Indicadores económicos
2017-12-12

Dólar (TRM)
$3.013,99
Dólar, Venta
$2.810,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,40
Euro
$3.555,30
UVR, Ayer
$251,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$57,99

Estado del tiempo
2017-12-12

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:52

Marea max.: 17 cms.

Hora: 08:07

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 05 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-12

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
9 - 0 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Cambio climático ya afecta al departamento del Magdalena

El Magdalena es un departamento de muy alta vulnerabilidad frente al cambio climático. Según el jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo, Luis Barraza Escamilla, el departamento es uno de los territorios más vulnerables frente a la presencia de fenómenos naturales, y esa situación se da por la posición geográfica en el entorno nacional.

“El Magdalena es un territorio altamente deforestado y ha generado con el paso del tiempo condiciones de desertificación, condición que sumada a temporadas de sequía o pocas precipitaciones nos convierte en un territorio muy vulnerable en materia de calidad de suelos, de retención de humedad, condición que afecta los sectores económico y social” indicó Barraza.

Adicionalmente el departamento se levanta dentro del plano inundable del Río Magdalena, la cuenca baja del río que es donde está ubicado el departamento esta sometido a los constantes desbordamiento del río, que son las zonas de inundación natural del mismo. Esta condición natural afecta principalmente los 17 municipios sobre los cuales hay incidencia del río.

Por otra parte la Sierra Nevada de Santa Marta, que además de toda su biodiversidad y riqueza hídrica, también genera vulnerabilidad en torno a las fuertes lluvias y consecuentes deslizamientos y desbordamientos de los 16 ríos que tiene en la vertiente norte y occidental.

Además la franja costera, más de 300 kilómetros de costa, sometida a los fenómenos ciclónicos que suceden en el caribe, donde tenemos como principal problema la erosión del litoral y la presencia de fuertes vientos o fuertes lluvias que tienen consecuencias adicionales.

¿QUE ES EL CAMBIO CLIMÁTICO?

"Cambio climático" es un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana, que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables. Es, potencialmente, la mayor amenaza para la biodiversidad en las próximas décadas. No obstante que las señales más tempranas se han dado sobre glaciares y ecosistemas costeros, también los bosques y humedales serán severa y tempranamente afectados.

Cuando se evalúa el impacto de este gas y del incremento de la temperatura sobre los océanos son varios los efectos potenciales que se listan: disminuciones en los niveles de pH, pérdidas de estructuras calcáreas en plantas y animales, alteración en la formación de materia orgánica en la base de la red trófica marina y aumentos en los niveles de CO2 en los océanos profundos así como sobresaturación de los mismos.

SEGURIDAD ALIMENTARIA

Un estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, identifica el departamento del Magdalena en el Nivel Cinco, que corresponde a zonas Muy Vulnerables, donde la seguridad alimentaria se ve más amenazada por los cambios climáticos y los riesgos de desastres de origen climático, para de esta manera enfocar el análisis en las áreas que posiblemente requieren mayor intervención y apoyo.

Para el análisis del componente de seguridad alimentaria, se tomaron en cuenta variables que permitan una aproximación al nivel de vulnerabilidad de la disponibilidad, el acceso y el uso de los alimentos.

Como base para el análisis del riesgo de desastre se consideraron aquellos que están relacionados al contexto climático, lo cual fue trabajado con bases estadísticas, históricas, metereológicas, registros de emergencias, reportes de monitoreo, mapas oficiales de vulnerabilidad física y riesgos según la disponibilidad por cada país.

El componente de cambio climático fue abordado a partir de la Segunda Comunicación publicada de cada país, ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, considerando las vulnerabilidades, tendencias de la temperatura, precipitación y los escenarios prospectivos del clima al 2030- 2040 para cada país.

Al tener los datos de diferentes años de elaboración y publicación, el análisis está basado en el comportamiento de los indicadores en la década 2001-2010

AUMENTO DE LA TEMPERATURA

De acuerdo con informes nacionales, la temperatura promedio del aire en Colombia aumentará cerca de 1,4 grados centígrados al 2040; 2,4 grados para el 2041; y 3,2 grados para el 2070.

Los aumentos más significativos se ubicarían en los departamentos de Norte de Santander, Risaralda, Huila, Sucre y Tolima. Las estimaciones de los cambios probables en la precipitación anual establecen que las reducciones más significativas de lluvia se darían especialmente en gran parte de los departamentos de la región Caribe.

El país está ubicado en la zona intertropical, lo que le otorga una regularidad en términos de temperatura, una notable fluctuación de las precipitaciones, una alta humedad y una gran diversidad de especies vegetales.

Aunque el cambio climático se considera como cambios en los patrones climáticos a largo plazo, éste se manifiesta en el corto plazo con un aumento en la frecuencia e intensidad de los fenómenos climáticos.

En Colombia los cambios en las precipitaciones, el incremento en las temperaturas y los patrones de lluvias y sequías extremos son los principales efectos del cambio climático, que han acarreado graves pérdidas y consecuencias para todos los sectores de la economía y regiones del país.

DESHIELO DE LOS NEVADOS

Los datos generados por diferentes glaciólogos alrededor del planeta muestran con claridad que gran parte de los glaciares del mundo vienen perdiendo superficie y masa, en medio de contexto climático que se muestra favorable para la extinción de dichos cuerpos de hielo. Desde hace unos 10 mil años, la reducción de los glaciares de la Tierra ha sido en general una constante.

De acuerdo con el libro Glaciares de Colombia, más que montañas con hielo, publicado el año pasado y publicado por el glaciólogo del Ideam Jorge Luis Ceballos, el área glaciar total de la Sierra Nevada en 2010 era de 7,4 kilómetros cuadrados, lo que representaba el 16% de los glaciares del país. Pero hoy esa cifra se ha reducido significativamente, y seguirá disminuyendo con el correr de los años hasta que en tres o cuatro décadas este ecosistema deje de existir.

La razón, en suma, es una sola: el cambio climático ha hecho que varíen con el tiempo ciertas condiciones esenciales para la supervivencia de ese ecosistema. Por ejemplo: la nieve que cae en época de invierno se derrite a un ritmo mucho más acelerado y se convierte en agua que pasa al páramo.

“Esa nieve —explica Ceballos— es como un alimento necesario para sobrevivir. Y a raíz de estos incendios, resultados de esta fuerte temporada de sequía, se puede concluir que hay una mayor radiación en la zona de glaciar, lo que implica que se está derritiendo a una velocidad aún mayor de la normal”.

“Anualmente —dice Ceballos— se está perdiendo entre el 3 y el 5% de su área. Y lo peor es que no podemos hacer nada para reversar ese fenómeno. El daño ya está hecho. Para que se recuperen se necesitan inviernos demasiado fuertes”. El problema que padece la Sierra Nevada de Santa Marta podría traer una serie de consecuencias relacionadas, especialmente, con el abastecimiento hídrico, aunque su impacto no tendría efectos extremadamente perjudiciales.

“Para el suministro de agua —dice Ceballos— los glaciares son como una llave abierta. ¿Qué va a suceder si se derriten? Pues que se abre la llave y no va a salir nada. Sin embargo, aquí, en Colombia, nuestro abastecimiento de agua potable no depende de ellos sino, fundamentalmente, del bosque alto andino y de los páramos. Su aporte, en verdad, está por el orden del 4 u 8%”.

ASCENSO NIVEL DEL MAR

Una de las consecuencias de la fusión acelerada de los glaciares es el aumento en los niveles del agua líquida en el mundo. En un escenario climático como el actual, en el cual la fusión acelerada de los glaciares es un fenómeno generalizado, se espera un aumento en el nivel de las aguas del mar. Se estima que el volumen de agua en estado sólido es capaz de aumentar hasta 74 metros el nivel de los mares en todo el mundo. El nivel del mar es considerado como un índice sensible del cambio climático debido a que responde a variados componentes del sistema. A medida que los océanos responden al calentamiento global, el agua se expande y aumenta, por ende lo hace el nivel del mar.

Aunque en los últimos estudios y proyecciones, las variaciones se consideran pequeñas, pues se habla en términos de milímetros, los impactos del mismo son significativos en términos de erosión, inundaciones e intrusión marina. Inclusive se ha sugerido que las variaciones del nivel medio del mar sobre las zonas costeras del Caribe Colombiano son responsables de los graves problemas de erosión costera.

EROSIÓN COSTERA

El control de la erosión costera en el departamento ha sido una lucha de décadas para mitigar la fuerza del mar sobre las costas. A lo largo de los 300 metros de costa, hay varios puntos críticos sobre los cuales se ha requerido intervención de las autoridades ambientales: Costa Verde, Isla del Rosario y el Kilómetro 19 de la vía Ciénaga – Barranquilla.

Recientemente, el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible celebró un convenio con el gobierno holandés para el desarrollo del Plan Integral de Manejo Costero.

Para estos estudios que no sólo comprenden la afectación en los departamentos de Magdalena y Atlántico sino en todo el país, se invertirá un millón de dólares, al tiempo que precisó que a partir del 15 de diciembre los expertos holandeses le darán inicio a los trabajos de campo que determinarán las soluciones a los problemas ocasionados por el fenómeno natural.

Lo que se busca es analizar las alternativas de posibles soluciones a la erosión costera, en todo el país, razón por la cual se ha recibido toda la asesoría de los Países Bajos que han tenido la ocasión de enfrentar este tipo de problemas en otras naciones. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese