Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

La señalización turística y otras

Las señales que le indican al ciudadano los nombres de las calles, avenidas, plazas, pueblos, islas y demás lugares son una necesidad de la vida moderna. En el mundo apacible de antaño se le preguntaban las direcciones a cualquier caminante en un recodo del camino, pero hoy nadie concibe el mundo sin estas ayudas visuales prácticas para navegar por la vida, usualmente a gran velocidad.

Las señales tomadas una a una pueden no significar mucho, pero en conjunto permiten intuiciones acerca de los lugares y a veces informan de su historia y de las distintas influencias a las que fueron expuestos. Que una calle se llame Tumbamuertos, de Quero, de los Estribos, de la Factoría, o Stuart, en una ciudad antigua como Cartagena de inmediato crea curiosidad. Indagar los motivos de los nombres es desenvolver su historia.

Es importante que los nombres de los lugares respeten la historia para no tergiversarla, y las tradiciones para no eliminar la heredad de las comunidades.

Vemos en las carreteras y en los medios, a veces en este mismo cuando se le escapa al ojo de un editor, que escriban Tierra Bomba, en vez de Tierrabomba; Boca Grande, en vez de Bocagrande; Tierra Baja, en vez de Tierrabaja; María la Baja, en vez de Marialabaja; por solo citar algunos ejemplos.

Los nombres de los lugares no deberían escribirse como a uno le parezca, sino como se han escrito siempre para no tergiversar su origen, identidad ni tradición, los que le trasmiten a la gente de hoy lo que pasó ayer. Pero cada vez con más frecuencia se ven atentados contra la historia en enormes avisos de carretera, fruto agrio de contratistas casi siempre foráneos, más preocupados por el material de los avisos y que se vean bien desde lejos, que por su contenido. Los montan con buena voluntad pero con poco rigor histórico.

También hay veces en que la voluntad y el uso de la gente cambia las formas de nombrar las cosas, o las “deforma”. En la Costa Caribe siempre se ha dicho Cispata y no Cispatá, por ejemplo, pero de Montería hacia “arriba”, donde hay muchos sitios tildados en la sílaba final, como Mutatá, Bajirá, Bacatá, Facatativá, etc., y de donde vienen muchos de los avisos con todo y paradigmas idiomáticos centralizados, deciden cómo escribir los nombres, o se los consultan al “Dr. Google”, cuyos algoritmos parecen expertos en repetir los errores de los demás y se impone el más frecuente.

Con motivo de las señales que el Mincomercio y Fontur, por solicitud de la Corporación Turismo Cartagena, le pondrán a la ciudad, sugerimos que a partir de este trabajo en adelante no se permita ningún aviso aquí ni en el resto de Bolívar que no haya pasado por el escrutinio de la Academia de la Historia de Cartagena, que entre otras cosas, existe para ser consultada acerca del pasado, en el que es experta.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese