Desintoxíquese antes de las fiestas de diciembre

05 de diciembre de 2014 12:25 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Todas las tentaciones que llegan en la época decembrina a la mesa, a la par con la quietud y el estrés, desde carnes frías, hojaldres, buñuelos, arequipe y toda clase de platos cargados de grasas, azúcares y sustancias artificiales se convierten en una bomba de tiempo para la salud.

Entre ellas, los xenobióticos, que el cuerpo no puede reconocer ni eliminar, por lo que se acumulan e intoxican el organismo, con efectos nocivos en el organismo. En especial, a nivel del hígado, que termina por trabajar el doble, afectando sus funciones digestivas, metabólicas y depurativas.

De hecho, es el encargado de quemar las grasas y si no puede cumplir a cabalidad su función el resultado es la obesidad.

Por eso, antes que lleguen las fiestas, es importante preparar el organismo, sometiéndolo a un proceso de desintoxicación, que incluye ciertas recomendaciones dietarias principalmente y también otras relacionadas con el estilo de vida.

Comience desde ya a aplicar los consejos de los especialistas y notará el cambio de inmediato no solo en su peso, sino en su bienestar general.

¿QUÉ EVITAR?

Limite la proteína animal, como carnes rojas, huevos y lácteos a solo una o dos veces por semana. Prefiera las carnes blancas como el pollo
y el pescado.

Modere el consumo de todo tipo de alimentos artificiales, procesados o con conservantes, que rompen con el balance del organismo. Entre los cuales se pueden mencionar bebidas azucaradas, dulces, embutidos, productos de paquete y enlatados.

El licor. Recuerde que el organismo solo puede procesar una cerveza, un trago de aguardiente o una copa de vino por hora.

LOS ZUMOS RECOMENDADOS

- Mezcle uvas, fresas, moras, frambuesas y repollo morado.
- Otra combinación muy depurativa es la de manzana, apio, espinaca, sábila,
pepino, piña, zanahoria y coliflor.

EL COMPLEMENTO IDEAL

Actividad física. Ayuda a desintoxicar las células, potenciando su función, puesto que estas no son estáticas y también se mueven.

Respiración. Tome el aire por la nariz, llévelo hasta el abdomen y bótelo por la nariz o la boca. Lo importante es que la respiración sea profunda, de forma que se infle el abdomen. Recuerde que el oxígeno es fundamental para la vida de las células. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS