Indicadores económicos
2017-10-18

Dólar (TRM)
$2.935,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.449,10
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$52,04

Estado del tiempo
2017-10-19

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 03:59

Marea max.: 21 cms.

Hora: 1:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La Vía del Mar y sus límites

La Vía del Mar no tiene curvas demasiado pronunciadas, no es demasiado angosta ni tiene demasiado tráfico y siempre está bien mantenida, sin embargo, en ella ocurren demasiados accidentes.

El más reciente sucedió antenoche en los puentes después de La Boquilla, yendo hacia el norte, involucrando a dos automóviles y una motocicleta.

Este sector de la Vía del Mar, que no construyó el consorcio que la opera hoy, merece un capítulo aparte, ya que es una de las vergüenzas de la ingeniería colombiana, siendo los puentes más antitécnicos y antiestéticos en Cartagena y quizá del país. Fueron construidos bajo responsabilidad del entonces Ministerio de Obras Públicas, hoy de Transporte, y desde nuevos se asentaron sus aproximaciones de manera que los autos saltan y golpean al entrar y salir de cada puente.

A través de los años se les han hecho arreglos insignificantes, pequeños paliativos, cuando necesitan obras de fondo. Es un insulto a la ciudad que una de sus dos vías principales de entrada tenga esta pista de obstáculos, que de milagro no causa más accidentes.

El sábado en la noche hubo uno en el kilómetro 37, en plena Vía del Mar y lejos de los puentes antes mencionados, donde murieron dos chilenos, un barranquillero y otras doce personas salieron heridas. Las estadísticas de accidentes, muertos y heridos es extensa desde que se inauguró esta vía, mal llamada “al Mar”, cuando solo lo es entre Barranquilla y Puerto Colombia.

La vía tiene buenas especificaciones y permite andar con seguridad a más  de los 90 kilómetros por hora determinados como límite, pero la mayoría de los accidentes son atribuidos por las autoridades a exceso de velocidad.
Es curioso que las autoridades no examinen con más profundidad el concepto del límite de velocidad, porque una de las causas grandes para los accidentes comienzan no por ir demasiado rápido, sino porque hay vehículos que van demasiado despacio donde deberían ir al límite máximo permitido o cerca de este.

Cuando el tráfico se ve detenido por una de estas tortugas, los demás conductores se desesperan por sobrepasarlos para reasumir una velocidad adecuada para llegar a su destino, usualmente Barranquilla, y es ahí cuando hay mucho peligro al intentar el sobrepaso con gran aceleración en lugares no aptos para hacerlo.

Las vías en Colombia deberían tener también unas velocidades mínimas obligatorias por debajo de las cuales no se pueda andar, y no solo las máximas. Así ocurre en las autopistas del “primer” mundo porque una vía es eficiente no cuando se “vuela” en ella, sino cuando se puede mantener una velocidad constante, cosa imposible con el desorden de velocidades en la Vía del Mar por cuenta de autos viejos y demasiado lentos, buses y busetas recogiendo pasajeros y camiones destartalados andando a muy poca velocidad.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Señores El Universal, hagan

Señores El Universal, hagan una encuesta sobre ciertas normas y se darán cuenta que mas del 50% de los conductores no saben para que es la linea continua ni como se usan las luces en carretera. La velocidad máxima la indica una señal circular (80) y la que tiene forma de un escudo heráldico identifica el número de la carretera. O sea que la vía entre Cartagena y Barranquilla ( vía al mar ) es la número 90A y no se puede transitar a mas de 80 k/h. El desconocimiento de éstas normas causan los accidentes.

Como dice el dicho la

Como dice el dicho la velocidad mata,lo mejor es no correr un carro a mucha velocidad es mas dificil de controlar.

TENEMOS ESPÍRITU DE BOMBEROS

Es típico de nuestras autoridades que sólo después de que sucede una tragedia, salgan a anunciar medidas drásticas para que no ocurra. Y es que es proverbial nuestro espíritu de bomberos, el de llegar a apagar el incendio, que nos impide actuar preventivamente. Ya han pasado muchos accidentes fatales en tantos años -¿recuerdan el de Patricia Teherán, la Diosa del Vallenato?-, que nada valida el que ahora, ante la muerte de los chilenos, salgan otra vez con el mismo disco rayado.

VELOCIDAD ADECUADA ?

La velocidad adecuada para la vía en cuestión no es una sola, pues hay sitios donde puedes conducir bien, a 120 klmt/hora y los hay donde 40 klmt/hora es la adecuada. Cuando se viaja es normal ver gente muy despistada en el manejo en carretera, que requiere mas cuidados que la conducción citadina, pues todos sabemos aparte de pocos accidentes graves, comúnmente los accidentes en la ciudad no pasan de unas latas torcidas y uno que otro contuso, pero en carretera, los accidentes son comúnmente mortales, pues se va a otras velocidades y generalmente el golpe es contra algo estático o contra otro vehículo que viene en vía contraria, por eso da tristeza ver tanto conductor citadino viajando por carretera como si estuviera manejando en el patio de su casa, te sobrepasan en curva, en doble linea amarilla, viajan de noche con una sola luz y las autoridades en los peajes no los ven o se hacen los desentendidos, siempre tienen las plenas y no saben bajarlas cuando se ve venir a otro automóvil, los sobrepasas y no bajan las luces, se varan y dejan el auto en la calzada y no ponen señal alguna, se paran sobre la calzada, pues no parecen saber para que es la berma, van como tortugas y cuando los alcanzas, se acuerdan que tienen acelerador y les da por competir. Tal parece que la buseta de Marsol se metió detrás de una volqueta varada y parada en la calzada, sin poner las señales de rigor, esa es una situación común, entre los salvajes que no respetan y acatan las normas de circulación y transito, esa manía de echarle la culpa a la velocidad es una manía de pende jos facilistas, la accidentalidad en un país donde las licencias de manejo se compran, pues tiene que ser alta, pues los conductores son muy mediocres en su mayoría, ademas de irresponsables hacia el prójimo