Las reinas asistieron a misa para reflexionar

  • Concurso Nacional de Belleza

    Las reinas comulgaron en la misa que se ofreció para bendecir el certamen. // AROLDO MESTRE – EL UNIVERSAL

  • Concurso Nacional de Belleza

    Las beldades rezaron juntas el padre nuestro. // AROLDO MESTRE - EL UNIVERSAL

  • Concurso Nacional de Belleza

    Las aspirantes al título de Señorita Colombia oraron en la eucaristía. // AROLDO MESTRE – EL UNIVERSAL

  • Concurso Nacional de Belleza

    Con la mano derecha en alto, las concursantes profesaron la fe rezando el credo. // AROLDO MESTRE – EL UNIVERSAL

  • Concurso Nacional de Belleza
  • Concurso Nacional de Belleza
  • Concurso Nacional de Belleza
  • Concurso Nacional de Belleza
-A A +A

Recursos relacionados

Las veintiún mujeres que representan la belleza de las regiones de Colombia asistieron a la tradicional eucaristía de reflexión, que este año se realizó en el salón Cartagena de Indias del Hotel Hilton, sede que las acoge cada año para vivir la experiencia del Concurso Nacional de la Belleza.

El acto eucarístico fue oficiado por el sacerdote Jesús María Cano, párroco de la iglesia María Reina del Mar, y en la homilía el reverendo les recordó
a las aspirantes al título de Señorita Colombia que deben lucir igualmente su belleza física como su belleza espiritual.

“Siéntanse agradecidas con Dios porque les ha permitido vivir esta experiencia y aprovechan esta oportunidad para hacer el bien a los más
desfavorecidos”, dijo.

Las lecturas de la palabra estuvieron a cargo de las candidatas de Cesar, Chocó, Cartagena D.T. Y. C. Y Bolívar.

Andrea Salas Daníes, representante de Cesar, leyó la primera lectura que invitó a creer en la justicia de Dios que no discrimina los clamores de
quienes la implora.

La señoría Chocó, Yuseli Londoño Mosquera, proclamó el salmo responsorial y Juliana Dahl Vélez, señorita Cartagena D.T. Y. C., leyó la segunda lectura.

Luego del evangelio, Geraldine Álvarez Hernández, representante de Bolívar, fue la encargada de hacer las peticiones, en las que el párroco intervino
para pedir a Dios que guie el camino de las 21 concursantes del certamen.

Durante el acto religioso las beldades mostraron una actitud de recogimiento y reflexión y una vez finalizó la misa regresaron a sus habitaciones para
prepararse para esta tarde recibir las llaves de la ciudad.