo de nuestros amigos viajen sin ningún control por Internet, esperando que algún “spammer” las reciba.
Bueno, pero a estas alturas alguien se preguntará ¿qué significa “SCav”? Es -ni más ni menos-, la sigla de “Sentido Común Anti Virus”. Y recordemos que el sentido común es el menos común de los sentidos.
Ahora, si no tenemos la voluntad para aplicar “SCav” en forma sostenida, tendremos que lidiar con Control de Cuentas de Usuarios, Firewall, Windows Defender y Microsoft Security Essentials, los que veremos en las próximas columnas.

*Ex gerente Caja Agraria, catedrático, especialista en audiovisuales.

crismatt@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese