Alimentación, vital para una buena salud ósea

11 de marzo de 2015 09:17 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Aquí dos elementos son importantes: el calcio y la vitamina D. El primero por formar parte de la matriz ósea. La segunda, porque es fundamental para absorber el calcio.

En cada etapa de la vida tener buenos niveles de estas sustancias asegura huesos sanos. Sin embargo, durante la maternidad existen algunos requerimientos especiales.

Un consumo adecuado de calcio durante la gestación es vital, pues las demandas del bebé en crecimiento deben ser cubiertas para que la madre no presente una deficiencia posterior, ya que si un feto en crecimiento no recibe calcio de la dieta materna, lo va a obtener de los depósitos que tenga la madre. De esa manera el binomio madre hijo tienen unos requerimientos aumentados y es importante dar un suplemento a la madre en gestación.

El estado nutricional de la madre refleja el del bebé y es por eso que durante el embarazo deben recibir suplemento de vitamina D, fundamental para el metabolismo del calcio y para que este se fije a los huesos.

En los primeros años de vida, la deficiencia de vitamina D puede manifestarse con debilidad en los huesos que lleva a producir malformaciones.

Según el nutriólogo, Sandro Gómez Maquet, la vitamina D es escasa en la naturaleza, por lo tanto, se debe recibir en suplementos que están en las fórmulas de leche maternizadas, además es primordial la exposición al sol para que el organismo la sintetice.

Además de la leche, el experto señala que el calcio puede obtenerse de los vegetales verdes, el pescado y algunos frutos secos como nueces, almendras y maní.

Para niños, mujeres en embarazo y adultos mayores la recomendación es consumir entre 1.000 y 1.400 miligramos de calcio al día, es decir, entre uno y dos vasos de leche.

¿Y los músculos? Para ellos la proteína resulta fundamental, representada en carne, pollo, huevo, pescado, leche y queso. Construir una buena masa muscular depende del consumo de este tipo de alimentos y de actividad física regular. A partir de los 40 años empieza a declinar la masa muscular, se va perdiendo con los años, por lo tanto, la recomendación de consumo de proteína debe darse con la edad.

EL CONSUMO DE CALCIO

La época clave en el metabolismo del calcio y la realización de los depósitos del mismo en los huesos es entre los 10 y los 18 años de edad. Es decir, en la época de crecimiento rápido de los huesos y la terminación de su crecimiento alrededor de los 16 años en las mujeres y los 18 años en los hombres. Es en este momento donde los requerimientos de calcio son mayores y donde la dieta debe ser rica en este mineral. Se recomienda tener una alimentación que contenga lácteos y sus derivados, vegetales verdes, soya y, si es del caso, consumir un suplemento de calcio prescrito por el médico.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS