Indicadores económicos
2018-10-20

Dólar (TRM)
$3.079,88
Dólar, Venta
$2.817,00
Dólar, Compra
$2.710,00
Café (Libra)
US$1,46
Euro
$3.532,62
UVR, Ayer
$259,83
UVR, Hoy
$259,84
Petróleo
US$79,81

Estado del tiempo
2018-10-20

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 02:34

Marea max.: 17 cms.

Hora: 19:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2018-10-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

No aplica

N/A - N/A
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

No permita que lo lleven al límite

“Ya está que se rebosa el vaso. Estoy hasta aquí”. Esta expresión viene acompañada de la mano en su frente. Por supuesto quiere decir “hasta la coronilla”, que es precisamente su límite.

Cada quien conoce cuál es el punto en el que puede rebosarse la copa. Por eso es importante que el control esté en usted para que no pierda la postura.

Quizás algunos digan: “es que la otra persona se lo buscó”, pero seguro, después de que vuelva a la normalidad se sentirá incómodo consigo mismo por haber hablado de más, por haberse dejado llevar por la ira o romper en gritos. Claro, usted no es así y no le parece justo que alguien lo haya llevado a tal actuación vergonzosa. Por eso, más que pedirle a una persona que no lo lleve al límite, usted debe conocerse y retirarse justo a tiempo de la escena que empieza a robarle su paz.

Recuerde que nadie más que usted puede permitir hacerlo salirse de control.

Así que empiece por poner el límite usted con un “para”, “no sigas”, “me retiro”, “es imposible hablar en este momento, lo haremos cuando estemos más calmados”. El resultado será mejor, solo inténtelo.

Cuidado: que todo no lo saque de quicio

Habrá quienes se sientan ofendidos todo el tiempo o que ante el más mínimo detalle se exalten, que cualquier diferencia con alguien los lleve al límite.

En este caso es importante revisar cuál es su grado de tolerancia respecto al otro.

No puede ir justificándose por la vida y diciendo que “todos” a su alrededor lo sacan de casillas.

En este punto, explica la psicóloga Marcela Callejas, es importante trabajar, ya que quien aprende a comprender al otro, a ponerse en sus zapatos, incluso a aplicar la paciencia en su vida, lo llevará a ser más flexible y tolerante, por ende, mejorará su actitud frente a lo que le suceda en su vida cotidiana.

“Cuando no sabemos nuestros límites es muy fácil que reaccionemos de manera inadecuada y agresiva frente a lo que nos pasa a diario e incluso cuando las personas no son las culpables”, enfatizó Callejas.

No puede ser explosivo ante el más mínimo detalle. Así que a trabajar en el respeto por la diferencia.

No pierda los estribos

1. Lo más importante es saber cuáles situaciones nos ponen al límite para evitar llegar a extremos, pero si no nos conocemos a nosotros mismos, prácticamente cualquier persona nos puede poner a prueba.

Marcela Callejas

Psicóloga esp. en organizacional

Si he identificado que una persona me está llevando al límite, debo apartarme de esa situación y tratar de relajarme a solas.

Así se van aprendiendo a controlar los impulsos para próximas ocasiones.

Recordemos que hay personas que en la jerga popular se conocen como tercas o problemáticas, porque no evitan inconvenientes. En esos casos lo mejor es dejarlas hablando solas; recordemos que para pelear o para cualquier discusión se necesitan dos.

Debemos empezar por marcar la diferencia, esto es lo que consideramos ser sabios y dejar a las personas necias discutiendo solas.

Eduardo Navas

Psicólogo social

¿Cómo conocer nuestros límites?

Desde tiempos ancestrales el conocerse a sí mismo es y será el gran reto de todo ser humano. Quien conoce sus fortalezas y debilidades “tiene el mundo a sus pies”. Saber cuáles situaciones nos pueden sacar de nuestro juicio puede ser desconocido por algunos que no han prestado atención a las señales que genera el cuerpo, por ejemplo, cuáles situaciones me hacen sonrojar, cuáles me hacen enojar o cuáles me hacen enfurecer.

Por ello es importante conocer estas señales que nos pueden señalar nuestros límites.

¿Por qué hay personas que quieren llevar a otras hasta sus límites y si les piden que se retiren o no sigan, insisten?

Muchas de ellas por simple ignorancia. Otras, por desconocimiento de las consecuencias intentan llevar a otras al límite, pero ellas siempre saben hasta dónde llegar.

Se alimentan del temor del otro, de las dudas, pero sobre todo de la falta de control. Por ello lo más importante es dedicar un tiempo a la introspección, al conocimiento de nuestro comportamiento, a nuestras actitudes y a saber cómo reaccionar en determinadas circunstancias. 



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese