Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Polémica porque quieren llevarse restos de Alejo Durán de Planeta Rica

-A A +A
 

Como si se tratase de una canción novelada, propia de la juglaría que ejerció el rey vallenato Alejo Durán, en Planeta Rica, su eterna morada, en sus calles se palpa el celo, lo mismo en los seguidores, amigos y familiares del “Viejo Alejo”.

Y no es para menos: quieren llevarse sus restos para la tierra del Cacique Upar, donde, según su hijo heredero de su vena musical, reposa su pedazo de acordeón. “Mi tío Nafer Durán la donó cuando mi padre murió en 1989”, acota Alejandro Durán.
La polémica idea es ubicar el cuerpo del juglar en un mausoleo en Valledupar, junto a los grandes juglares vallenatos como Leandro Díaz, Rafael Escalona, Colacho Mendoza, Héctor Zuleta, y una larga lista de inmortales músicos y compositores.

ES COMO ACABAR NUESTRO AMOR: GLORIA DUSÁN

Frente a un retrato colgado en la sala de su casa, Gloria Dusán, la viuda del primer rey vallenato, responde que la pretensión de llevárselo es un irrespeto a su eterna voluntad. “Él siempre dijo que quería morir y descansar aquí”, recalca.
Para la tímida mujer que soportó los amoríos parranderos del viejo Alejo, la idea de desenterrarlo para trasladarlo a Valledupar, es como terminar la relación que duró 14 años y dejó cinco hijos. En este punto dice con celo que Planeta Rica lo coronó rey de reyes en 1987 cuando, según ella, le robaron la corona y se la dieron a Colacho Mendoza. Esa vez el morocho de El Paso (Cesar), interrumpió su presentación y reconoció su autoeliminación ejecutando su inmortal Pedazo de acordeón.
“A nosotros nos ignoran. No daremos permiso para que se lo lleven, cerca de él iré yo cuando me muera”, sentencia la viuda del negro grande del acordeón.

DIFÍCIL QUE SE LO LLEVEN: ALEJANDRO DURÁN

A dos cuadras de la casa de Gloria Dusán se escuchan las notas de un acordeón. Son las notas de las inmortales Fidelina, 039 y Pedazo de acordeón. A la distancia se divisa un mulato vestido con sombrero vueltiao que entona la estrofa que reza la voluntad Gilberto Alejandro Durán Díaz.
Muchachos si yo me muero, les voy a pedir el favor, Ay me llevan al cementerio, este pedazo de acordeón.
Quien toca el instrumento es Alejandro Durán Duarte, uno de los tantos hijos que dejó el primer rey vallenato. Como su virtuoso padre, el heredero ejecuta los bajos que marcaron su obra musical. Sobre el polémico tema anota: “Vea hermano, eso está difícil. De aquí no se lo llevan porque así lo repitió en vida y lo cantó. Eso hay que respetarlo”. Afirma categóricamente y vuelve a estirar los fuelles del acordeón y ejecuta “La cachucha bacana”, otra memorable canción de su progenitor nacido el 9 de febrero de 1919.

"HOMBE, NO PUEDE SER": JOSÉ TAPIA
La indignación también toca a José Tapia, amigo y guacharaquero que acompañó por más de veinte años al Negro Alejo.
Al pie de su tumba, el veterano músico rememora una frase memorable de su amigo y compadre parrandero y mujeriego.
“Alejo decía que era magdalenense de nacimiento, cesarense por decreto y cordobés de corazón –se frota las manos y recalca lo dicho por la viuda y el hijo de Durán Díaz– en todas partes decía que Planeta Rica sería su eterna morada, así que, hombe, eso no puede ser”, dice y rechaza la propuesta que parece extractada del realismo mágico macondiano de Gabriel García Márquez, o de la narrativa vallenata de Rafael Escalona.
La insólita propuesta comenzó a generar movidas hasta en el ámbito político. El alcalde, Rubén Tamayo, anuncia que Alejo Durán y su obra musical serán elevados a la categoría de símbolo cultural de Planeta Rica.
Inclusive, el mandatario plantea adquirir la arruinada casa donde residió y construir un museo cultural en su honor.
Con estos celosos testimonios se respira el ambiente de Planeta Rica, la tierra del San Jorge cordobés en donde el Negro Alejo, ancló su corazón y tocó sus últimas notas. Las que no dejan de repicar en las esquinas y cantinas, donde un campesino de bigote espeso versea que, hasta de ser necesario, recogerán firmas para impedir que se lo lleven para tierras vallenatas.

 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64086 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

DÉJENLO EN PLANETA, APA

Cuando Alejo comenzó a tocar acordeón no existía el vallenato ni a Valledupar se le reconocía como ciudad de músicos. El vallenato fue un invento de la recordada Cacica, con el apoyo de Alfonso López Michelsen, que fue el primer gobernador del Cesar y después presidente de Colombia. Ahora los vallenatólogos quieren borrar de la historia a Los Corraleros de Majagual, Calixto Ochoa, Lisandro Meza, Aníbal Velásquez, Alfredo Gutiérrez, Andrés Landeros, entre otros. Y para rematar su invento, ahora quieren llevarse para allá los huesos de Alejo. Cuando reconozcan la grandeza de la música de acordeón de antes del llamado vallenato, entonces se puede hablar.