Nuevo escándalo de corrupción en Córdoba: cartel del síndrome de Down

25 de enero de 2017 05:44 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los escándalos por corrupción en Córdoba están a la orden del día. Cuando apenas se están adelantando las audiencias por los carteles de la hemofilia, las regalías y la educación, aparece ahora el nuevo cartel de síndrome de Down donde estaría implicada Ana Karina Elías, esposa del ex secretario de salud Alfredo Aruachán, preso por el cartel de la hemofilia, y prima del senador Bernardo Elías.

Según la denuncia hecha por la W Radio, Elías sería la cabeza visible de la IPS Unidad Integral de Terapias de la Costa, a la cual le habrían pagado cerca de 10 mil millones de pesos en supuestas terapias de neurodesarrollo a niños que no padecían la enfermedad.

La misma investigación revela que la representante legal de la misma IPS sería la cabeza, era Diana Carolina Spath Espinosa, prima de Sami Spath Storino, abogado y asesor jurídico de la administración del anterior mandatario Alejandro Lyons.

Pese a que inicialmente se pagaba dos millones de pesos por cada niño con síndrome de Down, con la aparición de la IPS señalada los pagos se elevaron a cinco millones de pesos por cada uno, hecho que está en manos de la Contraloría General de la Nación, especialmente porque se detectó que hubo 42 pacientes a los que no se les hizo el tratamiento completo.

Durante 2016 el contrato fue adjudicado a la IPS Crecer y Sonreir, cuya representante legal es Yolima Rangel, asesora de la Secretaría de Salud de Córdoba, pero también hay investigaciones por parte de los organismos de control.

Dentro de los hallazgos de la Contraloría está por ejemplo que en un solo día se hicieron 355 terapias en dos municipios de Córdoba, distantes uno del otro, lo cual representa un detrimento cercano a los 200 millones de pesos.

La W reveló además que en Panamá se creó una sociedad llamada Panavitel S.A, la cual tenía como objeto atender a niños con síndrome de Down y que los presidentes y fundadores de la compañía son justamente los mismos cordobeses involucrados en los otyros carteles: Adalberto Carrascal, hoy prófugo de la justicia, y Samy Spath.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Regional

DE INTERÉS