Bibliotecas públicas, nuevos desafíos

09 de octubre de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hace poco se reunieron los bibliotecarios de todo el departamento de Bolívar en Cartagena, y su clamor casi unánime era el futuro y sostenibilidad de esos escenarios de encuentro comunitario y las estrategias para generar hábitos de lectura entre niños y jóvenes. En regiones del sur de Bolívar, como Achí, Pinillos, cuyas bibliotecas se erigieron en terrenos del distrito pero con apoyo de la Embajada del Japón, la biblioteca es quizá el lugar más visitado por niños, niñas y jóvenes de esos municipios.

La conectividad a internet en el sur del departamento, es precaria, agravada con el deficiente servicio eléctrico. Otras regiones como San Jacinto del Cauca, aún no cuenta con una sede para su propia biblioteca. Está en ese proceso. En el departamento, el Instituto de Turismo y Cultura (Icultur), ha encontrado un promotor excepcional y un líder como Martín Murillo, el artífice de la Carreta Literaria, quien recorre los horizontes recónditos del departamento con el imán de los libros y la pasión irresistible de leer. Pero la realidad del resto de municipios del departamento es desigual para no decir abismal con Cartagena, y en particular con lo pertinente a las bibliotecas públicas.

Hace menos de una semana, el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC), anunció la consolidación de su red de bibliotecas públicas, integrada por 17 bibliotecas. La biblioteca Pública de la Urbanización Ciudad  Bicentenario, recibe  semanalmente  cerca de novecientos lectores, atraídos por el Taller de grandes preguntas, las lecturas en voz alta, la hora del cuento, talleres de lectura, entre otros. Este programa está dirigido a niños, jóvenes, madres gestantes, adultos mayores, adolescentes, primera infancia. Esta labor en el barrio se integra a otras bibliotecas como la Megabiblioteca Juan José Nieto, Centro Cultural Las Palmeras, entre otras. El bibliotecario es un animador y dinamizador de los sueños colectivos. No solo es un guía de buenas lecturas y grandes autores, sino un ser capaz de convocar audiencias y formar públicos sensibilizando a través de la lectura. Los aliados de las bibliotecas son los educadores, los escritores y las mentes abiertas y solidarias en la creación de públicos. Las bibliotecas requieren inversión, dotación, mantenimiento y fomento de buenas prácticas culturales en la comunidad. El ejemplo de la Biblioteca Pública del Bicentenario señala un camino exitoso. En cualquier rincón de Cartagena y Bolívar, el libro se abre a nuevos gozos y pasiones.

La biblioteca de la Urbanización Ciudad Bicentenario recibe semanalmente cerca de novecientas personas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS