Indicadores económicos
2018-04-24

Dólar (TRM)
$2.799,45
Dólar, Venta
$2.778,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.425,96
UVR, Ayer
$257,08
UVR, Hoy
$257,15
Petróleo
US$68,64

Estado del tiempo
2018-04-24

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 13:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 06:44

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.3 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2018-04-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

5 - 6
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

“El canto y baile a las Maruchas” una tradición en Libertad

La violencia generada por grupos paramilitares en el corregimiento Libertad (San Onofre) hace más de una década aunque marcó a muchas familias por la pérdida de sus seres queridos, no silenció la cultura popular y las tradiciones.

Isabel Martínez de Guzmán, quien vive en el corregimiento de Libertad, a sus 71 años de edad, conserva esa tradición del “canto a las Maruchas” en los velorios con el fin de acompañar en el novenario a los familiares de los difuntos y mantenerse despiertos durante toda la noche. Además relatan cuentos, adivinanzas y otros juegos autóctonos que han luchado por conservar.

“Esta es una costumbre antigua, ritual que hacemos para que los dolientes y acompañantes de los velorios no se duerman y amanezcan, por eso jugamos y cantamos. En una ronda, tomados de las manos vamos bailando y cantando diferentes rimas  con la palabra marucha”, explicó.

Recuerda que cuando los paramilitares sembraron la zozobra en su pueblo, trataron de silenciarlos no permitiendo el “canto a las Maruchas”, sin embargo  desde hace 7 años retomaron la tradición que va pasando de generación en generación.

“Tengo un semillero de 60 niños enseñándoles nuestra tradición, es algo que llevo en la sangre porque pienso que voy a morir, y quiero que los niños queden cantando y bailando”, manifestó Isabel.

Isabel Martínez reconoce que hay algunos pobladores que cuando fallecen sus seres queridos no les gusta que vayan al velorio a jugar o cantar, “pero en el barrio Calle Barza donde vivo es costumbre y hasta los chiquiticos juegan”, Dice.

Recuerda que en la época de violencia fue una de las personas que más sufrió y aunque no se olvida de lo sucedido, su vida continúa con el incentivo mayor que es el baile y el canto, “no porque vea la alegría que tengo, no crea que no fui maltratada, y en mí corazón tengo dolores grandes, pero la música me relaja y me está dando nueva vida”, dice con gran nostalgia.

Asimismo, habla de cómo sus 11 hijos hombres y mujeres también han sido víctimas de la violencia en diferentes formas, pero han podido sobrevivir, y ahora ella sigue luchando junto a su esposo que está enfermo actualmente.

“Yo lo que quiero es paz y no guerra, por eso perdono a todos los que me han hecho daño y sigo adelante, porque cuando escucho un tambor la vida se me alegra”, dice con mucha felicidad Isabel Martínez.

Al igual que Isabel Martínez, los jóvenes siguen el ejemplo y con música, danza y obras de teatro restablecen el tejido social, para hacer incidencia en la comunidad juvenil y hoy cuentan con el grupo “Afromúsica” que integran más de 50 personas, que busca también alejar a ésta población del consumo de drogas y otros flagelos.

 

La mayor riqueza de los habitantes de Libertad

El corregimiento de Libertad, con sus dos veredas Sabanetica y Arroyo Seco, y 10 mil habitantes, en la actualidad es piloto de reparación colectiva a nivel nacional, en donde sus habitantes sufrieron la violencia paramilitar que dejó 35 víctimas. Por eso hoy, los lugareños son conscientes que la cultura es la mayor riqueza, el canto y los bailes ancestrales que son el aliciente para reponerse ante las adversidades.

Los avances del proceso de reparación colectiva  han sido paulatinos según expresan los habitantes, por eso mientras llegan soluciones a las necesidades que presentan en materia de salud, educación, empleo, seguridad alimentaria, infraestructura vial, y tierras para trabajar, saben que su mayor orgullo y ventana no sólo para Sucre y Colombia, sino el mundo entero, es su cultura popular.

Hoy, desde los más viejos hasta los niños y niñas de Libertad, tratan  a través de la música, el baile y otras riquezas ancestrales sobreponerse y con mucha esperanza esperar un futuro promisorio para todos los habitantes de este poblado, ubicado a 15 minutos del casco urbano de San Onofre.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese