Indicadores económicos
2017-10-16

Dólar (TRM)
$2.932,05
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.462,75
UVR, Ayer
$251,96
UVR, Hoy
$251,97
Petróleo
US$51,45

Estado del tiempo
2017-10-17

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 03:18

Marea max.: 19 cms.

Hora: 09:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Crianza con autoridad, una cuestión de salud mental

En el pasado tal vez un padre no sentía temor de tener autoridad con sus hijos; sin embargo, hoy los padres de familia ya no saben de qué manera hacerlo y para no caer en el extremo del autoritarismo, muchos terminan siendo permisivos.

Al contrario de hacerle un bien a sus hijos, la autoridad permisiva genera un entorno mentalmente no saludable para ellos y los lleva a ser personas que no podrán enfrentarse a las crisis ni conocerán la línea divisoria entre lo legal y lo ilegal, por lo cual seguramente terminarán cometiendo actos delictivos.

El psiquiatra Cristian Ayola, explica que hay tres tipos de modelos de crianza: el autoritario, el permisivo y el democrático.

“En la crianza autoritaria, los padres son quienes determinan las reglas, las imponen sin explicación y se deben cumplir; los dos padres o uno de ellos tiene el poder absoluto. Este es un modelo proclive a producir desajustes y estrés, aparentemente las personas se forman bien, algunos dan por hecho que sus éxitos se deben a que fueron criados de esa manera, pero no se mira ese por debajo del agua que es el grado de sufrimiento de la persona, el estrés y su desarrollo físico y emocional por estar sometido día a día a ese modelo de crianza”.

Generalmente quienes han sido criados con el modelo del autoritarismo con padres agresivos, lo llevarán a su propia familia cuando les toque.
Sobre el modelo permisivo, Ayola señala que, “Es disfuncional y desastroso, aquí no hay límites ni reglas y es probable que la persona termine cometiendo actos delictivos porque no tiene formación ética, moral, ni mide ese límite entre lo legal e ilegal”.

“El último modelo es el estilo más funcional, que es el democrático: acá sí existen reglas pero son negociadas con los hijos y no impuestas, los niños deben cumplirlas pero ellos entran a ser parte de la construcción de las normas y por ende saben que su desobediencia trae consecuencias lógicas, entonces aceptan mejor cuando toca castigarlos por incumplimiento porque ellos son parte del proceso”, agrega.

Para el Psiquiatra, este es el manejo más funcional que tiene la autoridad.
“Como me dijeron un día, la crianza de un hijo es como cuando se tiene un pájaro en la mano: si se abre mucho la mano, se va; pero si se le aprieta mucho, el pájaro se asfixia”. Hay que darles suficiente espacio para que vuelen y sientan el aire, pero sin dejarlos ir. Eso es lo que necesita el niño y el adolescente".

Crear un entorno mentalmente saludable
La salud mental es tan importante como la salud en general. Por esta razón, hay que comprender que al hablar de salud mental no se hace referencia sólo a enfermedades mentales, sino también a un estado que le permite a la persona autorrealizarse, desarrollar autonomía, creatividad, adaptación y capacidad de resolver crisis y enfrentarse a los problemas.

Para que una persona sea mentalmente sana, “a su alrededor debe tener preferiblemente una familia funcional, donde haya un mínimo grado de sufrimiento y el individuo pueda conseguir sus objetivos dentro del núcleo, debe ser una familia en la que los problemas se resuelvan con un mínimo esfuerzo, haya manejo de autoridad de forma equilibrada o simétrica y no asimétrica, donde haya comunicación no violenta,” indica el Especialista.

“Además debe tener una red de apoyo social, es decir, buenos amigos con quienes compartir buenos y malos momentos, que sirvan para apoyarse y estén atentos siempre; también se debe tener una ocupación sana, ya sea estudio, trabajo, deporte, y así dependiendo del ciclo vital de la persona”, añade.
Un entorno mentalmente sano, le permitirá a la persona aprender a actuar respetando a los demás y desarrollarse de forma adecuada.

Les espera mejor futuro
Un niño con un entorno de buena salud mental, tendrá mejores expectativas a futuro. “El futuro depende de factores genéticos, medioambientales y de la capacidad para responder a las situaciones de crisis, lo que llamamos la resiliencia, la cual es la capacidad para recuperarse de los malos momentos, como un resorte que se aprieta y cuando se suelta debe volver a su nivel. Si todo esto funciona bien, tendremos personas con mejor desarrollo, mejor porvenir, mayor estabilidad emocional, mejor capacidad de adaptación, y una buena capacidad de recibir estrés y sin que éste dificulte su desarrollo. Serán personas equilibradas y sanas, con menos problemas para salir adelante y menos posibilidades de tener enfermedades de salud mental”, dice Cristian Ayola.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese