Indicadores económicos
2017-09-24

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-24

marea

Marea min.: 1 cms.

Hora: 07:35

Marea max.: 19 cms.

Hora: 16:17

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.2 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

La depresión afecta al corazón

Cuando se tiene depresión y una enfermedad cardiovascular, es muy posible que a los pacientes les cueste mucho recuperarse e, incluso, que los tratamientos  no surtan efecto. Y es que “cada afección de la mente que es sentida con dolor o placer, esperanza o temor, es causa de una agitación cuya influencia se extiende al corazón”.

El médico internista Jannes Buelvas, especialista en cardiología, lo explica teniendo en cuenta que “cada vez que se tiene un evento que causa cierta impresión, si bien es algo cerebral, lo sentimos hacia el corazón, sea por taquicardia, bradicardia e inclusive con desmayos. Eso quiere decir que existe una muy fuerte relación entre estos dos factores”.

El tema se trató en el noveno taller Pfizer, ‘Una nueva visión para abordar la salud en Colombia’, donde incluso se indicó que ya la depresión entra dentro de los factores de riesgo de una persona con problemas cardivasculares, de la misma forma que la diabetes, la obesidad, el tabaquismo y la edad.

“Mientras más depresivo sea el paciente, peor va a ser su evolución desde el punto de vista cardiovascular. La depresión se relaciona con la duplicación del riesgo de muerte de un paciente que tiene problemas cardíacos”, continúa.

Con esta condición, los pacientes tienen el doble de posibilidad de sufrir un nuevo evento o en el peor de los casos, morir.

Atento a las señales
Según datos descritos por Buelvas, la depresión es tres veces más frecuente para las personas luego de un infarto, en comparación a la población en general.

Entre un 15%y un 20% de estos pacientes cumplen con criterios de depresión mayor, es decir, aquella que puede llevar a la muerte y que está ligada a pensamientos suicidas.

Otro factor que influye es el ser mujer, pues resultan más afectadas, presentando un nivel mayor del trastorno en cuanto al hombre, lo que se acentúa si son más jóvenes.

“Cuando presentan insuficiencia cardíaca a veces uno escucha ‘le dio un infarto y le quedó el corazón grande’. Bueno, esta población que presenta un corazón insuficiente es mucho más propensa a sufrir depresión”, concluye.

El especialista hace un llamado a sus colegas, para que en cuanto vean que un paciente con problemas cardíacos presenta síntomas de depresión, lo transfieran al profesional conveniente, a fin de evaluar su estado y de ser necesario, acompañarlo con el tratamiento correspondiente.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese