Indicadores económicos
2017-12-10

Dólar (TRM)
$3.016,18
Dólar, Venta
$2.810,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,43
Euro
$3.554,86
UVR, Ayer
$252,12
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$56,69

Estado del tiempo
2017-12-10

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:00

Marea max.: 10 cms.

Hora: 17:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

-
Taxis
- -
Motos
- - - -

Barú y Playa Blanca, ¿pelea perdida?

La naturaleza es una sola unidad cuyas partes dependen la una de la otra; si se deja extinguir una especie de árbol donde anidan ciertas aves, por ejemplo, esas aves también se extinguirán, porque no usarán ningún otro árbol para construir sus nidos y sacar sus polluelos, y muy probablemente, haya luego una sobrepoblación del alimento que comían dichas aves, sea vegetal o sean insectos, y esta sobrepoblación alterará a su vez el equilibrio del ecosistema, y así hasta el infinito.

Desconcierta por eso ver que un grupo respetable y nutrido de ambientalistas montó una campaña admirable para salvar un arrecife que podría ser dragado para hacer un segundo acceso a la bahía de Cartagena, pero no ha dicho ni mu de la degradación de la isla de Barú, especialmente de Playa Blanca, atiborrada de casas, saturada y abusada con una carga enorme de turistas y de basuras. Playa Blanca y Barú también son parte del ecosistema del arrecife que quiere salvar este grupo, pero aún no mira hacia allá, ni tampoco hacia Playetas, que ya entró en la onda de la deforestación, invasión y comercialización, y podría ser el sitio por donde se divida la isla de Barú, con consecuencias nefastas y aún no estudiadas, pero que sin duda afectarían todo el ecosistema insular y submarino aledaño.

Playa Blanca necesita volver a sus condiciones naturales originales, o al menos, quitarle la sobrecarga de construcciones y de visitantes que tiene a todo lo largo de su litoral para que pueda sobrevivir. Su sostenibilidad es la obligación de las autoridades, de los moradores de Barú y de todos los cartageneros, para garantizar que las futuras generaciones las conozcan en buen estado y a su vez, las preserven siempre con celo.

Es normal el cortoplacismo de quienes explotan las playas, la mayoría muy necesitados y sin un buen entendimiento de lo que se juegan allí, y también hay avivatos que solo les interesa sacarles todo el provecho posible sin importarles qué pase después; algunos ni siquiera tienen arraigo local. La supervivencia de Playa Blanca y sus ecosistemas asociados está entonces en peligro.

La ciudad tiene que encontrar cómo le pone fin de inmediato al mal uso de Playa Blanca, mediante la mezcla necesaria de educación, divulgación y autoridad, o pronto el daño será irreparable. 

Las tortugas tienen que volver a desovar allí, no para encontrar basuras plásticas y ranchos ‘turísticos’ obstruyendo el camino, sino un área despejada como lo era antes. Devolverle a Playa Blanca su salud no es un concepto idealista y bobalicón, sino el mejor negocio posible, ya que solo así tendrá interés para los visitantes que tengan el privilegio de verlas y disfrutarlas en buen estado, y de pagar por hacerlo.

Si Playa Blanca sigue por el camino que lleva pronto será un muladar y un moridero y ahí sí se habrá perdido todo.

 

 

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Les gusta matar a la gallina q disfrutar de los huevos

No pasara, hay muchos intereses y mientras prime el particular que el general nada sucedera, no se dan cuenta que se puede sacar + dinero si se tiene un paraiso natural.

Cuestión de enfoque.

Cuestión de enfoque, las piezas de museo todos las admiramos y no las dañamos, así debe ser ofrecida la visita a playa blanca, no como el paseo de olla al que todos quieren ir.