Indicadores económicos
2017-08-18

Dólar (TRM)
$2.980,03
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.485,74
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$47,09

Estado del tiempo
2017-08-18

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 03:35

Marea max.: 31 cms.

Hora: 20:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 14 a 28 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-08-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La prevención de desastres

Recientemente, Cartagena fue víctima de los efectos del huracán “Matthew”, con lo cual dos cosas quedaron en evidencia: que no estamos preparados para enfrentar un desastre natural de grandes proporciones y que gran parte de los habitantes de la ciudad vive de manera que es más vulnerable a catástrofes de este tipo.

La labor de los organismos creados para enfrentar las emergencias se limita siempre a convocar la solidaridad de la demás gente y a repartir colchones, cobijas y alimentos no perecederos cuando esta solidaridad se despliega.

Poco o nada hay del trabajo de prevenir o preparar a los moradores de la ciudad, especialmente los pobres e indefensos. Y en el caso de las inundaciones, es asunto de todos los años, unos peores que otros, de manera que funcionarios y organismos ya deberían ser expertos.

Las instituciones deberían tener una estrategia que no se limite a entregar ayudas sino que reduzca la vulnerabilidad de los habitantes en zonas de riesgo, quienes deberían ser trasladados permanentemente a otros lugares si hubiera un plan consistente y continuo que debe estar en manos del Gobierno distrital.

Todas las entidades, además, deberían tener un protocolo de atención para desplegar cuando ocurran desastres como estos.

El éxito o fracaso de las actividades de atención depende mucho de la preparación antes de ocurrir el percance y del sistema de alertas tempranas en la zona. Son importantes las respuestas que se den al principio de la emergencia, pues de ellas depende que la situación no se agrave.

Cartagena no tiene un sistema de drenaje pluvial que evite las inundaciones en muchos barrios, y por eso cada vez que llueve con cierta intensidad, la corriente de agua hace estragos.

Casi todos los municipios de nuestro país han adoptado un protocolo que documenta y formaliza la coordinación y el apoyo que presta cada uno cada vez que hay desastres en su perímetro, a través de la utilización de equipos y personal especializado de varias dependencias.

Adoptar estos protocolos permite apoyar, por ejemplo en suspensión y/o rehabilitación de servicios públicos, instalación de iluminación para trabajo nocturno de rescate de víctimas y remoción de escombros, volquetas, camiones, agua para hidratación, etc.

Los gobiernos de esta ciudad han sido descuidados al proteger a sus habitantes de las crecientes y el desbordamiento de los canales, porque son un fenómeno recurrente que debería motivar a soluciones más profundas y definitivas.

Es imprescindible adoptar los planes de rigor, si no se quiere que todos los años se repita la misma situación, cada vez dejando más damnificados.

Y para que cuando ocurran desastres de magnitud, como el del huracán “Matthew”, no tomen a la ciudad desprevenida.

 

 

 

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese