Indicadores económicos
2017-12-16

Dólar (TRM)
$2.996,61
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.537,79
UVR, Ayer
$252,14
UVR, Hoy
$252,15
Petróleo
US$57,30

Estado del tiempo
2017-12-16

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 19:27

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:21

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.7 a 2.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-12-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

No aplica

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0 - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Los jóvenes en riesgo

La mayor parte de las lesiones personales en Cartagena son consecuencia de las riñas entre pandillas de barrios, o en bailes que terminan en una disputa de territorios en que unos atacan a los otros por los motivos más baladíes y terminan matándose porque no hay quien controle ni ponga el orden. En algunos sectores se trenzan en verdaderas batallas campales cuando llueve, dejando muchos heridos y hasta muertos solo por gusto, y la situación empeora con la acción de las bandas criminales, que se aprovechan de las pandillas para extender sus redes de microtráfico.

La solución a este grave problema empieza por la familia, que debe proporcionar a los jóvenes una educación adecuada, alejándolos del peligro de las malas compañías y los grupos de muerte. Por supuesto, esto es un asunto de larga plazo, pero mientras tanto, la violencia debe enfrentarse con autoridad. De nada sirve hacer pactos de no agresión si al cabo de poco tiempo van a volver a las andadas. Es preciso involucrar a los jóvenes en las actividades del barrio y hacerlos sentir importantes dándoles responsabilidades en la medida de sus capacidades. Pero la comunidad involucrada debe entender que no puede seguir a espaldas del asunto, como si no fuera con ella. Los padres son sumamente importantes, empezando por no acolitar las malas acciones de sus hijos y colaborar decididamente con las autoridades para impedir que este comportamiento se repita. Se ha comprobado con estudios serios que el pandillismo se origina  en el ocio y la falta de oportunidades para los jóvenes, cuando estos son dejados por su cuenta y riesgo.

Los pactos de paz funcionan, siempre y cuando se les haga seguimiento permanente y se vincule a los pandilleros en metas intermedias, mientras se les reintegra a la sociedad. Cartagena es la quinta ciudad del país donde este flagelo más se ha detectado, después de Barranquilla, Bogotá, Cali, y Medellín y tenemos que quitarnos ese triste récord. Son 53 grupos de “jóvenes en riesgo”, como se llama a las pandillas, que se han identificado en la ciudad, y el futuro de esos jóvenes es un asunto de todos. En 2014 había detectados 87 grupos de estos jóvenes, y gracias a los programas de intervención, hoy en día ya han sido desactivadas 31 pandillas. Estos datos requieren una permanente corroboración para que no se pierda el trabajo que se ha hecho y que redunda en beneficio de la ciudad y sus habitantes.

Según la caracterización hecha por el Gobierno distrital, las 56 pandillas que hay en Cartagena están integradas por 620 personas, entre los 14 y 28 años. El 10 por ciento corresponde a mujeres. Se están interviniendo 30, con un presupuesto de 800 millones de pesos.

En la medida en que se intervengan más pandillas y se desmonten, disminuirá la inseguridad en Cartagena y la ciudad se consolidará como un buen sitio para sus ciudadanos y un emporio turístico. Para que ello sea posible, es necesario que todos los sectores de la sociedad aporten su grano de arena.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese