Indicadores económicos
2017-09-20

Dólar (TRM)
$2.904,60
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.477,38
UVR, Ayer
$251,58
UVR, Hoy
$251,69
Petróleo
US$49,48

Estado del tiempo
2017-09-20

marea

Marea min.: -1 cms.

Hora: 05:15

Marea max.: 15 cms.

Hora: 11:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 6 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-09-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Las obras en Turbaco que nunca terminaron

Lo que parecían ser las obras de infraestructura de mayor impacto que se realizarían en los últimos años en Turbaco, terminaron siendo un completo fracaso: tres complejos deportivos que hoy están sumidos en el abandono.

Dos de estas obras no avanzan desde el 2013 y otra que arrancó en junio de 2014 tampoco da muestras de que se finalice por ahora. Todos estos trabajos fueron contratados por el alcalde saliente Myron Martínez Ramos con la Asociación de Municipios de la Sabana (Asosinú) y la Asociación de Municipios de la Sabana y el Sinú - (Amussim).

El Universal hizo un recorrido atendiendo el llamado de la Veeduría Ciudadana Colombia Transparente y llegó a Bonanza y al sector Polideportivo, en Turbaco, donde se construyen las canchas sintéticas, con graderías y encerramiento. De la misma manera se visitó el barrio La Granja, encontrando otra construcción de dos canchas más que se iniciaron en junio del 2014. La principal características de estas obras son de total abandono.

Se evidencia el deterioro en su infraestructura y materiales de construcción que están expuestos a los robos. Dos de ellas ya tienen la alfombra sintética, pero ha estado expuesta a daños desde hace meses.

Tras la denuncia de la Veeduría, la Contraloría General de la República, visitó las obras y en un informe que conoció este medio se expresa que “hubo sobrecostos; mayor valor pagado, cantidades de obras no ejecutadas y mala calidad”.

Dentro del informe se expresa que “por todo lo anterior se constituye un presunto hallazgo fiscal con incidencia disciplinaria” en cuantía 3.455 millones de pesos.

La denuncia

La Veeduría explicó que en esos convenios se violaron todos los principios de contratación, pues fueron hechas a dedo y no hubo ninguna licitación pública. Además, se pagaron en su totalidad los contratos y hoy, dos años después ninguna de estas obras fueron concluidas, pues el compromiso fue entregarlas seis meses una vez se firmó el acta de inicio.

Para el convenio 06 suscrito con Asosinú, firmado el 1 de noviembre de 2013 y con acta de inicio del 17 de diciembre de 2013, se pagaron 2.220 millones de pesos para construir un Complejo Deportivo al lado del estadio de béisbol Rafael Naar. Sin embargo, la firma contratista argumentó que no tenía más recursos y por eso solicitó una adición presupuestal a la Alcaldía de Turbaco, en un otrosí de $818 millones, que se le asignaron.

El informe de la Contraloría señala que después de dos años las obras apenas van en un 54% con avance financiero del 96%.

La misma situación se dio con la unidad deportiva que se pretendía construir en Bonanza. El convenio 07, también con Asosinú, con acta de inicio de 1 de noviembre y el cual debía entregarse en seis meses, se pagaron inicialmente 1.873 millones de pesos. El alcalde Myron Martínez también aprobó un otrosí por 707 millones de pesos más ante el argumento de la Asociación de que los recursos no fueron suficientes.

La Veeduría Ciudadana, cuyo representante es Edinson López Fajardo, ante las presuntas irregularidades que se estaban presentando, a través de un derecho de petición a la Alcaldía de Turbaco, solicitó se le explicarán las razones por las cuales se les asignaban más recursos. “Se supone que si van a construir una obra, los estudios previos arrojan un valor que ya incluye todo y eso es lo que le van a pagar”, dice la Veeduría.

En el documento que le entregaron a la Veeduría, con fecha del 13 de febrero de 2015, le responden que “a la fecha no se han encontrado estudios previos para sustentar la contratación”, según la Alcaldía.

En cuanto a la obra que se levanta en La Granja se invierten $2.700 millones, pero ya se le canceló a Amussim el 50% y también presenta serios retrasos. Otro de los grandes problemas de estas empresas es que le deben a los trabajadores hasta 12 meses de salarios.

Responde la Alcaldía

El alcalde de Turbaco, Antonio Víctor Alcalá, explicó que efectivamente ya tiene conocimiento del retraso en esas obras y dijo que aplicará los procedimientos a los que haya lugar para que se puedan terminar. “Le estamos pidiendo a los interventores que adelanten las acciones correspondientes, para que el contratista rinda el informe sobre el estado actual de esas obras. De acuerdo con ese informe analizaremos si estas están para concluir; si hay que hacer efectivas las pólizas o en su defecto, darle fin a esos contratos”.

Dijo también que si el contratista no las puede adelantar “haremos las respectivas denuncias del caso y emprender las acciones correspondientes. Pero nuestra intención es que esas obras sean culminadas”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

CIRCO Y RON

Turbaco lo que necesita urgentemente es un acueducto que sirva, y agua potable, porque escasamente se la conectan un ratico al dia en la semana. Turbaco lo que necersita es la red de alcantarrillado porque no tiene, vive a punta de fosas secticas, turbaco lo que necesita es deshacerse de la clase en el poder que hace que los dineros que entran a las arcas munincipales se efumen por arte de magia. Turbaco lo que necesita es que el dueño del pueblo: el turco Haisaka lo metan a la carcel. Turbaco lo que necesita es que lo liberen de tanto malandro disfrazado de gente de bien. Si este medio escribiera de frente a los turbaqueros otra cosa seria.

pregunte al turco hilsaca donde esta el billete del presupuesto

no solo es eso descuido en las obras, miren como termino el centro medico propiedad del señor alcalde saliente bandido de mairon, de los mas completos de la costa a costilla del robo al erario publico y del dinero de los corronchos e ignorantes turbaqueros, no hay una denucnia formal contra esa administracion por la corrupcion y del despilfarro de los dineros destinados a la salud, educacion y acueducto, nadie es capaz a denunciar por temor a ser asesinado por "dueños " del dinero publico entre esos el turco HILSACA, aqui en turbaco no hay una verdadera adiminstracion publica un pueblo ignorante y sumido en la comercializacion y consumo en microtrafico en los diferentes sectores, no hay espacios para la recreacion, la educacion y el deporte. como es posible que turbaco un pueblo ignorante y la gente conforme con el mototaxismo y venta de alucinogenos en las calles no halla una sucursal de la universidad de cartagena y otras universidades, ningun mediocre alcalde halla gestionado una institucion educativa. Ojala alguna institucion de control a traves de esta denuncia mediante el periodico el universal tome cartas en el asunto para realizar una investigacion de control y sin dejarse filtrar en realidad por la corrupcion empiece una verdadera investigación disciplinaria, por que el turco HILSACA se lleva todo EL PRESUPUESTO MUNICIPAL DE ESTE MUNICIPIO sumido en la ignorancia, el consumo de alucinogenos y el mototaxismo. ojala ahora no lleguen a mi casa a asesinarme por que aqui no se puede hacer nada, aun que para encontrarme es imposible.