Indicadores económicos
2018-10-18

Dólar (TRM)
$3.088,47
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.710,00
Café (Libra)
US$1,47
Euro
$3.553,28
UVR, Ayer
$259,81
UVR, Hoy
$259,83
Petróleo
US$79,37

Estado del tiempo
2018-10-19

marea

Marea min.: -6 cms.

Hora: 02:17

Marea max.: 19 cms.

Hora: 19:21

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 10 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2018-10-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Donantes, siempre escasas en el Banco de Leche Humana de Cartagena

De 15 niños prematuros y de bajo peso que en promedio permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la de la ESE Clínica de Maternidad Rafael Calvo, solo cuatro alcanzan a beneficiarse con la leche materna que recolecta el Banco de Leche Humana de esa IPS.

Los escogidos son aquellos cuyas madres no pueden alimentar y “están más enfermos o con menos de 1.500 gramos de peso”. Pero “siempre nos hace falta leche. La meta es poder cubrir la demanda de la UCI”, afirma Ana Yepes, coordinadora del banco.

Y siempre hace falta el líquido porque son pocas las donantes. Este mes hay siete activas, de las cuales la mayoría residen en barrios de los estratos 3, 4 y 5; y la mitad son profesionales.
Yepes sostiene que desde que el Banco de Leche Humana entró en operación, en mayo de 2014, siempre ha tenido donantes activas. El problema es que el número sube y baja.

“El mes que hemos tenido menos donantes hemos llegado a cuatro. Al mismo tiempo hemos llegado a tener 12 donantes”.

Pero, ¿quiénes pueden ser donantes de leche humana? “Deben ser mujeres lactantes con excedente de leche, sanas, y que tengan exámenes de hemograma VDRL (sífilis), hepatitis B y VIH con resultados negativos. Si no los tienen vigentes en la clínica se les hacen sin costo. Sin ellos la mujer no puede donar”, dijo la pediatra.

Agrega que la donante de leche humana no debe consumir sustancias psicoactivas ni alcohol. Tampoco tomar medicamentos contraindicados con la lactancia materna.

“A ellas se les hace llenar una ficha técnica. Se les pregunta nombre, edad, dirección, qué infecciones han tenido, si han recibido transfusiones de sangre, qué patologías presentaron durante el embarazo y el parto. Se caracteriza a la donante para verificar que no tenga ninguna contraindicación para donar leche humana”. Quien pase este “examen” y arroje negativo en los mencionados anteriormente, puede convertirse en donante.

Según Yepes, las madres de los Hogares Comunitarios Familia, Mujer e Infancia (Fami) del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) “eran la red en la cual nos íbamos a apoyar para la captación de donantes, pero no ha sido tan efectivo. Pienso que no por disposición del Instituto sino de las mismas mamás.

“El estrato en que viven, las condiciones sociales e higiénicas a veces no les permiten. El sitio donde se hacen la extracción tiene que estar limpio, sin moscas, ratas, cucarachas, hay que ponerse el gorro; hay una serie de requisitos para poder donar. En el nivel socioeconómico más alto las mamás entienden más la necesidad y rigurosidad con la cual se debe hacer el proceso”.

Para donar

En frascos de vidrio con tapas plásticas, las donantes depositan la leche que se extraen de sus mamas.

“Utilizamos más los frascos de Colcafé porque la rosca es bien hermética. Cuando los volteas la leche no se derrama. Esos vienen en diferentes tamaños. El mediano, que es el que casi siempre manejamos, es de 250 centímetros, que son más o menos 8 onzas”, precisa Yepes.

Explica que “a las mamás se les entrega un kit: frascos, gorro y mascarilla para que se hagan la extracción de leche. No hay una cantidad determinada que deban entregar, pero deberían ser 100 mililitros por lo menos porque si no sería muy poco el volumen. La idea es que se done la mayor cantidad posible”.

La coordinadora del banco indica que en un mismo día, “una mamá puede, en el mismo frasco, depositar leche en horas diferentes para tratar de llenarlo. Pero debe ser en un solo día. Al día siguiente tiene que utilizar otro frasco. La leche siempre que se extrae debe ir al congelador para evitar el crecimiento bacteriano.

“Desde el momento en que se hace la extracción, tenemos 15 días para recogerla y pasteurizarla. Mientras más temprano se haga mejor. Ahora estamos yendo a las casas de las mamás donantes una vez a la semana, los jueves, a recoger la leche. Solo se recibe en los frascos que nosotros entregamos. Son estériles y garantizan que la leche venga limpia, sin bacterias”.

Destaca que no hay probabilidad de que el alimento donado se pierda. “La leche demora seis meses después de pasteurizada. Si llegáramos a tener exceso no tendríamos ningún inconveniente, porque por lo mismo somos un banco de leche. El banco está hecho para reservarla”.

Yepes invita a las mamás lactantes con exceso de leche a donar. “Esa leche, a través de sus nutrientes y anticuerpos, va a ayudar a que los niños prematuros hospitalizados se mejoren más rápidamente, porque se van a nutrir mejor y los anticuerpos que les pasan a través de la leche materna van a permitir que las infecciones también mejoren más rápidamente”.

A quienes están lactando, la pediatra recuerda que “todos los niños deben recibir lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida. Y desde los seis meses hasta los dos años o más, lactancia materna y alimentación complementaria, sean o no prematuros”.

Desde 2014

En mayo de 2014, el Banco de Leche Humana comenzó a operar en la Maternidad. Se instaló gracias a un convenio que en 2007 firmaron el ministerio de Salud de del gobierno de Brasil y su homólogo colombiano. El objetivo: disminuir la mortalidad de los niños que nacen prematuros o con bajo paso.

Yepes afirma que “Brasil preside la Red Iberoamericana de Bancos de Leche Humana. Tiene 256 bancos de leche. Es pionero en América y se ha encargado de capacitar al recurso humano de los bancos de leche en todos los países de América Latina. Los brasileños vinieron a Colombia y en 2011 se instalan los dos primeros bancos en Ibagué y Fusagasugá (Cundinamarca). El objetivo del Gobierno era armar bancos en las principales ciudades del país.

“Pero para ello se necesitaban hospitales que tuviera los programas materno infantil y madre canguro, la estrategia Instituciones Amigas de la Mujer y la Infancia (IAMI), cuyo concepto base es la nutrición infantil basada en la lactancia materna; y UCI”. Minsalud le pasó la propuesta a los hospitales que cumplían estas características y fue así como llegó a la Maternidad.

“La Red Iberoamericana nos capacitó en 2013. Minsalud proporcionó la dotación de equipos, que son costosos; y la Maternidad se encargó de hacer la infraestructura física del banco de acuerdo a los lineamientos de la red”.

Otra dificultad

Además de donantes, la coordinadora del Banco de Leche Humana afirma que “pido a gritos un día de transporte a la semana”.

Advierte que inicialmente este servicio lo costeaba el Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis). Luego la Secretaría de Salud Departamental. Hoy, la misma Clínica de Maternidad Rafael Calvo.

“El transporte nadie nos lo garantiza. Hoy lo costea la clínica y es costoso. Desde hace dos años, Dadis no ha podido brindarnos la solución porque, por la situación de la Alcaldía, no han hecho la contratación.

“Eso nos deja con un margen de maniobra poco amplio, porque solo podemos asumirlo un día a la semana. Si llegáramos a tener más donaciones tendríamos que buscar otro transporte”.
Yepes dice que ha solicitado tal servicio a Entidades Promotoras de Salud (EPS) y “no ha sido posible que nos brinden una mano. Necesitamos que una fundación, una empresa privada, etcétera, nos dé un día de carro a la semana, de 8 de la mañana a 12 del mediodía”.

Añade que además de este gasto, la Maternidad asume otros para mantener con vida el Banco de Leche Humana. “Vivimos con la crisis de la clínica. Tratamos de ahorrar todo lo que se pueda, pero hay unos gastos en gorros, mascarillas, guantes, que si tuviéramos una donación para eso sería una maravilla. La leche ni la compramos ni la vendemos. Es un servicio en el que la producción económica no se ve sino en vidas humanas”.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese