Indicadores económicos
2017-07-26

Dólar (TRM)
$3.016,55
Dólar, Venta
$2.850,00
Dólar, Compra
$2.645,00
Café (Libra)
US$1,55
Euro
$3.539,24
UVR, Ayer
$251,57
UVR, Hoy
$251,58
Petróleo
US$47,89

Estado del tiempo
2017-07-26

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 08:48

Marea max.: 17 cms.

Hora: 01:12

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-07-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2 -
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

¿Eres de los que espera tener sed para hidratarse?

Los seres humanos dependemos del agua para sobrevivir. Sin embargo, pareciera que la hidratación no ocupa un espacio prioritario en nuestro diario vivir.

Según el Estudio de Hábitos de Hidratación, realizado en España, 9 de cada 10 personas promedio, no se hidratan adecuadamente. El cuerpo humano -por naturaleza- es 60% agua y el resto músculos. Lo que muchos ignoran es que con solo bajar un 2% el nivel de agua en el cuerpo, entramos en riesgo de causar un daño al organismo al punto que algunas de sus funciones se vean alteradas o entorpecidas.

¡No espere para hidratarse!

La nutricionista, Mayra García, afirma que “una persona puede sobrevivir tres semanas sin comer, pero solo tres días sin ingerir líquido”.

El Instituto de Medicina de Estados Unidos y Canadá (IOM por sus siglas en inglés), define los requerimientos mínimos de líquido, para un adulto sano, de 3 litros al día para hombres y 2 litros para mujeres. Sin embargo, esto puede variar según el clima, el nivel de actividad física y la altura, entre otros factores. El 80% del consumo se obtiene de cualquier bebida y el 20% restante de alimentos como frutas y vegetales.

La forma de hidratarse correctamente es hacerlo progresivamente a lo largo del día, no es aconsejable hacerlo todo en un solo momento. Cuando se ingiere líquido poco a poco, el organismo lo asimila mejor y lo puede transportar a su ritmo por todo el cuerpo, mientras que si se hace una sola ingesta se satura y debe expulsar mucho del líquido por la orina.

García agrega que son varios los riesgos de descuidar la hidratación, por ejemplo todos los procesos metabólicos del organismo se hacen en presencia de agua, desde los diferentes medios de transporte a nivel fisiológico hasta la intervención en procesos de mantener hidratada cada célula del organismo. También los procesos de depuración a nivel renal e incluso el mantenimiento de la temperatura corporal mediante la sudoración.

La hidratación es tan importante como una buena nutrición. La experta indica que todas las bebidas, no solamente el agua, sirven para hidratar al cuerpo.

Atención a los días calurosos

El cambio climático y el bajo consumo de líquido en nuestro continente también es una constante preocupación. La mayoría de países latinoamericanos están expuestos a climas con más radiación y humedad, lo que provoca mayores posibilidades de que una persona se deshidrate, ya sea mediante el sudor, la orina o cualquier función interna.

“Se tiene el mal hábito de esperar a tener sed para el consumo de líquidos cosa que en la actualidad sabemos es un error, ya que la sed es un indicador tardío de deshidratación. Por ende, no debemos esperar a que la sed  sea el parámetro para la ingesta de líquidos”, asegura García.

La especialista recordó que en bebidas como refrescos, café, té o gaseosas entre el 90% y el 99% de su composición es a base de agua y que por eso ayudan a una persona a alcanzar su objetivo de hidratarse.

Beneficios:

* Todos los órganos de nuestro cuerpo funcionan mejor.

* Se orina con frecuencia, favoreciendo la eliminación de toxinas.

* Al orinar más, también se reducen las posibilidades de sufrir ciertas infecciones.

* La piel mejora su aspecto y lozanía.

* Se favorece la motilidad intestinal, previniendo el estreñimiento.

El beber agua en exceso puede provocar una hiponatremia,  es decir, niveles bajos de sal (sodio) debido a un exceso anormal de retención de agua. El beber poco puede provocar deshidratación, es decir, niveles elevados de sal debido a pérdidas excesivas de líquido y falta de reposición.

Para una buena hidratación:

* Debes beber dos o tres litros de líquido repartidos a lo largo del día.

* Evita salir en horas donde el sol está fuerte.

* Si practicas algún deporte o haces algún esfuerzo físico, aumenta la ingesta de líquidos.

* Puedes combinar tipos de líquido: zumos, batidos, refrescos, entre otros.

* Llevar siempre un termo con agua.

* Limita la ingesta de bebidas con alcohol porque estas tienen un efecto deshidratante.

* Cuando sudas también debes tomar agua.

 

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese