Centro Democrático logró expresar sus objeciones al proceso de paz en EE.UU.

16 de febrero de 2015 11:16 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La visita que emprendió el Centro Democrático en Estados Unidos para expresar sus objeciones al proceso de paz, entre otros asuntos, culminó el sábado con un positivo balance sobre los resultado, tal como lo dijo el representante Federico Hoyos.

Aunque los integrantes del CD, “por respeto”, no revelaron los nombres de los congresistas con los que se entrevistaron, en redes se supo que estuvieron con el senador republicano Marco Rubio, los representantes republicanos, Ileana Ros-Lehtinen, Mario Diaz-Balart, y el demócrata Henry Cuéllar.

“La gira tenía tres propósitos: una visita protocolaria al Congreso que se acaba de posesionar; fortalecer las relaciones con sectores académicos; y exponer nuestro punto de vista sobre el proceso de paz”, indicó Hoyos.

Precisamente, ese último punto causó polémica pues algunos sectores de la opinión pública y políticos cercanos al Gobierno aseguraron que Uribe iba a E.U. a “decir mentiras sobre el proceso de paz”, tal como lo afirmó el senador Armando Benedetti.

El ministro del Interior Juan Fernando Cristo había manifestado que “los colombianos saben el esfuerzo que ha hecho el Gobierno en el combate al narcotráficol. Hay que pedir sensatez y prudencia en las declaraciones del expresidente Uribe”.

Pero Hoyos reafirmó que “la comunidad internacional no sabe qué pasa en Colombia con certeza. Queríamos exponer nuestros reparos al proceso y dar a conocer que se está convirtiendo el narcotráfico, la extorsión y el secuestro en delito político”.


¿DIPLOMACIA PARALELA?

Más allá de entrar en el debate de si son válidos o no los reparos del CD al proceso de paz, EL COLOMBIANO consultó al profesor de Geopolítica y Relaciones Internacionales de la UPB, Olmer Muñoz, para saber si este tipo de giras les son permitidas a los congresistas y si tienen alguna incidencia en la política exterior de Colombia.

“Cualquier congresista puede hacer una gira similar a la del CD y no representa en sentido estricto la Política Exterior, porque no representan al Gobierno. En ese sentido pueden viajar a otros países y reunirse con actores políticos. Es muy difícil que este tipo de visitas tengan repercusión en las relaciones multilaterales del país”, explicó Muñoz.

Y es que hasta último momento la gira del expresidente estuvo en duda, pues debido a su estatus de congresista debía tramitar una autorización en el Senado, permiso que le fue negado inicialmente bajo el argumento de que no podía dejar su función legislativa.

“Hicieron una plenaria que duró casi dos horas, cuyo objetivo era truncar el viaje de Uribe al exterior, en un hecho que fue muy mal recibido por los distintos actores políticos que visitamos”, afirmó Hoyos.

El profesor Muñoz señaló que no es aceptable que a la oposición le obstaculicen su salida del país para hacer una visita que no tendría una objeción en principio más allá de que querían mostrar sus reparos frente a una política del Gobierno, como ya lo han hecho en el pasado otros partidos políticos”. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Política

DE INTERÉS