Reinado Nacional de Belleza
El Universal Cartagena

Ivonne Palencia, Reina de la Independencia

Un recibimiento multitudinario le dio Boston a la nueva reina de Independencia. Un recibimiento multitudinario le dio Boston a la nueva reina de Independencia. Ivonne, en la playa en su primer día de reinado Ivonne, en la playa en su primer día de reinado Las finalistas: Karem Felfle, Joselín Rincón, Joselín Rincón, la Reina Ivonne Palencia, Natali Segura y Yessica Valencia. Las finalistas del reinado, durante la rueda de prensa ofrecida Ivonne Palencia, Reina de la Independencia, con los empleados del Hotel Cartagena Plaza. Ivonne Palencia, Reina de la Independencia, con los empleados del Hotel  Cartage Ivonne, en su primer día de reinado Ivonne, en su primer día de reinado



ERICA OTERO BRITO - EL UNIVERSAL

Un recibimiento multitudinario le dio Boston a la nueva reina de la Independencia, Ivonne Palencia.

Apenas la sirena del carro de bomberos anunció la llegada de la soberana, los residentes se volcaron a las calles en un festejo interminable para compartir con ella la alegría de su triunfo.

Con pancartas, pitos, disfraces y música, fue elogiada la “vecinita querida” a la que habían apoyado la noche anterior en el Campo de Sóftbol de Chiquinquirá. “Estamos felices porque ella es una niña a la que vimos crecer y a la que los vecinos apreciamos por su sencillez”, comentó Petrona Gómez.

Sin inconveniente alguno, Ivonne descendió del carro de bomberos y recorrió el barrio acompañada por un río de gente que no hacía sino repetir “Boston se sobró”.

Los niños y adolescentes a los que ella les dio clases en la Escuela Comunitaria de Boston y en el colegio Salim Bechara, eran los más emocionados.

“Siempre supimos que era la reina porque es una mujer bonita por dentro y por fuera”, precisó Karen Mendoza, una de sus alumnas.

Al festejo de ayer en la tarde le antecedió uno en la misma madrugada. Momentos después de ser coronada como Reina de la Independencia, Ivonne se dirigió a Boston a ofrecerle la corona a su gente. Durante dos horas, la reina celebró con sus seguidores para luego dirigirse al hotel Cartagena Plaza, donde el Instituto de Patrimonio y Cultura concentró a todas las candidatas del concurso.

Sonriente y vital

En su primer día de reina, Ivonne Palencia amaneció sonriente. La alegría no dio lugar al cansancio.

A las 11 de la mañana dio una rueda de prensa en la que también estuvieron presentes la virreina y las tres princesas. Luego partieron en una caravana, escoltada por la Policía Nacional, que llevó a una por una de regreso a su casa.



¿Para usted qué significa la corona que ostenta?

Significa compromiso social. Estoy comprometida con mi gente para trabajar por el aprovechamiento libre de los niños de mi comunidad.

¿Qué tiene planeado para cumplir con este compromiso?

Desde mi perspectiva de docente se pueden hacer muchas cosas siempre y cuando haya un compromiso de las entidades gubernamentales. Mi meta es promover programas educativos, pero con componentes lúdicos que hagan sentir a la niñez a gusto en tales proyectos.

¿Su mensaje a las pandillas?

Que la vida es el don más preciado que tenemos y hay que cuidarla y propender por aprovecharla al máximo en actividades que cada día nos hagan crecer como persona y como ciudadano. Que la familia es el bien más valioso y por ella debemos reflexionar y medir nuestros actos. En especial les digo que son jóvenes llenos de vida y con capacidades, que las aprovechen para sembrar un futuro promisorio.

¿Quién la animó para participar en el concurso?

Mi papá. Él siempre ha alimentado mis sueños y está conmigo para todo. Este fue mi deseo desde niña y gracias a Dios se me cumplió.

¿Es cierto que antes de presentarse al Reinado de la Independencia le propusieron ser Señorita Chocó?

No es tanto así. Como saben yo nací en Acandí (Chocó) aunque tengo 16 años viviendo en Cartagena. Todos los años voy a mi pueblo y el año pasado una prima mía fue candidata del Reinado del Mango, yo la estuve acompañando, pero resulta que a todos los eventos donde íbamos la gente me preguntaba si yo era la reina y mucha gente se me acercó a decirme que tenía porte para reina, que me preparara para que hiciera un buen papel.

¿Representaría a Cartagena en el Concurso Nacional de Belleza?

Claro que sí, aunque no quiero hablar de eso todavía. Primero quiero vivir a plenitud este momento. Sin embargo quiero decir que cualquiera de nosotras (de las cinco finalistas) tiene las capacidades físicas e intelectuales para dejar en alto el nombre de Cartagena en cualquier certamen.

 

Enviar
Imprimir