Indicadores económicos
2018-05-26

Dólar (TRM)
$2.887,16
Dólar, Venta
$2.772,00
Dólar, Compra
$2.580,00
Café (Libra)
US$1,40
Euro
$3.370,75
UVR, Ayer
$257,96
UVR, Hoy
$258,00
Petróleo
US$76,44

Estado del tiempo
2018-05-26

marea

Marea min.: -03 cms.

Hora: 14:30

Marea max.: 28 cms.

Hora: 21:31

Dirección viento: Sur

Intensidad viento: 07 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.3 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2018-05-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

No aplica

N/A - N/A
Taxis
N/A - -
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Telenovelas y regionalismos

En los últimos años los canales nacionales han reforzado sus contenidos con telenovelas de ídolos populares.

No hay que negar que ellas actúan como fuerza social, porque están diseñadas para atrapar una gran audiencia, gracias al encanto de su narrativa, la fortaleza de sus argumentos, la imposición de un estilo de vida, la influencia sobre las emociones y la creación de una forma de héroe.

En el caso de esos canales son estereotipos establecidos de lo nacional (el costeño, el cachaco, el paisa, etc.).

Quienes creyeron que dichos canales habían dejado de machacar con este recurso creativo desde los tiempos de “Escalona”, del “Gallito Ramírez” y “La costeña y el cachaco”, estaban equivocados, pues, a pesar de las nuevas formas de hacer televisión en el mundo, vuelven a ese rudimento, esta vez de manera menos responsable y deliberada.

Lo triste es que están tratando con gente real y no con personajes de ficción. Todos esos héroes que hemos visto en la pantalla en los últimos años han sido gente viva convertida en iconos por el arte de la narración televisiva, pero de manera muy superficial.

En algunos casos los canales buscan, de manera diligente, en las vidas de nuestros héroes, ese lado oscuro y escabroso, allí donde está el error y el tropiezo, el descalabro y la derrota.  Pero no para mostrarnos el interés humano que convertiría al  héroe en un ejemplo a seguir, sino para exhibirlo como una postal del morbo, de la porno miseria, del pobretón que se supera.

Se equivocan. La vida en nuestras urbes del Caribe no es esa cosa lacia y variopinta que nos muestran en esta nueva generación de telenovelas.

Lo peor es que hasta las voces de nuestros héroes son falseadas, como ocurre con ciertos usos de la vulgaridad en la telenovela  “Pambelé”. En ella hay una exageración del lenguaje de lo popular en la Cartagena de los 70. Ahora cualquier tipo de expresión escatológica o vulgar hace parte de las contingencias de las ciudades, pero no en aquel entonces.

Si lo hubieran hecho para mostrar la riqueza de nuestras expresiones vulgares, hubieran tenido éxito. Pero pareciera que lo hicieron para mostrarnos a los costeños como seres extravagantes, cuya única riqueza es el desparpajo.

Sería lamentable que en un futuro se tenga como medio para indagar nuestro imaginario colectivo, estas telenovelas superficiales, que tienen alguna fuerza narrativa, pero que construyen una imagen falseada de las regiones.

 

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Tendrán algún día Caracol y

Tendrán algún día Caracol y RCN que aprender de Telecaribe y su producción "La Niña Emilia" a ver si se concentran en hacer buenas novelas basadas en la realidad: el rating llega solito de esta forma.