Indicadores económicos
2017-02-23

Dólar (TRM)
$2.871,67
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.036,21
UVR, Ayer
$244,30
UVR, Hoy
$244,39
Petróleo
US$54,45

Estado del tiempo
2017-02-24

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 02:13

Marea max.: 15 cms.

Hora: 09:41

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 5 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-02-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Casi medio siglo de leyenda

No deja de ser importante el que la Unesco se preocupara por lanzar una alerta respecto a conservar el estilo vallenato (...)

Con casi medio siglo de existencia, el Festival de la Leyenda Vallenata, de Valledupar, mantiene imperturbable el prestigio de ser uno de los mejores eventos folclóricos de América Latina en todos los tiempos.

Este año, la versión 49 será dedicada, muy acertadamente, a los hermanos Poncho y Emilianito Zuleta, quienes, según el parecer de expertos y sencillos amantes del estilo vallenato, se lo merecían desde hacía muchos años, dado que es indiscutible su magnífico aporte a la música popular colombiana.

Pero, independientemente de los años que cumpla o del homenajeado de turno, el Festival sigue conservando la fortaleza que hace sentir al visitante que está asistiendo a un gran evento, a una justa hecha con altura y con toda la calidad que se requiere para tener poco que envidiarle a los mejores certámenes culturales del planeta.

Precisamente, hablando de industrias culturales y de Economía Naranja, desde hace muchos años el Festival Vallenato se transformó en una de las mejores vitrinas formativas de Colombia no solo porque a ella asisten representantes de todos los sectores del país --empezando por el presidente de la República--, sino también porque quienes logren coronarse reyes, en cualesquiera de sus concursos, adquieren el renombre invaluable que difícilmente podrían reportarles otras exposiciones de la misma condición.

De otra parte, a pesar de las evoluciones, transformaciones, fusiones y hasta adulteraciones que con los años ha tenido la música del acordeón del norte de Colombia, el Festival Vallenato se ha sostenido en la filosofía de salvaguardar el estilo vallenato, sin que eso le impida invitar, para sus veladas nocturnas en el Parque de la Leyenda, a artistas de todos los géneros y de diferentes nacionalidades.

No deja de ser importante el que la Unesco se preocupara por lanzar una alerta respecto a conservar el estilo vallenato, pero también debe reconocerse que el Festival nunca se apartó de esa tarea, ni siquiera en sus más agobiantes dificultades económicas.

Gracias a su ejemplo, son muchos los festivales de música de acordeón que se han replicado en el país, como, además, la mayoría de jóvenes interesados en seguir cultivando la sonoridad que los viejos juglares confeccionaron en sus parrandas itinerantes como la que sería la personalidad de una música que, de marginal, pasó a representar al país ante el mundo.
Son destacables las reformas aplicadas al concurso de la canción inédita, como la buena premiación a los mejores sones, puyas y merengues, aires que venían siendo ignorados por compositores y jurados, quienes parecían embrujados por el reinado del paseo romántico (o lírico) en los grandes medios radiales del país. 

La prolífica participación de la mujer en las diferentes modalidades el evento, sería una espléndida excusa para brindar por estos 49 años en defensa de una música que, por muchas razones, constituye un buen fragmento de la historia del país. 

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese