Dormir la siesta tiene sus beneficios

02 de noviembre de 2018 12:04 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las siestas en la tarde generalmente no afectan la calidad del sueño en la noche y sí pueden llegar a ser muy reparadoras, explica el doctor Eric Olson, del Centro para Medicina del Sueño de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Sin embargo, hacerlo en el momento incorrecto del día o por más tiempo de lo recomendado puede ser contraproducente para la salud. El experto explica:

Esta actividad no es para todos. A algunas personas simplemente se les complica dormir durante el día o les cuesta trabajo dormir en lugares diferentes a sus propias camas, que es lo que generalmente se requiere para la siesta. Puede también tener los siguientes efectos negativos:

Inercia del sueño: Las personas se pueden sentir mareadas o desorientadas después de despertarse.

Problemas para dormir en la noche: Las siestas cortas generalmente no afectan la calidad del sueño en la noche para la mayoría de las personas.
Sin embargo, si la persona experimenta episodios de insomnio o la calidad del sueño en la noche disminuye, hacer la siesta puede empeorar estos problemas. Siestas largas o frecuentes pueden interferir con el sueño nocturno.

¿Cómo hacer la siesta?

La siesta debe ser corta:
El tiempo ideal es entre 10 y 20 minutos únicamente. Entre más larga sea, mayor es la probabilidad de sentir mareo o desorientación al levantarse.
Tomar la siesta en las tardes:
El mejor momento del día es después del mediodía, alrededor de las 2 o 3 de la tarde. Este es el momento en el que se experimenta la somnolencia después del almuerzo o un estado de alerta menor. Adicionalmente, las siestas que se toman a esta hora interfieren en menor medida con el sueño nocturno. Se debe tener presente que factores individuales – como la necesidad de dormir y el horario que se tiene establecido para esta actividad – pueden también jugar un papel determinante en el momento ideal para una siesta.
Hágalo en un ambiente de descanso:

Haga la siesta en un espacio donde no haya ruido y preferiblemente en un lugar oscuro con una temperatura cómoda y pocas distracciones.

Dormir es una de las actividades más importantes, es allí donde el cuerpo se recarga de energía para iniciar con mejor impulso las actividades del día a día.

Cuando las personas no cuentan con tiempo suficiente para dormir en la noche, una siesta ofrece múltiples beneficios como relajación, fatiga reducida, mayor estado de alerta, mejor estado de ánimo y mejor desempeño, incluyendo capacidad de reacción rápida y mejor memoria.

¿Dormirá?
- Se le puede brindar un tiempo a la siesta si:
- Se siente fatigado, cansado o tiene somnolencia inesperada.
- Va a tener una pérdida de sueño, por ejemplo, si ese día tiene un turno largo de trabajo.
- Quiere introducir las siestas planificadas en su rutina diaria.

Si últimamente está necesitando hacer la siesta y no hay una posible causa que se le pueda otorgar a esa nueva fatiga, se recomienda comentarlo al médico de confianza. Puede estar tomando un medicamento que le produzca somnolencia o cansancio, puede tener un desorden en el sueño o incluso una condición médica que está interrumpiendo el sueño en la noche.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS