206 años independientes

11 de noviembre de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hoy cumple Cartagena 206 años de haber declarado su independencia de la Corona española y 484 años de haber sido fundada. Son cantidades de años importantes en el nuevo mundo, aunque en Europa seríamos unos recién nacidos.

En aquel 11 de noviembre de 1811 la alianza entre los hermanos Gutiérrez de Piñeres y Pedro Romero y sus Lanceros de Getsemaní, los mismos que son conmemorados aún hoy por los habitantes de ese barrio lleno de tradición libertaria, impusieron la declaratoria de independencia absoluta de España a los miembros más timoratos de la Junta de Gobierno.

Así comenzó nuestra historia de gente independiente, aunque el sacrifico sería enorme durante la reconquista española liderada por Pablo Morillo, quien le impuso un sitio terrible a Cartagena en agosto de 1815 que duró 105 días y diezmó a su población, la mayoría de hambre. En febrero del 16 comenzaron los fusilamientos y la “época de terror” que le impuso a lo que hoy es Colombia. En  1819 Morillo sale de este territorio derrotado por Bolívar.

Hoy Cartagena sigue celebrando su independencia de España, pero aún le falta liberarse de la mala forma de hacer política que le ha causado a la ciudad una crisis profunda que se manifiesta de varias formas: la corrupción, una plaga local y nacional; una inseguridad galopante; una gran masa de habitantes que viven en la miseria, problema afortunadamente diagnosticado y con soluciones propuestas por los investigadores del Banco de la República, Jhorland Ayala y Adolfo Meisel; una gran inestabilidad política que hizo que hayamos tenido 9 alcaldes en apenas 4 periodos, y con posibilidades de que volvamos a elegir candidatos impreparados con pocas probabilidades de terminar sus periodos o de terminarlos sin provecho para Cartagena; un Concejo en crisis cuyos problemas legales no se sabe dónde irán a parar, incrementando la ingobernabilidad; una cantidad de construcciones irregulares que cada día crecen en cantidad y levantan la sospecha de que lleguen a ser más la norma que la excepción; problemas de movilidad que empeoran a pesar de las esperanzas levantadas por Transcaribe, que aún no están truncadas pero sí demasiado demoradas; una falta de civismo que preocupa en toda la ciudad; y un avance de los problemas del cambio climático sin que se materialicen las soluciones identificadas en el Plan 4G, entre otras cosas.

Ojalá que el electorado de Cartagena tenga mucho más criterio para votar en las elecciones que se avecinan, incluyendo las atípicas para la Alcaldía, para poder consolidar la independencia iniciada hace 206 años.



 

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS