Indicadores económicos
2018-09-20

Dólar (TRM)
$3.018,63
Dólar, Venta
$2.794,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,21
Euro
$3.521,83
UVR, Ayer
$259,49
UVR, Hoy
$259,51
Petróleo
US$79,31

Estado del tiempo
2018-09-20

marea

Marea min.: -7 cms.

Hora: 03:20

Marea max.: 22 cms.

Hora: 20:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 0.9 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-09-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La importancia de una lonchera balanceada en el desarrollo escolar de los niños

La niñez es la primera etapa del desarrollo físico, mental y social de una persona. Una buena alimentación juega un papel fundamental y por eso es necesario que los niños adquieran los nutrientes necesarios para poder alcanzar un óptimo desarrollo, especialmente durante la etapa escolar. Cabe decir que las necesidades nutricionales varían según cada niño dependiendo de la madurez y la evolución de su organismo, por lo que es necesaria la supervisión de un profesional.

Un error muy común que cometen los padres es considerar la lonchera como un “pequeño refrigerio”, sin prestar mayor atención a sus valores nutricionales y su impacto en los menores. En muchas ocasiones, la lonchera se basa en dulces, bebidas azucaradas y paquetes de frituras que, aunque son del gusto de los niños, no tienen ningún balance nutricional. Para evitar este tipo de errores, es vital que los mayores entiendan que la lonchera escolar es un complemento de la alimentación diaria de un niño.

Para Lilia Alfonsina Valiente, nutricionista y dietista de la Secretaria de Salud de Bolívar, una lonchera balanceada es aquella en la que se encuentran presentes los tres grupos alimentarios básicos: proteínas, carbohidratos y frutas y verduras.

“Hay padres que desconocen u olvidan lo que es una lonchera saludable y nutritiva. Muchos piensan que la merienda de un niño es un minirefrigerio y en realidad debe verse como un  complemento nutricional. Además, los hábitos alimentarios de una persona en la infancia son decisivos para evitar la malnutrición en la edad adulta”, señala Lilia Valiente.

Según sostiene la nutricionista, en muchos casos los padres prefieren, por comodidad y facilidad, poner en la lonchera de sus hijos productos ultraprocesados como ‘mecatos’, sin ver el daño que estos les causan a los niños. La experta sostiene que los daños se presentan “no solo en la parte física, sino también en la psicológica, por la cantidad de aditivos y colorantes que contienen. Es aquí cuando se presentan algunas afecciones en la salud del pequeño como, por ejemplo, anemia”. 

Cuando se habla del desarrollo mental y académico de un niño, los padres no lo suelen relacionar el factor nutricional que es de gran importancia en estos procesos formativos.

“Si un niño no se alimenta bien, lo que va a pasar es que su cuerpo no obtendrá los nutrientes necesarios para desarrollarse. Aquí su parte física se ve afectada, seguida de su parte mental, ya que el cerebro  necesita nutrientes suficientes para desarrollarse”, agrega Valiente.

Para tener en cuenta

Una lonchera balanceada debe contener los siguientes grupos de alimentos: proteínas, carbohidratos y frutas y verduras. Un ejemplo de lo que se puede catalogar como una lonchera balanceada es:

- Proteína: una porción de queso o jamón bajo en grasa.

- Carbohidrato: una papa grande o dos medianas.

- Frutas: una porción de banano, papaya o patilla picada. “Para las meriendas no sugiero vegetales, estos van mejor a la hora del almuerzo”, señala la nutricionista.

Para beber se recomienda agua o zumo de fruta natural sin ninguna adición de azúcar. Las gaseosas son, claramente, una de las perores decisiones que puede tomar un padre para darle a su hijo.

La recomendación que Valiente le da a los adultos para darle una merienda equilibrada a los niños es, primero que todo, tener en cuenta las normas higiénicas y la fecha de vencimiento de los productos. También se debe tener en cuenta la tabla calórica y el tipo de nutrientes que aporta cada comida. Finalmente, si en la merienda hay frutas, estas deben estar en buen estado y jugosas.

“Si la lonchera es preparada en casa lo mejor es evitar la adición de salsas o azúcares pues no le aportan nada al pequeño, al contrario, pueden tener un efecto negativo”, finalizó la funcionaria de la Gobernación de Bolívar.

La explicación de la profesional deja claro que, en muchas ocasiones, los padres no toman la mejor decisión a la hora de alimentar a sus hijos. Es necesario mejorar la calidad de las loncheras, pues los niños mal alimentados son propensos a tener dificultad de aprendizaje y problemas de actitud, según revela un estudio de la Universidad de Harvard y el Hospital General de Massachusetts, en Estados Unidos.

Problemas en el desarrollo 

La alimentación juega un papel importante en el desarrollo durante todas las etapas de la infancia. El cerebro crece más rápidamente en los primeros años de vida y continúa su desarrollo en la adolescencia. Por este motivo es importante que los niños de todas las edades consuman una dieta rica en nutrientes que garantice su correcto desarrollo.

Otro problema asociado a la malnutrición es la anemia y se produce por la falta de glóbulos rojos en la sangre, que son necesarios para transportar el oxígeno a todos los tejidos del cuerpo. La principal causa de anemia es la falta de hierro.

Pautas a seguir

- Consumir cinco comidas al día.
- Desayunar antes de salir de casa.
- Incluir frutas y verduras en la dieta del niño.
- Incorporar alimentos ricos en fibra como cereales integrales y legumbres.
- Si el niño come en el colegio hay que planificar y completar la cena equilibradamente.

Recomendaciones

- Fomentar el consumo de frutas, verduras y hortalizas.
- Promover el consumo de leche y derivados. Mínimo 500 mililitros al día.
- Aportarle proteínas de origen animal y vegetal.
- Potenciar el consumo de legumbres y de pescado.
- Cuidar que las raciones de carne no sean demasiado grandes.
- Evitar el exceso de sal.
- Limitar el consumo de azúcar; caramelos, golosinas y bebidas azucaradas.
- Agua como bebida principal.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese