Control permanente

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El espacio público es para disfrutarlo todos, y debemos hacerlo respetar.

A diario los cartageneros somos testigos de la invasión de andenes, calles y algunas zonas públicas en distintos sectores.

Desde el sur de la ciudad, hasta la zona central y la norte, la problemática no distingue sectores ni estratos.

Hace pocos días, por ejemplo, este medio denuncio a través de una fotonoticia en la portada, la proliferación de ventas ambulantes en los andenes que están junto a la avenida Pedro de Heredia, en el sector de Bazurto.

Tras la publicación, funcionarios de Espacio Público llegaron y despejaron la acera derecha, en sentido Bazurto-Centro, que era la más ocupada, sobre todo por personas que vendían alimentos y otros elementos que tenían en el piso.

Sin embargo, solo unas horas después, la zona pública despejada volvió a estar ocupada por los vendedores ambulantes y estacionarios. Pero no solo impiden el libre tránsito de los caminantes, sino el de los autos.

El problema con los colchoneros que exponen sus productos en las aceras y las ocupan, parece de nunca acabar. Son múltiples las notas que El Universal ha publicado sobre esa situación.

Hay que reconocer que son varios los operativos que realizan las autoridades locales para tal fin, como los del Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte en los barrios para despejar las vías que han sido tomadas como parqueaderos.

Pero se debe ser más constante y ejercer controles diarios para que los espacios invadidos y recuperados permanezcan despejados.

El problema de la invasión también lo sufren en el barrio La Castellana. El miércoles pasado, en nuestra sección Miércoles de barrios, los habitantes de esta zona se quejaron, indicando que la invasión de zonas públicas es su principal problemática, pues la inseguridad y los atracos que ocurrían en esa zona han mermado.

Denuncian la invasión de andenes y calles en las aceras que están del lado de la avenida Pedro de Heredia y en la frontera de este barrio con Las Gaviotas. Es decir, están invadidos de punta a punta y mientras tanto, el problema sigue creciendo.

Y con la llegada de la temporada turística, hemos sido repetitivos con lo que pasa en el Centro Histórico. Vendedores con todo tipo de elementos y alimentos han llegado a esta zona, aunque hay que decir que distintas instituciones, como la Policía, han hecho un importante trabajo para mantener despejada la zona para que la disfruten tanto turistas como locales, que hoy admiran a la par el alumbrado navideño.

Sí se hacen operativos para despejar las zonas más traumáticas en la ciudad, pero si no son constantes y no se toman medidas contundentes, como en el caso de Bazurto, difícilmente las personas podrán gozar a plenitud de estos espacios.

Hay que buscar medidas eficaces y sobre todo que perduren y que no dependan de las administraciones de turno.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS