Indicadores económicos
2018-07-16

Dólar (TRM)
$2.861,70
Dólar, Venta
$2.820,00
Dólar, Compra
$2.710,00
Café (Libra)
US$1,33
Euro
$3.331,87
UVR, Ayer
$259,37
UVR, Hoy
$259,39
Petróleo
US$75,33

Estado del tiempo
2018-07-16

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 09:08

Marea max.: 20 cms.

Hora: 01:35

Dirección viento: Este

Intensidad viento: 10 a 24 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.8 a 2.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2018-07-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

5 - 6
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Buena actitud contra la pólvora

En Cartagena la tradición de la pólvora novembrina sigue teniendo algún arraigo, pero cada vez es menos justificable.

 

Hay pocos cartageneros sesentones de todos los estratos socioeconómicos que no recuerden las “guerras” de buscapiés entre amigos y vecinos, y a veces entre barrios, que no causaron mayores tragedias porque la ciudad era mucho más pequeña y porque la pólvora era usada con un espíritu de camaradería y con límites, pero ahora reina la agresividad en la mayoría de los eventos públicos y la tradición de los buscapiés, tiritos y triquitraquis, para nombrarlos de mayor a menor, es insostenible. Si a alguien se le ocurriera “sopletear” a una persona con un buscapiés en esta época podría haber muertos, aparte del peligro de la pólvora en sí.

A pesar de que la pólvora usada ya no es masiva, siempre hay algunos quemados en una ciudad en que el paseo de la muerte sigue siendo una realidad de los servicios de salud deficientes e insuficientes. Dicho paseo no se lo dan solo a los pobres, sino a toda la ciudadanía y en todos los barrios. Morirse entre hospitales o en salas de espera sin ser atendido sino cuando es demasiado tarde, es una de las pocas prácticas democratizadas en la ciudad.

Todos los años se prohibe la pólvora novembrina pero todos los años la fabrican y la venden sin excepción. Es imposible creer que después de tanto tiempo las autoridades aún no sepan quiénes son los fabricantes y los expendedores de estos artefactos ensordecedores e invasivos del derecho al descanso y a la tranquilidad de la ciudadanía, además de peligrosos.

Ahora que sabemos que el Cuerpo de Bomberos de Cartagena, aunque tiene un personal con reputación de eficiencia y dedicación, además de coraje, le faltan equipos elementales, es más obvio que no se debería correr el riesgo de incendios solo por darle gusto a quienes insisten en perpetuar una tradición que no cabe ya en una ciudad de este tamaño y con sus complejidades.

Una investigación seria revelaría quiénes y dónde fabrican los buscapiés y demás y probablemente se sabría quiénes los apoyan desde los círculos de poder, o bien porque podría ser un negocio en compañía, o lo que es más probable, porque satisface las añoranzas de los viejos tiradores de buscapiés que hoy tienen influencia y les parecen exagerados los controles a la pólvora y les parece bien que sus hijos la usen. Pero en ningún caso parecen calcular que no vale la pena el riesgo de que alguien o algo se queme solo por satisfacer esta tradición obsoleta.

La investigación no debería ser por unos días ni debería cesar al pasar las fiestas, sino al capturar a los responsables porque se repite la misma insensatez todos los años.

Aplaudimos la actitud de la Secretaría del Interior y de las autoridades al anunciar que serán implacables contra la pólvora y al ofrecer recompensas a quienes delaten a los fabricantes y vendedores, y confiamos también en que tengan la voluntad y la capacidad para cumplir con lo dicho para evitar accidentes y heridos.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

..3, 2, 1, 0, EL TUNEL DE CRESPO OTRA VEZ

Sigue corriendo la película del mal llamado 'túnel de Crespo' y su siamesa 'Loma de Marbella'.

Los malos siguen dilatando el partido, poniendo a la primípara ministra barranquillera a decir que eso era apenas una lomita y que el cascarón del hueco con techo será reforzado -como dijo El Universal, con un 'túnel dentro del túnel'-.

Mientras tanto, el alcalde distrital que tuvo pantalones para mandar a quitar la placa en honor a Vernon -porque ahí no había plata en juego- sigue azogado con ordenar parar las obras del 'túnel de Crespo' y la 'Loma de Marbella'.

Y es que en este caso el problema no es 'destruir lo construido' -como pregonan algunos alcahuetas-, sino tener la valentía de decirle que no a sus socios barranquilleros y que deben asumir las pérdidas por tan chambona obra, que Cartagena no se merece.

Mientras tanto, corre el reloj y pasan las hojas del calendario sin que el 'comité para estudiar las afectaciones que causa el puente del Túnel de Crespo y acordar un diseño más transparente' diga esta boca es mía. Quizás pueda especularse que les aplicaron la omertá -la ley del silencio del código de honor siciliano-, pero de pronto es hilar muy delgado.

Lo único cierto es que allí siguen el hueco con techo de Crespo y la amorfa 'Loma de Marbella', generando madrazos y afectando de taquicardia a los cartageneros de bien que quieren a su ciudad y que no se venden por un plato de sopa de guandú.

¡Oh Cartagena de Indias, ayer Reina de la Mar, quién dijera que ahora si le ganó Vernon a la ciudad!

¡Se fue primero su placa que los adefesios de Crespo y Marbella!