Indicadores económicos
2018-09-19

Dólar (TRM)
$3.007,03
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,25
Euro
$3.516,91
UVR, Ayer
$259,49
UVR, Hoy
$259,48
Petróleo
US$79,03

Estado del tiempo
2018-09-19

marea

Marea min.: -9 cms.

Hora: 02:52

Marea max.: 23 cms.

Hora: 19:48

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2018-09-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

1 - 2
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Padre clama por liberación de director de Oficina de Regalías

A solo seis días de cumplirse dos meses de la desaparición del director de la Oficina de Regalías de Córdoba, Jairo Zapa Pérez, aún sus familiares conservan la esperanza de su pronto retorno.

Mientras avanza la investigación de la Fiscalía con el fin de recaudar pruebas que permitan comprobar o desmentir la versión entregada por la testigo Georgina Valdez, una enfermera de Santa Marta quien asegura que Zapa fue estrangulado y su cuerpo desaparecido, los familiares conservan la esperanza que esté retenido por sus captores y por ello claman por su liberación.

Aunque para el padre del funcionario, Fausto Zapa Pérez, lo que vive su hijo es el resultado de sus funciones como director de una oficina donde se manejan millonarios contratos que a su juicio despiertan  el interés de los grupos políticos, económicos y de otro tipo, no especificó cuáles, también cree que es posible dar un final feliz a esta historia que comenzó el pasado 27 de marZo con la desaparición del funcionario, luego de una reunión en una casa del barrio La Castellana, al norte de Montería, donde también estaban varios de sus compañeros de trabajo.

Este capítulo que tiene en la cárcel a Jesús Henao Sarmiento, contratista de los recursos de regalías; a Maximiliano García, subdirector de la Oficina de Regalías; Carlos Pérez, abogado y primo del funcionario desaparecido, y a un desmovilizado y a su compañera sentimental, todos presuntamente implicados en el hecho, sigue cada día más incierto.

Méritos académicos
Los méritos académicos de Jairo Alberto Zapa Pérez fueron evidentes desde sus primeros años de colegio.

Su padre narró paso a paso la vida del ingeniero civil, quien se convirtió en el soporte de sus dos hermanos menores, hoy ingenieros egresados de la Universidad Nacional de Antioquia.

“Cuando mi señora esposa en una esplendorosa mañana de un 14 de septiembre de 1977, en el hospital San Diego de Cereté, trajo a este bellísimo mundo a mi hijo Jairo Alberto, sentí la inmensa alegría de un padre lleno de satisfacción, orgullo y felicidad, porque nació varón, no tanto por mi inclinación machista, sino por darme Dios la oportunidad de poder encomendarle a mi hijo, desde ese momento su rol de protector, orientador y formador de trochas y caminos que sus otros hermanos en proyecto seguirían caminando, sin empujar a nadie”, narra el profesor Fausto Pérez, un investigador que vivió durante largos años en el mundo de la academia y que transmitió a su familia el amor por el estudio.

“Hoy con varias semanas de sufrimiento y angustia por la desaparición forzada de Jairo Alberto, su madre y mi persona no podemos olvidar a ese bebito que tanto acariciamos y le festejamos muchas travesuras en los últimos años de la década de los setenta. Y así fue creciendo Jairo, en la calle cartagenita, cercano al barrio El Prado de Cereté. Sus primeras letras y palabras se las enseñó a escribir la “seño Tere” en el preescolar “Divino Niño”. Posteriormente me correspondió llevarlo, sujetándolo entre mis piernas, por falta de sillas desocupadas en el bus de servicio público que nos trasportaba de Cereté al preescolar de la Universidad de Córdoba, donde yo cumplía jornada laboral como docente-investigador”.

Se refirió a sus estudios señalando que la primaria la terminó en la escuela pública del barrio El Prado de Cereté y el bachillerato en la Institución Educativa Marceliano Polo de la misma ciudad en el año de 1993 donde se destacó como un estudiante dedicado, sobresaliente, responsable y disciplinado.

Durante sus años de bachiller participó en la selección infantil de fútbol del municipio de Cereté, también perteneció a centros literarios, comités de liderazgos, grupo de Inquietudes juveniles de Telecaribe; así como a otras organizaciones ambientales y científicas de Cereté y Montería.

El hoy desaparecido funcionario empezó a estudiar Ingeniería de Alimentos en la Universidad de Córdoba donde hizo dos semestres pero luego presentó examen de admisión en la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín, y empezó a estudiar en la facultad de Ingeniería civil donde graduó en el año de 2003.

Hermano ejemplar
El profesor Fausto Pérez indicó que su hijo mayor se había convertido en el guía y orientador eficiente de sus dos hermanos menores, Iván Darío y Katia Lucía, quienes también iniciaron y culminaron carreras de Ingeniería eléctrica e Ingeniería Geológica respectivamente en la misma universidad y ciudad.

“Jairo Alberto me cumplió efectivamente su rol de hermano mayor, orientador y buen reemplazo de padre, durante este reto asumido en aquella lejana y congestionada urbe”, cuenta el padre.

Sostuvo además que los profesores y directivos de la Universidad Nacional de Colombia, reconocieron méritos en él y que inicialmente lo vincularon como monitor y en los dos últimos semestres de la carrera como profesor auxiliar en laboratorio de hidráulica y otros afines.

Trasegar laboral
La carrera laboral de Zapa Pérez fue en ascenso rápidamente.

Como ingeniero civil y especialista en hidráulica, en el año 2005, presentó hoja de vida en la Universidad del Sinú en la cual fue vinculado como docente e investigador durante dos años.

Luego con ayuda de sus padres, familiares y con un préstamo que hizo en el Icetex viajó a Bogotá a estudiar una Maestría en Hidráulica y Recursos Ambientales en la Escuela Colombiana de Ingeniería “Julio Garavito”.

“Es importante recalcar que para mi hijo esta decisión que tomó en el año 2009 fue difícil ya que para entonces era padre de dos niños”, dijo el padre señalando “es fácil deducir que la preparación personal, profesional y de postgrado no la logró por pertenecer a un apellido de familia con tradición política, ni mucho menos por ser familiar de terrateniente, hacendado o  ganaDero, sino por ser integrante de humildes familias cereteanas cristianas, honestas, trabajadoras y con inmensa sensibilidad social”.

Reiteró que su hoja de vida académica y profesional fue obtenida con base en esfuerzo, sacrificio y tesón y que ello explica por qué en poco tiempo le dieron la oportunidad de ejercer cargos importantes a escala  nacional y local.

En la Gobernación de Córdoba se inició como asesor en Ciencia, Tecnología e Innovación y para mediados del año 2012 fue nombrado como Director de la Oficina de Regalías del departamento de Córdoba, cargo que ocupaba cuando fue desaparecido el pasado 27 de marzo

Crece angustia
Solo dos días después de su desaparición, es decir el sábado 29 de marzo, los padres de Jairo Zapa se enteraron de su desaparición.

Inicialmente se pensaba que había viajado a la ciudad de Santa Marta con el fin de sostener una reunión con varios rectores de esa ciudad. Sin embargo, Zapa nunca llegó a la capital del Magdalena, pese a que a través de un mensaje enviado a su esposa le había señalado que ese sería su destino.

“Desde esa tarde cuando su madre y yo nos enteramos de este suceso invadido de sufrimiento, angustia e incertidumbre; pasan los minutos, horas, días y semanas aceleradamente. Estamos pidiéndole a nuestro Señor Redentor que nos ayude a detener el tiempo, para que el sufrimiento del hijo desaparecido, padres, hermanos y demás familiares sea menor. Ahora lo más trascendental para todos nosotros es que regrese a su hogar sano y salvo a besar y abrazar a sus cuatro hijos pequeños, junto con su esposa”, indicó el padre en su relato.

Piden liberación
Por la desaparición de Jairo Zapa hay cinco personas en la cárcel. Sin embargo, la Fiscalía no tiene pruebas tangibles que confirme su posible muerte y eso aviva la fe de la familia.

“Por favor, señores captores, ustedes son cristianos, hijos y posiblemente padres, escuchen el clamor de un padre afligido y angustiado que ruega e implora a Dios para que ablande sus corazones, y así tomen la esperada decisión de liberar a Jairo Alberto, sano y salvo lo más pronto posible, porque sus hijos, padres, hermanos, tíos, esposa, familiares, amigos y ciudadanía cordobesa en general lo necesitamos ya entre nosotros”, dijo el padre angustiado por el paso del tiempo sin respuestas concretas.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

MÁS INCOGNITAS QUE RESPUESTAS

Primero hay que señalar que hay un error en el pie de foto, ya que el padre del ingeniero desaparecido es el de barbas, de acuerdo con lo mostrado en notas anteriores. Lo segunda, es que no se entiende que haya una confesión sobre el supuesto crimen y que varias personas estén en la cárcel por el supuesto homicidio pero que no se sepa nada sobre el paradero del plagiado. Entonces, ¿cómo acusaron a los asegurados de un crimen si no hay cuerpo del delito? Y finalmente, ¿porqué el gobernador no da explicaciones a la ciudadanía sobre lo que pasó en la Oficina de Regalías? Parece que está pasando de agache hasta que la cosa se olvide.