Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

A mamá lactante, apoyo constante

-A A +A
 

Gabriela tuvo parto natural y quería que le pusieran a su bebé enseguida en el pecho, pero se lo llevaron para ponerle ropa; ante su insistencia de que se lo trajeran para amamantarlo, las enfermeras le respondieron que éste todavía no estaba apto para mamar; se la llevaron para recuperación y allí estuvo tres horas lejos de su bebé, escuchando que  aun no había habitación para juntarlos. Cuando por fin llegó el momento, por fortuna el recién nacido no estaba dormido y comió mucho en su reencuentro.

En una situación similar, a Lorena, en su segundo parto por cesárea, le  pusieron a su bebita después de nacida en una cuna al lado de su cama, mientras ella temblaba exageradamente por el efecto de un medicamento para pararle una hemorragia que tuvo en ese momento. La bebé no paraba de llorar y la enfermera, sin ayudarles, le decía a Lorena que no podría amamantarla porque le era imposible sostenerla en sus brazos. Ella como pudo, la agarró de la ropa, la levantó y logró pegársela al pecho sola.

Como ellas, son muchas las mamitas que desde el embarazo piensan y toman la decisión de amamantar exclusivamente a sus hijos, pero que de entrada no siempre reciben apoyo ni información del personal de salud, que es con el que tienen contacto al momento del parto y en sus primeros minutos de lactancia.

Infortunadamente y por aquello de la plena confianza en el que sabe, esta ‘bola de nieve’ cargada de desinformación se pasa a todo el entorno de la madre lactante, incluyendo a su familia y amigos, produciendo en ellas una soledad en este momento crucial para sus vidas y las de sus bebés.

Ellas han encontrado gran apoyo en la comunidad Amamantar, donde son escuchadas y orientadas sus dudas sobre este tema.

A ELLAS TRIBU Y COMPAÑÍA

La sensibilidad a la que se ve expuesta la mujer después de un parto, debido no sólo a su recuperación sino también a la explosión de hormonas que hay en su organismo y a los temores de poder cumplir a cabalidad con el importantísimo papel de ser madres, las lleva a sentir muchos temores, entre los que se encuentra el no ser capaces de amamantar a sus bebés.

El entorno tampoco suele ayudarlas mucho. Se pueden encontrar con personal de salud que les arranquen a sus hijos de los brazos para darles leche de fórmula por cualquier motivo; la misma puede aplicar para muchas de sus madres, tías, cuñadas y suegras, que pueden reaccionar presionándolas para que les pongan horarios a las tomas, preguntándoles que hasta cuándo amamantarán, diciéndoles que su leche es aguada, no alimenta ni llena al bebé o no le deja subir suficiente peso.

Ante tantas situaciones juntas unidas a la desinformación, muchas de esas mamitas se sienten más inseguras de su naturaleza, lloran, se entristecen, se deprimen y en ocasiones, optan por empezar a dar leche distinta a sus hijos y en el peor de los casos, proporcionan otros alimentos antes de tiempo.

Lorena Beltrán Villamil, fundadora y moderadora del grupo de apoyo a la lactancia de Cartagena, Amamantar, manifiesta que “hormonalmente, después de un parto, sea natural o por cesárea, el cuerpo mismo reclama ese primer contacto con el bebé”.

“Es difícil evitar encontrarnos con estas personas que nos dicen y nos desaniman a amamantar.

Aunque conozco a muchos profesionales de salud que apoyan la lactancia, la desinformación sobre el tema es general entre ellos y la sociedad en general”, agrega.

Por esta razón, invita a las embarazadas a informarse, leer, consultar y buscar a grupos de apoyo a la lactancia antes de que nazcan sus pequeños.

En la Costa Caribe se pueden encontrar algunos como “en Cartagena tenemos a Amamantar, en Barranquilla está el colectivo MamaQuilla, donde pueden encontrar a más mujeres lactantes, que expresan sus dudas, les son resueltas, se les dan consejos, se recomiendan lecturas, libros y se les hace acompañamiento, se les invita a reclamar el derecho a estar juntos desde la primera hora de nacimiento y a prepararnos desde antes para esto; porque solemos comprar coches, cuna, portabebés y demás, pero no solemos prepararnos para la lactancia”, expresa Lorena Beltrán.

También sugiere a otro grupo de apoyo nacional que es la Liga de Leche, que tiene presencia en muchas ciudades del país. Con todas estas tribus o comunidades se puede tener contacto a través de las redes sociales y de sus páginas electrónicas, además de asistir a sus encuentros para compartir con otras madres lactantes, asesoras de lactancia y profesionales de salud que se han unido a esta causa.

El consejo de muchas mamitas lactantes es dejar el miedo al dolor y simplemente pegar al bebé, seguir su instinto y confiar en la naturaleza de sus cuerpos, diseñados para amamantar.

EL ESPOSO EL PRIMER APOYO
Al lado de la madre que amamantará a su hijo, el primer apoyo es su pareja y la búsqueda de las tribus entre ambos.

Así se evidencia en los testimonios de algunas madres, apoyados por el concepto de Jacqui Escandarini, doula acompañante de mujeres en embarazo.

“En los partos en los que he estado con esposos y sin ellos, me he dado cuenta cuán importante es la figura de la pareja en ese momento; es la manera de decir ‘creo en ti y estoy agradecido por lo que harás’. En la lactancia debe ser igual, el esposo acompaña, agradece, trabaja, le apuesta en la alimentación cien por ciento a la mamá, si ella decide amamantar”, dice. Indica que el compañero es esa especie de escudo que puede proteger a la mujer de todo comentario; para eso es clave que “haya una conexión de diálogo y emocional tan fuerte con la pareja, para que la mujer no se sienta luchando contra la corriente sola”. 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63935 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese