¿Qué hay detrás de las frases 'inoportunas' de Quinto Guerra? Expertos responden

09 de mayo de 2018 05:09 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A tan solo tres días de haber sido elegido como el nuevo alcalde de Cartagena, Antonio Quinto Guerra Varela ya es blanco de críticas en las redes sociales por frases que ha expresado y que podrían calificarse de “infortunadas”.

En medio del ajetreo propio que debe demandarle el proceso de empalme con la actual administración encargada de Sergio Londoño y el acto de posesión anunciado para el viernes en el corregimiento de Bayunca, Quinto ya es objeto incluso de “memes” por parte de jocosos internautas que han aprovechado sus pronunciamientos para referenciar situaciones chistosas.

El primer episodio tuvo lugar durante la rueda de medios en el hotel Intercontinental, el domingo en la noche, tras conocerse que había sido electo alcalde con una votación de 72.111 votos y un abstencionismo del 77%, récord en la historia electoral de Cartagena.

Allí, al ser preguntado si iba a renovar al gabinete respondió: “Eso es posible, pero tengan tranquilidad muchachos que apenas hace una hora nos acaban de elegir. Nuestra campaña desafortunadamente tuvimos mucho tiempo para defendernos y dejarnos aspirar, es que si de pronto nos hubieran dejado aspirar seguramente nos hubiéramos sacado, yo no sé ni cuántos saqué, yo lo único que sé es que gané”. La respuesta generó risas y entonces remató: “A mí qué me interesa cuánto saqué, bueno ganamos”.

Dos días después, el martes durante una entrevista que le concedió a los periodistas en los bajos de la Alcaldía para explicar cómo iba el trabajo del empalme, Quinto soltó dos nuevas “perlas”, que son quizás las que más le han criticado hasta el momento porque para varios comunicadores tienen un matiz de censura.

“TE LA TENGO ADENTRO”

Durante su intervención a la prensa, Quinto criticó reiteradamente a los medios nacionales y en una de sus apreciaciones se dirigió con nombre propio a Antonio Canchila, periodista de la W Radio, quien el día anterior se había referido en una noticia a que el nuevo alcalde celebró su victoria en las urnas acompañado de cuestionados personajes de la política local que estuvieron detrás de su campaña, como Juancho García, condenado por corrupción.

Mientras hablaba de nuevas dependencias distritales que planea crear durante su Administración, manifestó: “… ¡Ojo! Para que vean la autonomía señores, Canchila, de este gobierno, y vamos a concertar, se la tengo adentro”. Al escuchar esto, Canchila le preguntó “¿A mí? Y Quinto respondió: “No, aquí a la comunidad...”. 

El otro impase, en la misma actividad, lo tuvo con Steffan Bohórquez, de la FM, quien después de varios intentos desatendidos por Quinto para hacerle una pregunta atinó a cuestionar al alcalde electo si su intervención se trataba de un discurso o de una entrevista, y de nuevo Quinto respondió con un estilo “folclórico” que ya empieza a ser tildado en las redes como populista.

“Como tú lo interpretes, pero yo tengo que darle el mensaje a los cartageneros. Si no tienes paciencia  mi hermanito yo te busco un paraguas para que no te mojes, aquí estamos bajo techo y allá la mamá de Alfredo Díaz nos tiene una ensarta de patacón. ¡Ya! ¡Fresco! !Cálmate!”.

 

Unos minutos después de la entrevista, Quinto publicó en su cuenta de Instagram cuatro fotos con la leyenda. “A esta hora invito a los medios de comunicación de la ciudad a degustar un delicioso patacón con queso en el popular palito de caucho del Centro Histórico” y en entrevista con una periodista del Canal de televisión local CNC, en los alrededores de la venta de los patacones, comentó: “Se los recomendamos a las personas del interior del país para que le limpie el alma” y acto seguido contó una anécdota, con un dejo burlesco, acerca del bastón de mando que la oficina de Protocolo de la Alcaldía planeaba entregarle durante la posesión. “… Yo pensé que era el de mi mamá que usa bastón...”

EL ANÁLISIS 

Sobre estos episodios ElUniversal.com.co consultó al sociólogo Javier Hernández, docente de la Universidad de Cartagena, quien comentó que las frases expresadas por Quinto Guerra son algo anécdotico, que no deben ser el foco de atención, que realmente es la crítica política y pública, porque se quedan en explicaciones como: “yo hablo como el pueblo, es que yo soy popular, yo no hablo como los blancos, y nos quedamos en los síntomas, no en la enfermedad”.

“Son frases agresivas, provocadoras y además incitadoras de la diferencia social y de la diferencia de cultura y estoy seguro que si le van a criticar él va a responder con el argumento de dile a los cachacos que yo hablo como los que me eligieron; entonces termina siendo el héroe de la cultura popular”.

Hernández se refirió así: “Sobre el tema tengo un punto de vista que se aplica para el caso de Quinto y buena parte de los políticos en Cartagena, y es que el lenguaje que usan para llegar al poder es el de la incomunicación. Este tipo de personas cuando llegan al poder sencillamente sienten que no necesitan dar ningún tipo de explicaciones porque explicar es ponerse en contacto y en comunicación con esas expectativas y demandas de la gente que, en realidad, nunca fueron consideradas por esos señores y las respuestas que ellos dan con sus palabras o son circuloquios para no responder el asunto o evasiones o agresiones verbales, pero lo que están expresando es: no me interesa comunicarme. El poder lo consigo por otras vías que no son ni la del diálogo ni la de la reflexión colectiva, que es la democracia, sino a través del clientelismo que sabemos es el enemigo número uno de la democracia”.

Sobre el comentario de Quinto acerca del número de votos con que fue elegido, Hernández afirmó: “Está diciendo que no le interesan los electores y los electores son expectativas, ideas, necesidades, sueños, rabias acumuladas, deseos y esperanzas que deben ser tenidas en cuenta por los políticos”.

Para la politóloga, Laura Jiménez Correa,  especialista en análisis de políticas públicas y magíster en liderazgo político y social, “el tono y la expresión usados por Quinto Guerra resultan populistas para ganar el fervor de las bases sociales, que son las que se manifiestan en caso de intervención de organismos de control. Le habla a la masas y en esa dinámica los medios de comunicación aparecen como el chivo expiatorio perfecto para culparlos de su destino”.

Agrega: “Cuando se dirigió a los periodistas en la entrevista, en realidad él no le habló a los periodistas, le habló al pueblo. Presume de su cultura -mala cultura- para atraer adeptos a su mandato. Considero clave que los medios de comunicación no caigan en el juego mediático del Alcalde. Ya que muy probablemente puedan estar siendo instrumentalizados”.

Las respuestas recientes de Quinto Guerra han sido asumidas por algunos periodistas locales como sorprendentes y distantes a su comportamiento durante sus tres períodos como concejal. El mismo Antonio Canchila opinó: “Era sensato, explicaba, como pocos, los proyectos por sus conocimientos en Derecho Público”.

ElUniversal.com.co intentó comunicarse con el alcalde electo para preguntarle, entre otras cosas, si tales pronunciamientos hacían parte de una estrategia política para verse más cercano a las masas populares y qué opina sobre la función qué debían cumplir los medios de comunicación, pero no hubo respuesta. Por parte de su equipo de prensa se supo que estaba en Bogotá haciendo el curso en la Escuela Superior de Administración Pública que es requisito para posesionarse. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Política

DE INTERÉS