Indicadores económicos
2017-06-25

Dólar (TRM)
$3.010,68
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.363,83
UVR, Ayer
$251,06
UVR, Hoy
$251,08
Petróleo
US$43,01

Estado del tiempo
2017-06-26

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 08:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 00:53

Dirección viento: Sur

Intensidad viento: 11 a 26 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-06-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Tramitomanía absurda, pero obligatoria

La ironía es que la obra física se termina muchísimo antes que la tramitomanía, pero esta última es indispensable concluirla para poder entregar en diciembre unas viviendas que ya están listas.

En Colombia se viene hablando de eliminar la tramitomanía hace años, y con seguridad hay algunos avances en ciertos sectores. En muchas partes existe la ventanilla única para hacer todos los trámites en un solo sitio, en vez de ir de entidad en entidad sacando permisos para, por ejemplo, montar una empresa.
Son conocidas las exigencias de algunos trámites que ni siquiera están previstos en la ley, y aún se siguen pidiendo firmas autenticadas por entidades oficiales donde no hay lugar a ellas. La tramitomanía es uno de los grandes frenos para la competitividad del país y por supuesto, de la ciudad.

Un constructor local grande y experimentado  mandó una misiva a algunos altos funcionarios del Gobierno acerca del proceso de escrituración de viviendas. Enumeró los diversos trámites que involucran a la oficina de Registros, las notarías, los bancos, a Fidubogotá y a Findeter cuando las viviendas son “Vipa”, o Vivienda de Interés Prioritario para Ahorradores, como en este caso. Así que entregar una vivienda de esta categoría es un proceso tortuoso, y seguramente se parece a la tramitomanía de otros segmentos del mercado. La ironía es que la obra física se termina muchísimo antes que la tramitomanía, pero esta última es indispensable concluirla para poder entregar en diciembre unas viviendas que ya están listas hoy.

Y todo eso ocurre a pesar de que el vicepresidente Vargas Lleras va de un lado a otro del país como un ciclón tratando de hacer que las cosas del Estado, especialmente las viviendas y las obras públicas, se muevan a una velocidad mayor. Es decir, que sean eficientes los procesos.

El constructor antes mencionado hace una analogía que es simpática, pero también aterradora: se usan 380 ladrillos en cada apartamento Vipa de este proyecto cartagenero, y para todo el proyecto se emplean 671.840 ladrillos. Paralelamente, dice el constructor, hay 65 páginas en cada escritura y hay que darle copias a la notaría, al registro, al comprador, al vendedor, al banco y al Agustín Codazzi. Cada apartamento requiere 6 copias, que suman 390 páginas, y para el proyecto total se necesitan 689.520 copias, lo que equivale a 17.200 copias más que los ladrillos utilizados en la obra.

Aunque esta analogía equivale un poco a comparar peras y olmos, de todas maneras impresiona el esfuerzo y costo que debe ser botado en trámites y papelería, justo cuando el Mintic trata de modernizar al país a través de la digitalización.

¿Cuál es el costo financiero de no entregar aún unos apartamentos que están listos físicamente porque su tramitomanía no lo permite? ¿Cuál es el costo para sus dueños tener que mudarse varios meses después por la misma razón?

Mientras este sistema y otros sigan así, hablar de competitividad en Colombia seguirá siendo un saludo a la bandera.
 

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese