Indicadores económicos
2018-11-18

Dólar (TRM)
$3.173,59
Dólar, Venta
$2.978,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.600,75
UVR, Ayer
$260,20
UVR, Hoy
$260,21
Petróleo
US$66,80

Estado del tiempo
2018-11-18

marea

Marea min.: -8 cms.

Hora: 01:23

Marea max.: 16 cms.

Hora: 08:17

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-11-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Se retractó testigo de desaparición de Director de Regalías de Córdoba

Georgina Valdez, la enfermera de Santa Marta, que había asegurado que el desaparecido director de regalías de Córdoba, Jairo Zapa Pérez, había sido estrangulado, se retractó de su declaración.

En una carta enviada al fiscal que lleva el caso le señaló que no le consta cuál haya sido el destino del ingeniero civil, desaparecido el pasado 27 de marzo, luego de una reunión con varios de sus compañeros y contratistas en una casa del norte de Montería.

La testigo, supuestamente conoció a Zapa en un paseo a Cartagena, donde ya se fraguaba un primer plan para asesinarlo.

Ella vive en el mismo sector de Santa Marta donde residen Joyce Rafael Hernández Muñoz, Jesús Albeiro Torres Redondo y Zuán Naudith López Acevedo, quienes presuntamente fueron contactados por el contratista Jesús Albeiro Henao para que asesinaran a Zapa, según lo señalado por el fiscal Víctor Esquivia en la primera audiencia.

Los anteriores permanecen en la cárcel al igual que el abogado Carlos Alberto Pérez Escobar, primo hermano del desaparecido funcionario; Maximiliano García Bazanta, subdirector de la Oficina de Regalías, y Jesús Albeiro Henao, contratista de la Gobernación, a quien el fiscal sindica como presunto autor intelectual de la desaparición de Zapa.

CUATRO MESES SIN PISTAS

María Isabel Valencia señaló que sigue confiando en el pronto regreso de su esposo a casa.

Ayer a las ocho de la mañana asistió a una misa en la iglesia La Inmaculada de La Castellana para pedir por el pronto regreso del funcionario, quien justamente ayer cumplió cuatro meses de haber desaparecido sin dejar rastro.

“Sigo confiando en las autoridades porque han logrado avanzar en la investigación y han logrado esclarecer cuáles pudieron ser los móviles de la desaparición de mi esposo”, indicó Valencia tras unas cortas declaraciones entregadas a los medios de comunicación al finalizar la misa.

“Yo quisiera más celeridad por la angustia que vive la familia pero en este momento pienso que todo va de acuerdo al tiempo y a las investigaciones”, señaló reiterando el agradecimiento que tiene con la Policía que le ha seguido brindando un esquema de protección.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

NI LOS INVESTIGADORES NI LA GOBERNACIÓN SABEN NADA

Así son la telenovelas. Cuando ya se cree que hay un desenlace, entonces aparece un evento que le da vuelta a toda la trama. Desde un principio se sabía que todo dependía de un testimonio de una enfermera que supuestamente oyó algo del crimen del joven Zapa, pero que no fue capaz de dar información sobre cómo lo mataron y en dónde, para así localizar el cadáver.

Esto se llama jugar con la angustia de los familiares, que han vivido cuatro meses en la incertidumbre de no saber si está vivo o muerto. Y con el presente capítulo de la retractación de la llamada testigo estrella, deja en evidencia que en el proceso investigativo no se estudió a la enfermera para ver si era confiable en sus declaraciones, porque era posible que lo hiciera por cuestiones pasionales, económicas o paranoicas.

Además, se ha cumplido el objetivo de la Gobernación de Córdoba de pasar de agache en la investigación de lo que pasó en su Oficina de Regalías, ya que -de acuerdo con las informaciones publicadas en los medios- todo apunta a que los hechos ocurrieron por causa y efecto de una multimillonaria contratación. Pero nadie ha dicho 'esta boca es mía'.