En el embarazo, los ojos se pueden afectar

10 de mayo de 2012 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A muchas medidas preventivas deben acudir las mujeres cuando están en embarazo para evitar ponerse en riesgo de enfermedades que las pueden afectar a ellas y a sus bebés.
Cuidar su alimentación para no entrar en sobrepeso y nutrir a sus pequeños desde el vientre, usar cremas y aceites para evitar las estrías y manchas, haciéndole frente a los cambios de la piel, y utilizar zapatos sin tacón para prevenir várices, son algunas de ellas. Pero poco se tienen en cuenta los ojos.
Y es que el embarazo también puede traer cambios oculares, que de no ser tratados de forma adecuada, desencadenan en enfermedades visuales.
Durante el embarazo algunas mujeres pueden presentar alteraciones en su sistema ocular porque hay cambios hormonales, se puede presentar retención de líquidos y a otras situaciones relacionadas con la gestación. Por ello es importante tomar medidas de prevención y llevar un adecuado control, más aún si ya se tienen problemas oculares”, afirma Nubia Bejarano Varela, Optómetra.
Durante el embarazo, algunas mujeres que nunca han tenido miopía pueden llegar a presentarla y aquellas que tengan miopía preexistente pueden experimentar un incremento.
A cualquiera le puede pasar
La importancia de adoptar medidas de prevención y mantener un adecuado control es clave para una buena salud visual.
Bejarano Varela da algunas recomendaciones que usted puede seguir.
“Aquellas mujeres que presentan disminución de su visión lejana deben tener cuidado con actividades como la conducción especialmente en la noche. En algunos casos se debe cambiar la corrección óptica o usarla durante el tiempo que se presente esta condición”.
“Quienes tienen prescripción óptica, deben utilizar lentes de alta calidad, que permitan el paso natural de la luz para que la imagen se forme de manera nítida en la retina, deben estar  libres de ralladuras, opacidades, distorsiones y así mismo deben bloquear al 100% los rayos UV, logrando adaptarse a las intensidades de luz presente en el ambiente”.
Las diabéticas, deben realizarse controles periódicos, pues un 30% de diabéticas previas desarrollan retinopatía durante el embarazo. Por todo esto, es importante que en esta condición estén en permanente contacto con su especialista en salud visual”.
“En el caso de las que tienen miopía alta, están predispuestas a sufrir desprendimiento de retina, en especial en la época periparto y en el parto. Quienes tengan lentes de contacto, deben mantener lubricado su sistema ocular”.
Según la Optómetra, algunos cambios o alteraciones visuales suelen ser transitorias y desaparecen después del embarazo.
Lo importante, es que tome las medidas preventivas y que al tener cualquier manifestación ocular, usted le avise a su ginecólogo y asista a un especialista de ojos.
Ojo a los síntomas
Si durante el embarazo la madre presenta algunos de estos síntomas, es importante que comente con su ginecólogo y consulte con su especialista en la salud visual:
Dolores de cabeza frecuentes.
Disminución de la visión.
Fatiga visual de forma rápida.
Disminución de la secreción lagrimal y sensación de resequedad.
Visión borrosa o doble.
Disminución de la visión lateral.
Ver manchas en el campo visual.
Molestias a la luz.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS