Indicadores económicos
2017-08-16

Dólar (TRM)
$2.974,70
Dólar, Venta
$2.810,00
Dólar, Compra
$2.650,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.493,48
UVR, Ayer
$251,76
UVR, Hoy
$251,76
Petróleo
US$47,55

Estado del tiempo
2017-08-16

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 11:33

Marea max.: 29 cms.

Hora: 19:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-08-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Parque Apolo, desgreño vergonzoso

El Parque Apolo es especialmente emblemático porque tiene la casa de Rafael Núñez enfrente, además de albergar los restos del propio expresidente en su ermita.

Los habitantes de El Cabrero se vienen quejando de varias anomalías que le quitan calidad de vida al sector, como es el ruido desmedido que con frecuencia viene de picós del otro lado del caño Juan Angola, y también del causado por eventos en el propio barrio.

Luego está la inseguridad de la que cada vez más se quejan los vecinos, cuyo foco es el Parque Apolo, que debería ser exactamente lo contrario: un centro de reunión de la comunidad, un oasis de tranquilidad y seguridad a toda prueba, donde los niños puedan jugar libremente y los vecinos ir a disfrutar del entorno sin tener que estar mirando por encima del hombro con el pánico de ser atracados.

Pero en ese parque ocurre lo opuesto: hay atracos a plena luz del día a estudiantes y trabajadores que lo frecuentan, y hasta hubo una joven universitaria robada y herida con arma blanca hace un tiempo. Según algunos vecinos estos no son sucesos aislados, sino frecuentes.

El Parque Apolo tuvo mejores momentos, como cuando lo adoptó por varios años la Universidad Rafael Núñez, entidad que lo mantuvo impecable mientras duró su intervención. El parque es un área que pertenece al Distrito, el que al menos debería mantenerle vigilancia permanente para evitar la inseguridad mientras busca entre la ciudadanía en general, y entre los vecinos en particular, a alguna entidad o entidades con la capacidad para adoptar el inmueble, como se ha hecho con tantos otros en la ciudad.

El Parque Apolo es especialmente emblemático porque tiene la casa de Rafael Núñez enfrente, además de albergar los restos del propio expresidente en su ermita. En vez de ser un antro de ladrones debería ser una tacita de plata para beneficio de su vecindario y también un engranaje importante en la maquinaria del turismo local. Y da más grima aún saber que Núñez fue un presidente de Colombia muy importante, nacido en Cartagena, lo que debería garantizarle un gran cuidado al entorno donde vivió y murió y donde reposan sus restos, pero a pesar de eso sus conciudadanos le pagan mal a su memoria.

Su descuido y decadencia es tal que muchas de sus obras ornamentales, incluyendo algunos bustos de personajes históricos, han sido semidestruidos por malandrines, y hace pocos días el propio parque fue desmantelado de elementos básicos de infraestructura por los ladrones, incluyendo su alumbrado público, tal como lo publicamos ayer en este periódico. Los registros eléctricos fueron rotos y el cableado de sus luminarias fue sustraído. Dio dolor y vergüenza ver semejante espectáculo de dejadez en pleno sector histórico frente a la Tenaza y su respectivo cordón de murallas.

Es hora de que la seguridad se tome al Parque Apolo y su entorno, y de que se convierta en el sitio de orgullo que debería ser para sus vecinos, para todos los cartageneros y colombianos.
 

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Ojo,algo hay en el canto de la cabuya

Parece que hay una segunda intención en eso de presentar una película de terror primero y seguidamente brindar la solución de dar el parque a un Padrasto o padrino;ejemplo de lo malo que es dejar en manos privadas el espacio público es lo que viene pasando con los parques siguientes:Parque de San Diego,invadido de restaurantes,Parque Madrid,también invadido de mesas para restaurantes de Zaguán,la plaza del Convento Hotel Santa Teresa ,totalmente privatizada por el Hotel,la plaza de los Coches,invadida a nivel y por azoteas de este uso "Turístico",la plaza de Santo Domingo a la que solo le falta la pila bautimal al pegue de la "gorda de Botero"brillante en sus partes púdicas de tanto manoseo,plaza invadida por mesas para restaurantes de zaguán,y hace poco hubo la manifestación,por parte de una funcionaria de la Alcaldía Mayor,de que se iba a arrendar los parques y Paseo Peatonal de Manga a interesados en este tipo de servicios "turísticos",como muestra tenemos la demolición de una cortina de muralla del Fuerte de San Sebastián del Pastelillo (un BICN),para adaptarlo a las actividades festivas del Club de Pesca;por eso hay que pensar que "algo hay en el canto de la cabuya".

el parque flanagan

el parque de flanagan ya lo privatizaron ademas que se encuentra encerrado,cartagena es una ciudad de pocos parques,hay mucho que aprender de medellin ,monteria y bucaramanga,que desgracia e infamia ver el parque otrora flanagan convertido en una ciudad de hierro so pretexto de mantenimiento,es una verguenza que eso este sucediendo en uno de los mas emblematicos y pocos parques con que cuenta la ciudad y el barrio de bocagrande, no demora mucho y veremos a los dos paseos peatonales de la bahia y castillo encerrados y cobrando la entrada para poder usarlo,lastima que nuestro alcalde "eso va" no tenga una politica clara para los parques de la ciudad,pero que podemos pedirle a este pobre locutor que no sabe ni hablar.

Otro Parque invadido

Tiene razón la nota llamando a reflexión,ese parque Flánagan tiene importancia histórica,es el referente histórico de la urbanización de Bocagrande,ya existía como espacio verde y público cuando solo se veía al final de Bocagrande el Hotel Caribe.

La verdad ni vale la pena

La verdad ni vale la pena opinar..... es que todo en esta ciudad radica en los mismos problemas.... falta de pertenencia y la inseguridad galopante que existe..... definitivamente cartagena es un fiasco desde todo punto de vista nada sirve , na da funciona y siempre es lo mismo no pasa nada.... como esta la cosa en esta ciudad yo no entiendo como se valoriza todo,