Reinas, comparsas y disfraces engalanan el Desfile de la Independencia

  • Reinas nacionales Chocó, Guajira y Huila. //

  • La señorita Bolívar era la más alegre. //

  • Señoritas Cauca, Cesar y Cartagena. //

  • Bando

    Las comparsas alegran la avenida Santander // Antonio Canchila García- El Universal

  • Bando

    Muchos colores se pueden ver en esta celebración. // Antonio Canchila García- El Universal

  • Bando

    Los cartageneros disfrutan del tradcional bando. // Antonio Canchila García- El Universal

  • Bando
  • Bando
  • Bando
-A A +A

Recursos relacionados

Luciendo atuendos alusivos a las diferentes etnias del país, las mujeres más bellas de Colombia y las representantes de la belleza cartagenera engalanan la avenida Santander en el tradicional Bando o Desfile Folclórico de la Independencia.

En el desfile también participan los diferentes grupos folclóricos y comparsas de la ciudad, los disfraces más creativos y toda una fiesta alrededor de un año más de la Independencia de Cartagena de Indias.

HOMENAJE A LOS PREGONES Y A LAS ETNIAS

Las carrozas de las beldades nacionales y locales hacen homenaje a las etnias del país y a los pregoneros de la ciudad.

Cada carroza ha sido adecuada de la mejor forma para que se conviertan en una muestra más de la cultura.

EL AMBIENTE

Desde tempranas horas empezaron a llegar las personas a la avenida Santander para ocupar buenos puestos y poder disfrutar al máximo del desfile de las fiestas de independencia.

El comercio aprovecha las festividades y ponen sus negocios de venta de fritos, cerveza, mango rosquitas y todo lo que necesitan las personas para disfrutar de esta jornada.

Incluso hay quienes alquilan sillas a cinco mil pesos en todo el frente de las vallas dispuestas para impedir que la gente interrumpa el tránsito de las carrozas y comparsas.

La música novembrina y la champeta retumban en cada uno de los equipos dispuestos durante el recorrido que deben hacer las candidatas.

¿PROHIBIDO EL BUSCAPIE?

Todos los años se expide un decreto realizando ciertas prohibiciones a las cuales la ciudadanía poco o nada cumple. Tal es el caso de los llamados “tiritos” y buscapiés que si bien no son tan frecuentes como antes, se alcanzan a escuchar algunos.