Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Amamantar: todas lo podemos hacer

-A A +A
 

Todas podemos amamantar. Así lo afirma con seguridad Lorena Beltrán Villamil, directora del Grupo de apoyo Amamantar Cartagena.

Y es que, no hay bebedizo más poderoso que la succión misma del bebé.

Sin embargo, hemos pasado tantos años en entornos desinformados que, poco a poco, la lactancia materna ha ido siendo desplazada por la artificial, pues la desconfianza en el amamantamiento es tan grande que, muchas madres terminan creyendo aquello de “no eres vaca lechera”.

Por esta razón, Lorena Beltrán ha titulado su taller Todas podemos amamantar, con el cual, en el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna- que se extiende a un  mes-, busca desmitificar tantas creencias falsas sobre el amamantamiento, además que contribuir en el empoderamiento de este acto para todas las madres lactantes y gestantes.

La actividad es gratuita y se realizará mañana a partir de las 9:00 a.m. en el auditorio de la Clínica de Maternidad Rafael Calvo, apoyada por la mismo centro asistencia y el Departamento Administrativo Distrital de Salud, Dadis.

Beltrán explica en esta publicación tres aspectos específicos: por qué todas podemos amamantar, las barreras para la lactancia materna en Cartagena y las razones por las que, en la ciudad se abandona la lactancia:

Todas podemos hacerlo
Los seres humanos somos mamíferos y por ende, biológicamente hablando, nuestro cuerpo y mas exactamente nuestras mamas están diseñadas para amamantar. La lactancia materna, muy al contrario de lo “delicada” que se le considera, es una de las funciones mas robustas del cuerpo humano. Nadie pone en duda el funcionamiento de algún otro órgano de nuestro cuerpo, como sí cuestionamos la capacidad de dar leche. Pero la glándula, como cualquier otro órgano, se puede enfermar y por ende, existe una cifra minúscula de mujeres en el mundo que podrían sufrir verdaderamente de baja producción de leche, pero estos casos, como dije anteriormente, son escasos.

Entonces, ¿por qué hoy día las que damos pecho somos minoría? La respuesta está en que el amamantamiento es la función natural del cuerpo pero es una conducta aprendida y este componente sociales fundamental. Hace millones de años y hasta hace muy poco la mayoría de mujeres amamantaban y era lo normal y común; en las familias todas daban pecho y las mujeres veíamos a otras amamantar y de manera inconsciente, íbamos aprendido sobre esta conducta.

Desde la llegada de la fórmula, esta herencia se perdió y existen hoy mujeres que jamás han visto a otra amamantar. Ahora amamantar es un acto extraño y desconocido.

Principales barreras
Podemos iniciar señalando que, el momento en que la mamá debería empezar a prepararse para la lactancia, es el embarazo. Sabemos que muchas de las gestantes planean todo lo concerniente para la llegada del bebé como cuna, ropa, coche y hasta teteros pero pocas, muy pocas, se toman el trabajo de informarse acerca de la manera en la que se alimentará ese bebé. Algunas de hecho, debido a los mitos, se dan por vencidas desde antes diciendo que como en su familia no ha habido “buenas lecheras”, ellas tampoco lo serán, entonces hasta pote compran de una vez.

A esto le siguen los profesionales de la salud, médicos y enfermeras que no dan buena información sobre lactancia en cursos de las EPS, clínicas y hospitales. En este aspecto tenemos a enfermeras que atienden a las recién paridas y aún tienen en su cabeza que hay “buenas y malas lecheras”, así como personal que no tiene idea de cómo funciona la lactancia y de qué manera sortear los principales obstáculos en las primeras horas de vida del recién nacido; además, los protocolos hospitalarios atentan contra el primer encuentro de mamá y bebé que, aunque todos repiten como loros sobre la importancia de la primera hora de la lactancia, ninguno lo aplica y se llevan a pequeño a hacer una y mil cosas antes de entregárselo a la madre, aunque sabemos que está comprobado científicamente, que esta separación tiene un efecto negativo a la hora de establecer la lactancia.

Los hijos que han tenido contacto ininterrumpido con la madre tienen posibilidades altas de agarrarse de manera óptima al pecho, a diferencia de los que no.

También está la industria que se ha encargado de hacernos creer que la lactancia materna puede siempre estar a “un pelo” de hacerle daño al bebé (no puedes comer tal cosa, no puedes tomar medicamentos, no puedes salir, no puedes tener vida) y que nuestra salvación es entonces su producto (leche artificial), como si su uso fuera inocuo y necesario para los bebés.

Y por último, se encuentra la familia y los amigos, que tampoco tienen buena información, no han visto lo que es un bebé amamantado, y aunque dan consejos con buena intensión, muchos desaniman a la madre a continuar.

Razones de abandono a la lactancia
Hay falta de información y apoyo, pero sobretodo de apoyo. Una mujer que no tiene buena información pero que se le apoya a seguir, puede llegar a establecer una lactancia prolongada en medio de su desinformación. Pero si no tiene apoyo, muchas veces, ni la buena información vale. He conocido casos de parejas en donde el padre, por no confiar en la capacidad de la madre para amamantar, la ha desmotivado al punto de abandonar la lactancia creyendo que es mucho mejor darles pote de leche formulada porque así pueden controlar mejor lo que comen.

Creo que aquí también es clave el componente emocional de la pareja. El apoyo a la madre que lacta es tan crucial que, puede ser la clave para que todas podamos amamantar. 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64182 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese