Indicadores económicos
2017-07-26

Dólar (TRM)
$3.016,55
Dólar, Venta
$2.850,00
Dólar, Compra
$2.645,00
Café (Libra)
US$1,55
Euro
$3.539,24
UVR, Ayer
$251,57
UVR, Hoy
$251,58
Petróleo
US$47,89

Estado del tiempo
2017-07-26

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 08:48

Marea max.: 17 cms.

Hora: 01:12

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-07-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2 -
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Un museo para recordar a Joe Arroyo

Se organiza en Barranquilla, el proyecto Casa Museo Joe Arroyo en la residencia donde viviera el artista cartagenero nacido en 1955 y fallecido en 2011. Este proyecto ha contado con el aval de la ciudadanía barranquillera y las autoridades del Atlántico, universidades e instituciones culturales. Es liderado por las hijas del músico: Nayalibe y Eykol Arroyo Alonso y Mary Luz Alonso, segunda esposa de Joe Arroyo, con quien viviera veinte años, los más intensos y productivos de su carrera musical.

La Casa  Museo Joe Arroyo espera abrir pronto sus puertas al público, en la carrera 38 con calle 80, nomenclatura 80B-66 en Barranquilla, no solo para recordar al gran músico de La rebelión, Confundido, Musa Original, Yamulemao, Centurión de la noche, A mi Dios todo le debo, entre más de trescientas canciones que aún permanecen guardadas en los cuadernos del artista, sino para ser una plataforma de descubrimiento, impulso y proyección de nuevos talentos musicales en todo el Caribe colombiano.

Ese museo  irradiará una actividad dentro y fuera de Barranquilla, y aspira a integrar a Cartagena, la ciudad natal de Joe Arroyo. El museo es solo uno de los proyectos de la Fundación Joe Arroyo que perpetuará la obra musical del artista y generará iniciativas de formación, capacitación e intercambio para los nuevos músicos. Si Joe Arroyo surgió en medio de la orfandad de un medio hostil y creó una obra perdurable a pesar de la pobreza y los riesgos de un niño y joven sin oportunidades en la Cartagena de los años sesenta, la propuesta de las hijas de Joe Arroyo busca propiciar alternativas de profesionalización de la vocación musical temprana.

Suele juzgarse a los artistas por los riesgos y peligros que asumen con su propia vida, incluso experiencias autodestructivas, sin reflexionar en qué contextos sociales se gesta un genio musical como Joe Arroyo, que jamás estudió música en forma académica, pero investigó desde su pasión y tradición, las herencias musicales afroamericanas. Su empirismo y su visión de autodidacta fueron ejemplarizantes, porque Joe estableció nexos con los músicos del Caribe continental y los sonidos del mundo, para enriquecer su obra musical. Lo que perdura cinco años después de su muerte, es precisamente su arte musical, enraizado en su vivencia en el Caribe. El museo inventarió cinco mil fotos del artista, sus discos de oro, sus condecoraciones, las vestimentas de sus conciertos, las claves,  los 18 Congos de Oro y dos Súper Congos de Oro.

“Cartagena tiene que integrarse al legado musical de mi padre”, le dijo a Gustavo Tatis, Eykol, quien dirige la Fundación Joe Arroyo, junto a su hermana Nayalibe. Estamos de acuerdo con las hermanas Arroyo Alonso: el museo debe ser un esfuerzo colectivo, con visión integral e incluyente entre todo ese Caribe, al que Joe cantó y llevó siempre en su corazón y convirtió en canciones.

 

 

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese