Indicadores económicos
2018-10-16

Dólar (TRM)
$3.088,78
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.720,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.574,95
UVR, Ayer
$259,75
UVR, Hoy
$259,75
Petróleo
US$80,82

Estado del tiempo
2018-10-16

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 01:02

Marea max.: 21 cms.

Hora: 17:42

Dirección viento: Sur

Intensidad viento: 14 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 0.9 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2018-10-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Cartagena y los huracanes

La racha de huracanes que arrasa con distintos lugares por estos días es preocupante: Harvey, que ya pasó por Texas y partes de Louisiana dejando daños enormes; Irma, que arrasó a Barbuda y avanza hacia Puerto Rico y la Florida con una fuerza pavorosa; José, que va hacia el Caribe; y Katia, en el Golfo de México, que aún no ha tocado tierra pero amenaza primero a Veracruz al escribir esto.

Si a alguien aún le quedan dudas acerca del cambio climático y de que es causado por el hombre, que lo piense otra vez. Estas fuerzas destructoras se forman por el calentamiento global, que le sube la temperatura al mar y este a su vez calienta el aire inmediatamente encima suyo, que al encontrarse con el aire frío a mayor altura, causa el movimiento circular que se convierte primero en tormenta tropical y luego puede hacerlo en huracán, como en los casos antes mencionados.

Los huracanes normalmente se forman sobre el Atlántico y van de este a oeste y usualmente terminan yendo al norte, pero no estamos exentos de un huracán que se forme en el Caribe al oeste de Colombia, que podría hacerle mucho daño a las costas del norte colombiano.

Como están las cosas, la ciudad entra en crisis con los aguaceros normales de la segunda época de lluvias, de agosto a finales de noviembre, cuando no solo se inundan muchos barrios, sino que los vientos arrancan techos y tumban árboles en los barrios construidos en las cotas más bajas y con los materiales más deleznables. Los daños suelen ser considerables, además de incrementar siempre la posibilidad de un alud en cualquiera de los distintos taludes que forman el cerro de la Popa. Si llegara un huracán de verdad a nuestras costas, los daños serían inconmensurables.

A pesar de esta realidad más que conocida por las distintas autoridades, hemos relegado a un lugar sin importancia al Plan 4-C, que además de ser un análisis de las vulnerabilidades y fortalezas ambientales de la ciudad, es una especie de procedimiento para que Cartagena enfrente el cambio climático que se acelera a nuestro alrededor. Si ahora hay miseria económica en la ciudad, no queremos ni imaginarnos cómo se incrementaría si nos azotara un huracán como cualquiera de los que hoy viajan por el Caribe.

Hacer el Plan Maestro de Desagües Pluviales es una necesidad, pero es apenas un primer paso de muchos que necesitamos dar para asegurar la supervivencia de Cartagena y de sus habitantes ante un fenómeno climático fuerte e inesperado. 

TEMAS



Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese