Indicadores económicos
2017-08-22

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-22

marea

Marea min.: -7 cms.

Hora: 06:24

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-08-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Reforma o patente de corso

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia inició hace tres años las investigaciones con relación a la llamada parapolítica, juicio que produjo la condena de varios parlamentarios, alrededor de un 29 por ciento, que finalmente terminaron en la cárcel.

Para la misma época, a raíz de tan anómala situación un grupo de tres o cuatro senadores presentó ante el Congreso un proyecto de Reforma política que incluía la llamada “silla vacía”, figura destinada a impedir que la curul dejada por el parlamentario parapolítico condenado y detenido fuese ocupada por uno de su mismo partido o grupo político.
Sin embargo, en razón a la integración de esa célula congresional esa Reforma con la figura de la silla vacía no solamente fue rechazada por los propios parlamentarios, sino que tampoco contó con el respaldo del Gobierno, que a través de sus sucesivos ministros del interior lograron desarmar el proyecto de reforma política original y de esa manera lo enterraron sin pena ni gloria.
El Gobierno y sus aliados, posteriormente, presentaron una nueva reforma política que en lugar de poner talanqueras a los desafueros de la politiquería parlamentaria los incentivaron. En el transcurso de su discusión el proyecto sufrió una metamorfosis definitiva hasta convertirlo en una auténtica patente de corso para que los distintos grupos puedan hacer su agosto en la actividad política o más bien politiquera hacia el futuro.
En la reforma de este Congreso también “admirable” aprobaron un remedo de silla vacía, pero a partir del 2010 con sanciones hacia el futuro, dejando a los actuales parlamentarios fuera del alcance de esa figura, vale decir de las investigaciones de la justicia.
No obstante, lo más grave es que incluyeron en el articulado de la ley la legalización de la felonía, el transfuguismo, el paracaidismo y cualquier maniobra que finalmente contribuya a desvirtuar a las colectividades políticas.
De manera que el órgano del legislativo que debe promover la vigencia del sistema democrático, por el contrario se presta para eliminarlo al debilitar las colectividades políticas que finalmente son el sustento de los sistemas democráticos. Es evidente que la democracia sólo es posible con partidos políticos y el libre juego del partido de gobierno y de la oposición. Colectividades fuertes bien organizadas con programas y sobre todo con principios éticos que rijan su funcionamiento a fin de lograr metas transparentes y honestas en el manejo del gobierno y del Estado.
Este esperpento surgido del Congreso de Colombia no tiene antecedentes históricos, es producto de una situación coyuntural, de la falta de principios fundamentalmente éticos y de convicciones políticas. También es el resultado de la presencia de grupos sustentados en la burocracia y en las actividades delincuenciales, como lo puso en evidencia la Corte Suprema de Justicia con su incómoda Sala Penal.
En fin, no es una reforma política, es una “Patente de corso” salida de un Congreso comprometido, sin independencia, en unión con un régimen en donde cada vez es más frecuente su proclividad a vulnerar la Constitución del Estado Social de Derecho.

morond@telecom.com.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese