En dos días roban dos colegios en Clemencia

01 de noviembre de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Cuando se preparaba para marchar en rechazo al robo ocurrido el domingo en la sede de primaria de la Institución Educativa Agropecuaria San José de Clemencia y el Centro de Desarrollo Infantil (CDI) que está a su lado, la rectora de la escuela, Rosiris Castro Morante, recibió la noticia de que otra sede había sido asaltada por vándalos.

La saqueada este lunes fue la sede El Socorro, que atiende a estudiantes de preescolar a quinto de primaria. Alrededor de 30 tablets, cuatro portátiles y un televisor fueron hurtados, según informó Castro.

“En la sede de primaria los robos han sido consecutivos, pero en El Socorro no nos habían robado hasta hoy”, señaló.

Para la rectora, la causa de los robos es la falta de vigilantes en las instituciones educativas.

“Solo tenemos un celador en la sede principal en el horario nocturno. Los celadores debe nombrarlos la Gobernación de Bolívar. Comencé a trabajar en la institución este año y en mi gestión he mandado infinidades de cartas, me he sentado con el secretario de Educación, con el gobernador de Bolívar y no he logrado que asignen al personal”.

Castro denunció ambos robos ante la Fiscalía y pidió ayuda a la comunidad para capturar a los responsables. “Esta mañana (ayer) estuve en una marcha pacífica con docentes, padres de familia, estudiantes de todas las sedes y el alcalde para rechazar los robos y pedir a la comunidad que nos ayude a descubrir quiénes son los delincuentes”.

Cabe recordar que en el primer robo los ladrones se llevaron 60 tablets de la sala de informática, cuatro computadores portátiles, entre otros elementos. Mientras que en el CDI se robaron los alimentos destinados para los menores de edad que allí atienden.

La rectora advirtió que en respuesta a la problemática, el secretario de Educación de Bolívar, Óscar Marín Villalba, “nos dijo que no hay presupuesto, que nos puede incluir para el 2018 como prioridad para asignar los celadores, pero en el día de hoy no hay presupuesto ni disponibilidad para mandarnos ni un celador”.

La plata no alcanza
En conversación con El Universal, Óscar Marín Villalba explicó por qué los dos colegios hurtados no tienen vigilantes, aclarando que esta situación es solo uno de los factores que ocasionan los robos en Clemencia.

“El Sistema General de Participación, que es la fuente con la que el Ministerio de Educación Nacional nos gira recursos para contratar el servicio de vigilancia, gira recursos muy limitados. A finales del año pasado nos entregaron solamente $7.000 millones para cubrir las necesidades de vigilancia y aseo de 224 instituciones educativas con 1.371 sedes. Eso no nos alcanza. Solo alcanzamos a contratar tres o cuatro meses de estos servicios para algunas instituciones”.

Indicó que los colegios en los cuales se asignan los vigilantes son escogidos de acuerdo a su tamaño, número de estudiantes, y tenencia de elementos susceptibles de robo. “Pedimos a los secretarios de Educación municipales que se apoyen con los secretarios del Interior y la Policía para que constantemente estén patrullando las instituciones”.

Por los robos denunciados, Marín Villalba informó que para el próximo año, las sedes de la Institución Educativa Agropecuaria San José de Clemencia contarán con este servicio.

Ojo al orden público
El secretario de Educación en Bolívar advirtió que Clemencia tiene zonas en las que reina la delincuencia.

“La sede de primaria está en una zona donde después de 8 de la noche la Policía no entra porque no tiene garantías. Ayer (lunes) le dije al alcalde que incremente el pie de fuerza, los patrullajes de la Policía. En un pueblo pequeño cómo no van a capturar a una persona que está vendiendo tablets”.

Anotó que “hay que hacer un trabajo de conciencia con la comunidad, que entiendan que el daño se lo están haciendo a sus mismos hijos, les están robando los implementos de estudio. La comunidad no puede permitir eso”.

En bonanza
Luis Figueroa Guardo, rector de la Institución Educativa Técnica Crisanto Luque, en el municipio de Turbaco, denunció que la sede en Bonanza fue víctima de asaltantes el pasado miércoles. Allí también faltan vigilantes.

“Hurtaron un equipo de sonido, computadores, un televisor, video beam, DVD, una bolsa que contenía más de 16 mouse, elementos de los 638 estudiantes que tenemos y 12 tablets. Pusimos la denuncia en la Fiscalía y en la Inspección de Policía”.

Sostuvo que la sede tiene más de 12 años y nunca ha tenido vigilante. “Algunos vecinos colaboran. Las autoridades saben la problemática y no resuelven nada”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Regional

DE INTERÉS