Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Espacio público en crisis

El abuso del espacio público en Cartagena pocas veces se había percibido tan grave como ahora, con una intensificación de vendedores ambulantes y estacionarios que funcionan a sus anchas en toda la ciudad.

Es más grave este flagelo en el Centro Histórico por ser la caja registradora del turismo cartagenero, y por lo mismo fuente principal directa e indirecta del empleo formal.

Sin este enclave colonial Cartagena no sería nada en turismo, ya que sus playas son mediocres por el color gris de su arena debido al aporte de sedimentos del río Magdalena, como es bien sabido. La riqueza monumental es entonces el imán que atrae a nuestros visitantes y que por lo mismo debemos mantener impecable si queremos que siga siendo la gallina de los huevos de oro.

Lamentablemente, ocurre todo lo contrario porque hay una explosión de informalidad consentida por la falta de persistencia de la autoridad para mantener las áreas despejadas.

Es común ver ventas de comida manejadas desde carritos que al mismo tiempo llevan bancos y sillas que son desplegados en cualquier calzada para la clientela de estos negocios que afean la ciudad y que si no se recogen, espantarán al turismo que más le conviene a la ciudad, que es el que más gasta y menos la desgasta. Es decir, un turismo pudiente que hace que la actividad y la ciudad misma sea más sustentable. También hay sesiones de peluquería en sillas puestas en la calle, algo nunca visto en estos lugares.

Las motocicletas, que no deberían entrar al Centro, paradójicamente también se están tomando áreas del lugar para parqueo, ya no solo frente al Parque de la Marina, sino dentro del recinto amurallado, frente al claustro de San Pedro Claver entre el Museo de Arte Moderno y a la ferretería Menazas.

La calle de la Ronda es ya una verdadera cloaca en la que no disimulan la toma descarada del espacio público con toda clase de carpas y carritos para vender distintos objetos, además de ser un orinal público.

Una gran compañía de gaseosas parece patrocinar a muchos de estos carritos, ya que están pintados con su logo y llevan sillas plásticas, también rojas, para complementar su mobiliario invasor de calles y aceras. Además de vender la mencionada gaseosa, venden cerveza en lata y se arman corrillos de tomadores en cualquier lugar con sillas sobre la calle. Todo lo anterior se le suma a las aceras invadidas con toda clase de artículos de distinta naturaleza para la venta, especialmente artesanías.

¿En el Distrito hay alguien interesado en hacer cumplir las normas de espacio público? En vista de la degradación acelerada del Centro, no parece que la respuesta fuera afirmativa. Mientras tanto el sector amurallado es una incubadora de “confianzas legítimas” consentidas y multitudinarias, las que deberían asimilarse a un delito contra el erario. 

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

esperanzas cero...

comparto al 100% el editorial del diario, pero desgraciadamente no tenemos gobierno: allá los "populacheros" que eligieron al sr Duque creyendo que lo que hacía en la emisora lo iba a replicar en el gobierno distrital: si no ha podido con una discoteca... creen que podra con esta "horda" de vendedores ambulantes disfrazados de "pobrecitos" e "hippis"?

Bocagrande

En Bocagrande , en algunos restaurantes nuevos creados, al area delimitada entre el limite de construccion y el limite de propiedad , que normalmente es un antejardin o zona de parqueo de visitantes , la cierran y la integran como area de restaurante con sillas y mesas. En otras palabras , los clientes de estos H. p u t. a . s. no les queda opción diferente a parquear o en el anden o en cualquier otra parte ; dicho en otras palabras, le crean un problema inmanejable al DATT . Si todos hicieren lo mismo , todos los vehiculos quedarián ocupando zona peatonal o en plena calle . Ejemplo : SUSHI Diagonal a la Olimpica 24 Horas - BOKA en la Cra 3 Diagonal a BVA. CARBON Y PALO , en la Cl 6 entre Carreras 3 y 4 . La DULCERIA en la Avda San Martin y muchisimos otros.

Cartagena a la deriva.

Alguien le puede decir a Manolo Duque que el ya se posesiono hace 6 meses como alcalde de Cartagena. Que despelote de Ciudad, por Dios!!!

Entre basuras y olvido

Es extraño que el editorial diga que “Es más grave este flagelo en el Centro Histórico por ser la caja registradora del turismo”. Se olvida quien lo escribió que hace apenas 5 días El Universal informó que a Cartagena le dieron el “Premio Oscar del Turismo” gracias a la votación de más de 250 mil personas entre viajeros y empresarios de turismo del mundo. Claramente los turistas prefieren Cartagena a Villa de Leyva, una ciudad muy parecida a la Cartagena histórica y donde casi no se ven vendedores ambulantes. Lo que quiere decir que al turista y al viajero poco o nada le importa ver a los vendedores ambulantes.

Vamos muchachos, seamos sinceros: son los cartageneros cultos y/o acomodados quienes sienten esta situación como un “flagelo”...Pobrecitos, tan sufridos.

Es que proponer soluciones para el problema del uso del espacio público por parte de los vendedores ambulantes es facilísimo: ¡qué les manden la policía y los saquen!

Pero el problema duro y que requiere mucho estudio, dedicación y tolerancia al fracaso, es el de proponer cómo crear empleo para las personas que, una vez hayan sido desalojadas del espacio público, tengan que llevar a la casa para comer. ¿Alguien ha pensado que esas personas, sobre todo las que están en la pura calle, podrían ser reubicadas, capacitadas y ayudadas para salir adelante en sus negocios? Y por supuesto, ¿alguien ha pensado en que una solución de fondo como esa cuesta dinero, y que además ese dinero tendría que salir en parte del bolsillo de quienes hoy se indignan?

Quiero creer que todo cartagenero culto, sobre todo quienes están tan indignados con quienes usan el espacio público para sobrevivir, ha visto al menos una vez en su vida el documental “La tierra sin ellos. Cartagena entre basuras y olvido” de Alfredo Molano. Ese es el destino que a muchos les esperaría.

El documental está en youtube.

No hay punto de comparacion.

Como se te ocurre comparar a Cartagena con Villa de Leyva? Despues de un dia en Villa de Leyva ya no tienes nada mas que ver ni hacer. Eso si, es un pueblo hermosisimo, sus calles empedradas, los termales, el herbario museo Humboldt, su clima (sobre todo en verano), la amabilidad de la gente, pero igual no deja de ser un pueblo peque~no en el que luego de 2 dias facilmente te aburres.

¿De veras no hay punto?

Gracias por la corrección Piter. En realidad si, tienes razón, entre Cartagena y Villa de Leyva hay muchísimas diferencias y el tamaño es una de ellas. Además, como me dijo una vez un paisa, Cartagena bien podría haber sido la capital del país, lo que, claro está, no se puede decir de Villa de Leyva.

No obstante, fíjate: si miras los planes turísticos que le ofrecen a los europeos verás que por regla general les ofrecen esta ruta: Cartagena Histórica---Santa Marta (Parque Tayrona y Centro histórico)--- Villa de Leyva---Bogotá (Barrio La Candelaria) y vuelta a Cartagena para regresar a Europa. ¿Ves algo en común Piter?: yo veo la arquitectura hispánica. Gústenos o no creo que eso es lo que más les atrae. Aquí en Bogotá, mi ciudad, los turistas no salen de La Candelaria. Por supuesto, en Cartagena pesan mucho el mar, el clima y cierto encanto indescriptible que tiene esa ciudad; encanto que no tienen otras ciudades.

Pero vuelvo al punto central de mi comentario anterior: si a los turistas y viajeros les fastidiara tanto los vendedores ambulantes como da entender el editorial ¿No habrían votado para el Oscar por otra ciudad donde no se ve tanto eso?

Es más ¿Puede alguien creer que a los turistas les molestan las palenqueras vendiendo frutas o los ancianos jugando una partida de damas en una tabla improvisada y con tapas de gaseosa, o que les molesta que les ofrezcan una escultura de Botero o un morral Wayuu en la calle?

Más debería temerse a que el arribismo cartagenero (y en general el arribismo colombiano) espante los turistas. A muchos no les gusta eso.

Problema de fondo.

Siguen abordando el problema de forma y no de fondo. El problema no es "la falta de persistencia de la autoridad para mantener las áreas despejadas" como menciona el editorialista. El problema de fondo es la falta de cultura ciudadana y la predominante y generalizada mentalidad pueblerina de la chabacanería. ¿De qué sirve que la "autoridad" persista en intentar mantener las áreas despejadas si las personas no tienen la suficiente cultura ciudadana como para percatarse que el espacio público es sagrado y siempre debe estar despejado?
Caso real y concreto: Un allegado de mi familia política tiene estudios de postgrado e inclusive son en una de las más reputadas y mejor remuneradas carreras profesionales existentes en este país. Estudió su pregrado y sus postgrados en algunas de las mejores universidades privadas, vive en uno de los "mejores" barrios de la ciudad y pertenece a una "buena" familia pero desde que lo conozco siempre ha estacionado longitudinalmente su automóvil particular mitad sobre el andén y mitad sobre la calle frente a su residencia y lo más paradójico es que tiene garaje cubierto interno en su casa el cual nunca usa. Si esta persona con toda esta "educación" tiene cero consciencia social y cero cultura ciudadana, ¿qué se puede esperar de quien no tiene ese tipo de "educación"? Por mucho que intente la "autoridad" es un ejercicio sin sentido que nunca funcionará.

Círculo vicioso

Es un círculo vicioso: la falta de autoridad genera incultura ciudadana y como la incultura crece la autoridad cada vez puede controlar menos. Es el llamado efecto bola de nieve. Si hacen censo de los mototaxistas, vendedores ambulantes y demás informales que llegan a la ciudad verás la gran cantidad que se han venido de poblaciones cercanas sabiendo que aquí en la ciudad la "autoridad" es nula y pueden hacer lo que les venga en gana. Gente, como ese familiar político corrupto que mencionas, que hablan de derechos pero nunca de deberes. Se escudan en el derecho al trabajo para atentar contra el derecho de los demás, explotan a la ciudad y no le aportan nada, ni siquiera limpian lo que ensucian.

Es que Cartagena es un pueblo

Es que Cartagena es un pueblo al garete, a lo que de el tejo, a obra y gracia de lo que salga, de nalgas pa el barranco. No mas, ahí en la barbas de El Universal, parque Lorduy, calle 30 a la salida del Centro Comercial Portal de San Felipe. Hay un "restaurante" campestre, qué porquería y un atentado contra la salud. Sería un acto de civismo y un gesto de amor por la ciudad, que El Universal nos brindara una fotografía de esta aberración.