Indicadores económicos
2018-10-15

Dólar (TRM)
$3.088,78
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.720,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.574,95
UVR, Ayer
$259,74
UVR, Hoy
$259,75
Petróleo
US$80,84

Estado del tiempo
2018-10-15

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 00:31

Marea max.: 22 cms.

Hora: 17:01

Dirección viento: Sur

Intensidad viento: 6 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2018-10-15

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

/ - /
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Alivio para el dolor

Todos tenemos una tía  a la que todo le duele, sin embargo, este dolor sí que puede convertirse en enfermedad.

Luz Marina Urriago Gómez, Especialista en Medicina del dolor de la Clínica del Occidente afirma que en Colombia contamos con herramientas para el tratamiento del dolor.
Desde medicamentos hasta terapias, la especialista resuelve algunas dudas que tienen aquellos pacientes que no encuentran el origen de su padecimiento o que presentan dolor crónico.

¿Es siempre el dolor un síntoma de enfermedad?
El dolor es un síntoma que refleja un daño potencial o real de un tejido. Cuando el dolor no se trata adecuadamente o no es tratado, puede producir cambios a nivel neuronal cerebral y convertirse en una enfermedad en si mismo, de ahí la importancia de tratar adecuadamente y a tiempo este síntoma, y la causa que lo genera.

¿Con qué tecnología cuenta Colombia para tratar a los pacientes con dolor?
Hoy contamos con muchas herramientas para el tratamiento del dolor. Por ejemplo, en la Clínica del Occidente, contamos con manejos que van desde los medicamentos, pasando por procedimientos que incluyen las terapéuticas alternativas (acupuntura, terapia neural, campo magnético, sueroterapia y ozonoterapia entre otras), hasta bloqueos neurales, donde se administran medicamentos analgésicos, antiinflmatorios y anestésicos para disminuir la transmisión de los impulsos de dolor que emite el nervio.

Estos pueden realizarse tanto en nervios periféricos como en ganglios neurales, raíces nerviosas, y en región de columna en nervios de articulaciones facetarias y en el espacio epidural.

Otro procedimiento es la  neurolisis por radiofrecuencia: la aplicación de ondas de radiofrecuencia que desnaturalizan las proteínas del nervio durante cierto tiempo impidiendo la transmisión nerviosa.

También la colocación de bombas de infusión elastomérica, dispositivos utilizados para analgesia por corto tiempo por ejemplo postoperatorio de cirugías ambulatorias. El paciente lo puede llevar a casa, con gran comodidad y adecuada modulación del dolor.

Por último tenemos la inserción de dispositivos de infusión continua de analgésicos que van directo al sistema nervioso central, y la colocación de neuroestimuladores en la columna vertebral del paciente, que cambian la frecuencia y voltaje de los impulsos dolorosos que emite el nervio, cambiando la sensación de dolor del paciente por un leve cosquilleo.

Todas las técnicas anteriores deben ser individualizadas de acuerdo a la necesidad de cada paciente, y deben darse en forma escalonada, ascendiendo desde los procedimientos de menor complejidad hasta los de mayor complejidad. Lo más importante es el tratamiento no solo del dolor en sí, sino también de la causa.

Pese a los estudios, ¿Puede pasar que no encuentren la razón del dolor?
Hoy en día, con las numerosas herramientas diagnósticas que tenemos en el mundo y en nuestro país, es difícil que no se encuentre la causa primaria del dolor.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el dolor es una reacción multifactorial e individual, que conlleva no solamente la parte de daño físico, sino que también tiene unos componentes emocionales y sociales importantes, que se deben tener en cuenta por parte del equipo multidisciplinario.

Se tiene que tener en cuenta la posibilidad de presencia de ganancias secundarias, que consisten en que el paciente muchas veces sin ser ese su objetivo, logra afecto, descanso y muchas otras cosas, que psicológicamente pueden perpetuar el dolor.

Por otra parte, el dolor moderado a severo que se perpetúa en el tiempo sin tratamiento o con un insuficiente o inadecuado manejo puede producir cambios a nivel de las neuronas, las cuales continuarán generando respuestas de dolor a pesar que ya se haya superado la causa del mismo. Por eso es sumamente importante acudir y tratar a tiempo el dolor, con un equipo de profesionales especializados.

¿A qué se debe la poca oferta de profesionales y servicios especializados en Cuidados paliativos?
Desafortunadamente en nuestro país la historia de la aparición de la Medicina del dolor y los Cuidados paliativos es corta, y existe hoy en día en Colombia muy poca por no decir exigua oferta de postgrado para estas especialidades.

Es más, son muy pocas las facultades de medicina que incluyen una cátedra de Medicina del Dolor en el pregrado, esto ha hecho que muchas veces sea necesario realizar los estudios de  especializaciones maestrías y doctorados en el exterior, con un costo muy alto, y con una convalidación en nuestra patria sumamente tortuosa y demorada.

Este tema es delicado, teniendo en cuenta que la primera causa de consulta a nivel mundial hoy es el dolor, y que las encuestas realizadas por la Asociación colombiana para el estudio del dolor (ACED), demuestren que más del 40% de la población colombiana encuestada presentó dolor de intensidad moderada a severa en  el último año. 



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese