La abandonada Vía Perimetral

26 de septiembre de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La Vía Perimetral es un ejemplo de improvisación, de la pésima planeación de las obras, algunas inconclusas y abandonadas, en Cartagena. Esta se construyó con ocasión de los XX Juegos Centroamericanos y del Caribe.

De esta vía solo alcanzaron a ejecutarse unos 3,5 kilómetros de los 14,17 kilómetros que contempló el proyecto inicial, con una inversión de más de 45.000 millones de pesos entre el 2005 y 2006, recursos aportados por Coldeportes y el Distrito de Cartagena y que hoy están perdidos en gran parte.

El proyecto de la Vía Perimetral, de un gran impacto social y ambiental, en su momento fue un reto para la ingeniería, especialmente para los geotecnistas, teniendo en cuenta que se tomó la pésima decisión por parte del Gobierno nacional, de rodar el eje de la vía hacia la Ciénaga ante la incompetencia de obligar a todos los propietarios invasores de los predios que estaban en el área de influencia, a que aceptaran reasentarse en proyectos de vivienda de interés social.

Esto se debió también a la premura de sacar adelante el proyecto de la ‘Primera Etapa de la Vía Perimetral’, para resolver parcialmente la movilidad vehicular.

Es decir, se pasó de un terreno inestable (consolidaciones de fango y basuras) a otro con peores características que obligaron a realizar rellenos hidráulicos más complejos y confinados en piscinas artificiales, costosos, de difícil consolidación, no solo en el mediano, sino también en el largo plazo.

Otro error en los diseños fue el de los senderos peatonales, que se contemplaron y construyeron con elementos articulados móviles, como adoquines y losetas o baldosas de cemento, sin pensar en su vulnerabilidad ante los vándalos, elementos que en su mayor parte desaparecieron.

Todo lo anterior, como era fácil suponer, obligaba a que los estudios previos y de conveniencia para esa vía, establecieran hacia un futuro inmediato un presupuesto del costo de mantenerla, repararla y sobre quién recaía esta responsabilidad, pues preocupa que el Gobierno nacional construya y entregue obras mal diseñadas, con deficiente calidad, para que luego a quien las recibe le toque, de sus precarias arcas, asumir semejante responsabilidad.

En la Vía Perimetral es lamentable ver hasta a los policías subiendo sus vehículos al andén siempre que llueve. Otros conductores han sido atracados al bajar la velocidad para esquivar los huecos.

Es hora de ponerle la mano a esta importante vía, al menos para que tenga una estabilidad a corto plazo.

 


 

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS