Mindefensa tiene que amarrarse los pantalones con el San Jorge: párroco

06 de agosto de 2013 04:45 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El Ministro de Defensa Nacional, Juan Carlos Pinzón, fue duramente cuestionado por el párroco del municipio de Puerto Libertador en Córdoba, Milardo Camargo, por la delicada situación de orden público que se vive en esa región del San Jorge.

 

De acuerdo con lo señalado por el vocero de la Iglesia, el municipio está bajo el dominio de las bandas criminales.
“El Ministro tiene que amarrarse los pantalones al igual que el presidente, Juan Manuel Santos, porque en este municipio la seguridad que presta el Ejército y la Policía es inoperante e inoficiosa”, dijo el sacerdote tras hacer un urgente llamado al Gobierno nacional para que vuelque sus ojos hacia los municipios de La Apartada, Montelíbano, Puerto Libertador, Ayapel y San José de Uré los cuales han estado amenazados por grupos al margen de la ley.
El sacerdote Camargo dijo que la situación en Puerto Libertador es delicada y que pese a la presencia militar, los comerciantes han optado por no abrir los establecimientos tras una orden de hombres armados que se pasearon libremente por el pueblo en unas motocicletas, advirtiendo que los comerciantes que abrieran sus negocios serían declarados objetivo militar.
“Invito a todas las personas que generan violencia para que cambien ese corazón de piedra y respeten a la población civil”, enfatizó el párroco de la localidad indicando que está dispuesto a ofrecerse como mediador para sentarse a dialogar.
“No es con las vías de hecho como se van a resolver los problemas. Aquí en Puerto Libertador nadie puede estudiar y nadie puede comprar. No es con las armas, no es amedrentando a la población civil como se logran los objetivos, es con el dialogo sincero. Yo los invito a que se acerquen, estamos dispuestos a buscar un acercamiento entre las partes”, dijo el párroco de la iglesia de la localidad, quien dijo estar desesperado ante la situación que vive la comunidad.
“Insisto en que el Gobierno tiene que mirar para el sur de Córdoba. Acá la situación no es fácil, hay hambre, hay miedo. Ya es hora que el Presidente, el Gobernador, el comandante del Ejército muestren el actuar de la fuerza publica en Puerto Libertador y todo el sur de Córdoba”, reiteró.
Por su parte, el alcalde de Puerto Libertador, Reomedres Carrascal, dijo que la situación en su municipio es delicada y que varios hombres armadas obligaron a los comerciantes a cerrar los establecimientos. Sin embargo, luego de un consejo de seguridad se atrevieron a abrir por algunas horas.
Manifestó que en su municipio hay un paro armado y que el Gobierno debe prestarle atención a la zona.

HABLÓ POLICÍA
El comandante encargado de la Policía en Córdoba, coronel Jaime Marín Gámez, dijo que si bien es cierto que hay algún tipo de alteración en el municipio de Puerto Libertador, no lo es que haya paro armado, sino los efectos de un paro minero.
Explicó que la situación ha sido controlada por las autoridades en la zona del San Jorge, con algunas afectaciones en Puerto Libertador.
“En el San Jorge la situación ha sido absolutamente controlada, con el comercio abierto, vías habilitadas y actividades normales”, indicó el vocero de la institución oficial señalando que las intimidaciones en la zona provienen de la banda criminal Los Urabeños que quieren presionar a la comunidad para que participen en el paro.
Dijo además que hay seis personas judicializadas, al parecer miembros de la banda criminal que venían sembrando el caos en la zona del San Jorge en Córdoba.
“Quiero dar un parte de tranquilidad porque el Ejército y la Policía, con sus operativos, ha devuelto la normalidad a la zona”, enfatizó el oficial.
Cloc130806001
Aumentan pie de fuerza en Puerto Libertador por amenaza de las bacrim.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cordoba

DE INTERÉS