La voz de las autoridades

31 de octubre de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hay sucesos, actos reprochables que afectan a la ciudad y sus habitantes y situaciones poco comunes que deberían ser foco de atención de las autoridades.

Los organismos estatales o instituciones no son entes sin representación humana, tangible. Son dirigidos por personas que direccionan las estrategias y señalan el norte.

Y como líderes deben estar presentes y tener en cuenta el derecho de la comunidad de estar informada frente a esos actos que suceden y generan gran impacto en la ciudad.

Hay un hecho que requiere atención especial y en el que la reacción de las autoridades, de sus representantes, debería ser más inmediata y voluntaria, como muestra de su compromiso con la misma institución a la que representan y con la ciudadanía, que es al fin a la que se deben.

Veíamos, por ejemplo, el caso de una mujer que sufrió una agresión con un pico de botella, a la que le desfiguraron el rostro. El hecho ocurrió en una urbanización al sur de la ciudad y la mujer denunció que habría sido un uniformado de la Policía quien le causó la herida en una requisa.

La afectada hizo la denuncia formal ante la Fiscalía y será este ente el encargado de abordar la investigación para esclarecer lo ocurrido. Sin embargo, más allá de lo que se determine en el proceso, en el que la justicia deberá dar razón a alguna de las dos partes implicadas, la gravedad del caso ameritaba un comunicado tanto de la autoridad posiblemente implicada en el hecho, como el de los organismos de control relacionados de una u otra manera con la agresión contra la mujer.

¿Cuáles son las versiones? ¿Cómo se está atendiendo el caso y quién llevará la batuta de la investigación? Esas son algunas de las preguntas que se hicieron algunos de nuestros lectores respecto al caso, cuando se publicó en este medio de comunicación.

Y por ello deben hablar las autoridades implicadas. Así como el caso de la mujer, hay muchos otros en el que quedamos esperando información oportuna y necesaria, en los que prima el silencio, pese a las denuncias. Entendemos que el debido proceso exige cautela, pero la ciudadanía merece un mínimo de información.

Instituciones y ramas del poder público, órganos de control, organismos y entidades estatales independientes, como lo establece la ley, están obligados a rendir cuentas de sus labores y a entregar información de carácter público, sobre todo de casos que afecten y generen impacto en la sociedad, salvo algunas excepciones.

Ojalá este reciente caso no quede archivado como muchos otros, y se esclarezcan las causas por las que la mujer quedó con una gran herida en su rostro.

 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS