Indicadores económicos
2018-01-22

Dólar (TRM)
$2.854,20
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,40
Euro
$3.493,25
UVR, Ayer
$252,75
UVR, Hoy
$252,84
Petróleo
US$63,62

Estado del tiempo
2018-01-23

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 10:12

Marea max.: -4 cms.

Hora: 10:43

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 8 a 24 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2018-01-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

1 - 2
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Niños, ‘reyes’ de la comida chatarra

Aportar al crecimiento saludable de los niños y niñas, cada día exige a los adultos diferentes retos en cuanto a su alimentación se refiere. Se necesita de comidas variadas y divertidas, pero que aseguren que los niños están recibiendo todos los nutrientes que requieren para crecer sanos y fuertes. Según la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional, los colombianos podrían mejorar su nutrición para llevar una alimentación saludable, incluyendo a los niños.

Pero, ¿qué están consumiendo los niños en el país? Según Johon Garcés, gastropediatra, “hay diferentes tipos de carencias nutricionales en los niños, las cuáles pueden presentarse, entre otros, por dos factores.

El primero, el consumo insuficiente de los nutrientes que necesitan para su crecimiento: hierro, zinc, vitamina D, calorías y macronutrientes como los carbohidratos; y el segundo, por la preferencia de los pequeños por otro tipo de alimentos como golosinas, dulces, alimentos de paquete, gaseosas e incluso comidas rápidas”. En Colombia, los niños y jóvenes son la población que menos come verduras, por lo que en promedio 3 de cada 4 menores de 18 años no las consumen a diario. Así mismo, 1 de cada 3 colombianos entre los 5 y los 64 años no consume frutas diariamente, y 1 de cada siete en el mismo rango de edad, no come carnes o huevos diariamente.

Los alimentos más
comunes en los niños en Colombia:

Entre 6 y 8 meses, alimentos sólidos antes de tiempo: Es común que a su dieta se adicionen alimentos complementarios a la leche materna. En muchos de los casos, esto se realiza de forma precoz, ya sea porque se desconoce cuáles son los alimentos indicados, las cantidades, los horarios adecuados, etc., lo que lleva a que la dieta de algunos de estos pequeños sea especialmente falta de nutrientes.

Entre 10 meses y 3 años, más proteínas y menos frutas: Los alimentos de mayor consumo en la alimentación complementaria de niños menores de 3 años son los cereales, líquidos no lácteos (agua, jugos, agua de panela u otros), y fuentes de proteína como carne, pollo, pescado o huevo. No es común el consumo de frutas y verduras como parte de la dieta complementaria.

Entre 5 y 8 años, exceso de azúcar: Este rango de la población infantil, son quiénes más consumen dulces y golosinas diariamente comparados con la población general. Además, 1 de cada 4 niños entre 5 a 8 años, no consumen productos lácteos diariamente.

Entre 9 y 13 años, los reyes de la comida chatarra: conocidos como los niños en edad escolar, quiénes en su mayoría, viven en áreas urbanas, son quiénes mayor consumo diario de gaseosas y refrescos presentan frente a toda la población colombiana, y en algunos casos, también consumen diaria o semanalmente alimentos de paquetes. Este segmento también presenta un mayor consumo diario o semanal de productos embutidos.

Garcés concluye que “estas prácticas de alimentación, evidencian que el camino por mejorar la nutrición de la población infantil en Colombia debe seguirse reforzando. Esto representa un llamado de atención para los padres y adultos, quiénes con opciones diversas y sencillas, podrían motivar mucho más a los pequeños para que consuman alimentos con mayores nutrientes que beneficien su crecimiento y nutrición integral”.

La ingesta de calorías, carbohidratos, las proteínas y las grasas son indispensables para la población infantil, pero se debe garantizar un balance entre todos ellos y otros nutrientes. Comidas como el pescado, la carne, los granos y las verduras de hojas verdes son fuentes importantes de hierro. La espinaca, los fríjoles y los camarones, por su parte, tienen grandes cantidades de zinc, y la leche y los champiñones pueden aportar vitamina D. De igual manera, incluir suplementos nutricionales con vitaminas y minerales, puede ayudar a atender las necesidades nutricionales de los bebés y niños, convirtiéndose en una opción complementaria para una dieta sana



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese