Indicadores económicos
2018-06-18

Dólar (TRM)
$2.890,06
Dólar, Venta
$2.790,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,36
Euro
$3.351,31
UVR, Ayer
$258,76
UVR, Hoy
$258,78
Petróleo
US$73,36

Estado del tiempo
2018-06-18

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 10:32

Marea max.: 18 cms.

Hora: 03:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-06-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

5 - 6
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Nuevos tratamientos mejorarán la esperanza de vida a pacientes con leucemia

 

El pasado 15 de septiembre se conmemoró el Día Mundial del Linfoma, un tipo de cáncer en las células de la sangre (linfocitos), encargadas de proteger al organismo de diversas infecciones y patologías. Sin embargo, en Colombia el linfoma afecta cada año a 3900 personas, de las cuales 1400 fallecen por cuenta de la enfermedad.

El linfoma se manifiesta, básicamente, con la aparición de masas bajo la piel (ganglios linfáticos inflamados), sudoración nocturna excesiva, fiebre, pérdida inexplicable de peso, dolor torácico y cansancio anormal, que van afectando la calidad de vida del paciente.

Aunque se trata de una patología que afecta principalmente a personas mayores de 65 años, también hay algunos factores de riesgo que aumentan la posibilidad de padecerla, entre ellos deficiencia del sistema inmunológico (pacientes con VIH), antecedentes de trasplante o de enfermedades autoinmunes  como artritis reumatoide o infecciones como el virus de la hepatitis C. También es más común en personas de raza blanca, que trabajen con exposición a químicos, herbicidas o a radiación.

Por ello, durante el II Simposio Nacional de Hematología, que organizó hace pocas semanas en Cartagena el laboratorio Janssen y en el que participaron más de cien expertos de todo el mundo, fueron revelados los principales avances para el tratamiento de algunos tipos de cáncer como la Leucemia Linfocítica Crónica (LLC) y el Linfomas de Células Manto (LCM).

La LLC es un tipo de cáncer en la sangre que se caracteriza por la excesiva producción de glóbulos blancos o linfocitos B, estos son los encargados de proteger al organismo de infecciones a través de la producción de anticuerpos que atacan a los elementos nocivos que buscan afectar principalmente la médula ósea y los órganos del sistema linfático como el bazo y los ganglios.

Por tratarse de una enfermedad ‘silenciosa’, el 80 % de los pacientes que la padecen solo saben de ella cuando acuden a atención médica por una causa diferente a la leucemia.

Los síntomas más frecuentes de la enfermedad son hematomas anormales, inflamación de los ganglios linfáticos, inflamación del hígado (generando molestias estomacales) o el bazo, fatiga, fiebre, infecciones que continúan apareciendo a pesar del tratamiento, pérdida de peso e inapetencia.

Mientras, el Linfoma de Células del Manto es una afectación del sistema linfático que daña órganos como los ganglios, el bazo y la médula ósea. Esta enfermedad se presenta más en hombres que en mujeres, y aunque tampoco presenta mayores síntomas generalmente se manifiesta en inflamación del bazo y el hígado lo que puede causar diarrea, dolor abdominal o nauseas, inflamación de los ganglios, sudoración nocturna, fiebre, pérdida de peso y cansancio.

Estudios demuestran que cerca del 5 % de los linfomas son de este tipo, por lo que se le considera una ‘enfermedad rara’ que la padecen adultos mayores y puede degenerar en otras enfermedades asociadas.

ESPERANZA DE VIDA

En ambos casos, durante el II Simposio Nacional de Hematología de Janssen fueron expuestos los avances de tratamiento, distintos a la quimioterapia aunque complementarios. Se trata de nuevas opciones de administración oral diaria altamente eficaces que se complementan con los tratamientos antiguos, mejorando la calidad de vida de los pacientes.

“Se trata de las terapias dirigidas, que son menos tóxicas para otros órganos y actúan directamente contra las células tumorales. Estos medicamentos frenan el crecimiento y la propagación del cáncer, al interferir en la función de moléculas específicas (blancos moleculares), que participan en el crecimiento, el avance y la diseminación de las células cancerosas. Sin embargo es el especialista quien decide cuándo y cómo deben iniciar el manejo apropiado”, explicó uno de las ponencias.

“Estas terapias no constituyen una cura como tal para estos dos tipos de cáncer, pero sí representa una mejor calidad de vida”, explicó la oncóloga española María José Casterol,

Sin embargo, la experta recordó que el principal compromiso de los pacientes es “seguir al pie de la letra” todas las recomendaciones e indicaciones del médico oncólogo. “En esto, la familia juega un papel decisivo porque tiene que alentar al paciente a no desistir del tratamiento, así comienza a sentir mejoría”.

Por su parte, el oncólogo peruano Julio Chávez, destacó la importancia de que el paciente se informe de su enfermedad para que, con ayuda de su médico y el apoyo de su familia, pueda comprender mejor la situación.

“Cuando se menciona la palabra leucemia, el impacto psicológico es muy grande. Generalmente se asocia la palabra leucemia con cáncer y con muerte, y no siempre es así, no siempre existe esa relación”, señala.

LAS NUEVAS TERAPIAS DIRIGIDAS

Los dos expertos explicaron los alcances de las nuevas terapias dirigidas que atacan a las células malignas, distinto a lo que hacen los tratamientos clásicos que acaban por igual células buenas y células malas.

- Existen nuevas opciones orales de administración diaria, altamente eficaces que complementan las acciones propias de los tratamientos antiguos como la quimioterapia.

- Los avances en el tratamiento contra la LLC y LCM, como las terapias dirigidas, mejoran las posibilidades de los pacientes que las padecen, mejorando su calidad de vida. Las terapias dirigidas son menos tóxicas para otros órganos y actúan directamente contra las células tumorales.

- Estos medicamentos frenan el crecimiento y la propagación del cáncer, al interferir en la función de moléculas específicas (blancos moleculares) que participan en el crecimiento, el avance y la diseminación de las células cancerosas.

- Los nuevos fármacos bloquean una enzima localizada principalmente en los linfocitos B (encargados de proteger al organismo de infecciones a través de la producción de anticuerpos que atacan a los elementos nocivos que ingresan o se producen en nuestro cuerpo) retrasando así la progresión del cáncer.

- También han demostrado ser más eficaces para retrasar la progresión del cáncer, alargando el tiempo de vida de los pacientes y sin  progresión de la enfermedad.
- Estos medicamentos de administración oral diaria pueden beneficiar a pacientes que no han sido tratados anteriormente y que no son aptos para quimioinmunoterapia.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese